Menu


Paz, pan y trabajo, ¡hoy más que nunca!
Una súplica a San Cayetano, patrono del pan y trabajo.


Fuente: Aleteia



En condiciones normales, este 7 de agosto sería una de esas fiestas multitudinarias, cargadas de fe y devoción. El Santuario de San Cayetano ubicado en Liniers, Argentina, se desbordaría de gente. Los peregrinos llegarían con sus súplicas desde diversos rincones del país y la oración al patrono del pan y el trabajo sonaría al unísono.

Sin embargo, 2020, no es un año más, pues la crisis del coronavirus ha llegado para cambiarle la vida a todos, desde muchos puntos de vista. Es ahí donde comienzan a aparecer esos efectos colaterales de la crisis sanitaria, la larga lista de desempleados y desocupados que empieza a dejar y recrudecer la pandemia en una Argentina ya sacudida por décadas complejas con respecto a este tema.

Es en este contexto donde la famosa súplica de que no falte la paz, el pan y el trabajo vuelve a retumbar desde el corazón del Santuario de San Cayetano en Argentina, pero las réplicas se sienten en toda América Latina, pues es un tema extendido que preocupa y que llena de angustia.

Así se celebró San Cayetano en plena pandemia (imágenes, hacer click aquí, de la mano de Marko Vombergar para Aleteia) con un santuario cerrado y fieles que se aproximaron al lugar para rezar desde fuera.

Por todo esto, hoy más que nunca, pongamos la mirada en San Cayetano y pidamos por todos quienes están padeciendo hambre y falta de trabajo.









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |