Menu


La biografía de Benedicto XVI
Entrevista a D. Pablo Blanco Sarto


Por: Luis Javier Moxó Soto | Fuente: Catholic.net



Pablo Blanco Sarto es profesor de teología en la Universidad de Navarra. Filólogo, filósofo y teólogo, es doctor en estas dos últimas disciplinas. Ha estudiado -entre otros temas- la vida y el pensamiento de Joseph Ratzinger/ Benedicto XVI.

Recientemente ha escrito, con la Editorial San Pablo el voluminoso libro “Benedicto XVI. La Biografía” de 984 páginas, que cubre el período desde su nacimiento el 16 de abril de 1927 en Marktl am Inn (Baviera), su elección como Papa el 16 de abril de 2005, hasta su renuncia el 28 de febrero de 2013 a las 20 horas.

Pablo Blanco es hasta la fecha la persona que ha profundizado con más rigor y profundidad la vida, pensamiento en general y teología en particular, del Papa emérito.

El 265º papa de la Iglesia Católica ha escrito tres encíclicas (Deus caritas est, Spe Salvi y Caritas in veritate), cuatro exhortaciones apostólicas e innumerables títulos. Una fundación vaticana lleva su nombre: Fundación Ratzinger. Y otra en México: Fundación Benedicto XVI Ser y Familia.

Por la talla académica del entrevistado, su gran conocimiento del biografiado, y el esfuerzo divulgativo que ha realizado como una “biografía de las ideas” de Joseph Ratzinger, y del contexto geográfico y cultural en que surgieron, me dispongo a realizarle una entrevista para nuestros lectores de la edición hispana de catholic.net.

D. Pablo, antes que nada, ¿cómo conoció usted personalmente a Benedicto XVI? ¿qué impresiones le produjo? ¿qué fue lo que se le quedó más grabado? ¿tiene pensado hacerle llegar un ejemplar de su nuevo título? O bien, ¿qué gestos suyos le han cautivado o impresionado más a lo largo de su historia pasada, especialmente como Papa?

Sí, tuve la oportunidad de conocerle antes de ser papa. Yo organizaba un evento, una celebración litúrgica en Roma, a la que él llegó, y me llamó poderosamente la atención su disponibilidad. Yo no era nadie allí, pero él se atuvo a mis indicaciones. Su sencillez me desarmó. Todavía no había leído casi nada de él, pero encontré en sus textos aquel hombre sabio y sencillo. En su pontificado ha mantenido esta actitud, prestando un humilde servicio a la verdad y recordándonos que "Dios es amor". Otras muchas personas que han podido tratarle de cerca constatan esta impresión.

¿Qué aporta su libro de nuevo respecto de sus títulos anteriores: “Joseph Ratzinger: una biografía” (EUNSA, 2004), “Joseph Ratzinger: razón y cristianismo” (Rialp, 2005), “Joseph Ratzinger: Vida y Teología” (Ed. Rialp, 2006), “Benedicto XVI: El Papa alemán” (Planeta, 2010), “Joseph Ratzinger - Benedicto XVI: un mapa de sus ideas” (Ed. BAC, 2012) y "La teología de Joseph Ratzinger. Una introducción" (Palabra, 2011, 2012)? ¿Es complementario su libro actual o profundiza a alguno de dichos títulos, además de la propia autobiografía del Papa emérito “Mi vida. Recuerdos (1927-1977)” (Ed. Encuentro, 1997)?

La biografía de 2004 era un pequeño germen de la que ha salido 15 años después; ha sido mucho tiempo de trabajo. En otros estudios como los que menciona me he ocupado de su pensamiento, de sus ideas, hasta lograr trazar un mapa, que por lo menos a mí me ha servido para orientarme.

Es cierto que su autobiografía es esencial (en todos los sentidos), pues existen otras fuentes autobiográficas. Además, falta mucho contexto y existen otros muchos testimonios cercanos que nos ayudan a conocer mejor al actual papa emérito. Todo esto lo he recogido en mi última biografía.



En su tesis doctoral “Fe y razón en el pensamiento de Joseph Ratzinger”, de 2005, ¿cuáles fueron las conclusiones más principales a las que llegó acerca de las ideas y conceptos fundamentales de Benedicto XVI?

Efectivamente es una noción central en el pensamiento ratzingeriano, que después se confirmó durante su pontificado al ser llamado el "papa de la razón". Me dio alegría ver que lo que había estudiado en la tesis lo desarrolló después en discursos tan importantes como el de Ratisbona, el colegio de los Bernardinos y el Bundestag. Allí reclamó una razón abierta, que pudiera sacar a la inteligencia del callejón sin salida en el que la había encerrado la modernidad.

Era una propuesta revolucionaria, que no sé si todo el mundo la entendió. Por eso suelo decir que Benedicto XVI no solo es el último ilustrado por la defensa que hace de la razón, sino también el primer papa para la posmodernidad, al proponer un modelo nuevo de razón que puede crear una nueva cultura. Esta sería una labor todavía pendiente.

De todos los títulos que se han escrito sobre Benedicto XVI, aparte de los suyos, ¿cuál cree que refleja mejor la vida y el pensamiento del Papa emérito? Y concretamente, ¿qué opina de “La fe de Ratzinger. La teología del Papa Benedicto XVI” (Nuevo Inicio, 2009), de Tracey Rowland?

Sí, es un libro excelente, que sirve como introducción a algunos de los temas del pensamiento de Ratzinger. Otros complementarios, de un modo más desarrollado, aparecen en "La teología de Joseph Ratzinger. Una introducción" (Palabra, 2011, 2012), donde pretendo ofrecer una primera lectura de los principales temas del pensamiento teológico del papa alemán.

D. Pablo, ¿usted cree que llegará un día en que a Benedicto XVI se le proclame doctor de la Iglesia, con los requisitos que la misma pide: santidad declarada, ortodoxia en la fe, eminencia en la doctrina e influjo benéfico en las almas? ¿puede ponernos un ejemplo o testimonio de alguna de estas cualidades en el Papa emérito?

¡Así lo pedía el principal responsable de Integrierte Gemeinde en un congreso!

Pienso que el actual papa emérito recoge lo más importante de la teología en lengua alemana y lo reconduce dentro de la comunión de la Iglesia. Propone un diálogo crítico en algunos temas, pero tiene esa capacidad de integrarlo dentro de la gran corriente de la tradición. Tradición y modernidad -aunque suene a tópico- están realmente presentes en su pensamiento. En definitiva, es un buen exponente de la gran teología que nos legó el concilio Vaticano II.

¿Cuáles cree que han sido las aportaciones o contribuciones de Benedicto XVI más evidentes y, por otro lado, las menos entendidas por fieles y público en general? ¿qué debiéramos de profundizar o valorar más en su vida y pensamiento? ¿qué prejuicios o ideas equivocadas sobre Benedicto XVI debiéramos evitar o ignorar?

Pienso que el mencionado discurso sobre la razón fue bien acogido, pero no tanto la afirmación de la verdad sobre el amor. Cuando escribió en su encíclica "Dios es amor" que el eros humano debe ser purificado para convertirse en verdadero ágape cristiano, se pensó que era una afirmación teórica sin mucho alcance.

Sin embargo, cuando empezó la Operación Limpieza en la Iglesia en cuestión de los abusos sexuales a menores o en los temas de las finanzas vaticanas, aquí se encontró con fuertes resistencias. Pero pienso que, entre la gente sencilla, esto le dio especial credibilidad. Si a esto se une el gesto de su renuncia "por el bien de la Iglesia", pienso que nos ofrece un fiel retrato de la personalidad de Benedicto XVI.

Muchas gracias, D. Pablo, por sus respuestas tan clarificadoras. Por último, nos gustaría saber su opinión, de forma breve, sobre la controversia del libro del cardenal Sarah y también, acerca de la película "Los dos Papas", del director Fernando Mireilles, que ha desatado también mucha polémica.

Sobre lo primero, a mí me parece que hay un poco de exageración sobre un affaire editorial, que ocurre con cierta frecuencia en ámbito académico. Pienso que las cosas han sido bien resueltas por todas las partes implicadas. El resultado final me parece que ha sido positivo. No puedo decir mucho más.

Y respecto de su segunda cuestión, el mismo director de la película ha dicho que, si hubiera conocido mejor a Benedicto XVI, la habría rodado de otra manera... Le regalaría con gusto un ejemplar de mi biografía, así como a Anthony Hopkins, al que considero un gran actor por otras películas que ha hecho.









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!