Menu


Esta es la imagen más antigua de la Virgen de Guadalupe en Roma
Se encuentra en el Monasterio de la visitación.


Por: Mercedes de la Torre | Fuente: Aci Prensa



La imagen más antigua de la Virgen de Guadalupe en Roma se encuentra en el Monasterio de la visitación.

Se trata de un cuadro pintado por el pintor mexicano Miguel Cabrera en 1752 y regalado al Papa Benedicto XIV en 1754.

El sacerdote jesuita Francisco López llevó a Roma al Pontífice esta copia de la imagen original de la Virgen de Guadalupe que apareció a San Juan Diego el 12 de diciembre de 1531.

Según indica la tradición, en el momento en que el Papa Benedicto XIV vio este cuadro de la Virgen de Guadalupe pronunció un fragmento del Salmo 147 en latín: “Non felicit taliter omni nationi” que en español significa “no ha hecho nada semejante con ninguna otra nación”.

Tres años más tarde, en 1757, el Papa Benedicto XIV regaló este cuadro de la Virgen de Guadalupe a la Orden de la Visitación de María.



En aquel entonces, el Pontífice vivía en el Palacio del Quirinal y el Monasterio se localizaba en la cercana colina del Palatino.

La Orden de la Visitación de María fue fundada por San Francisco de Sales y Santa Juana Francisca Frémyot de Chantal.

Actualmente, el Monasterio de la visitación de Roma que custodia la imagen más antigua de la Virgen de Guadalupe se localiza en Via Galla Placidia 63. En el Monasterio viven 14 religiosas de clausura, y cuatro de ellas son mexicanas.

Según indicó a ACI Prensa sor María Inés, religiosa de la Orden de la Visitación, “siempre ha habido mucha devoción también de parte de los fieles”. De hecho, cada 12 del mes, celebran la Misa votiva de la Virgen de Guadalupe.

Los Papas y la Virgen Guadalupe



El 25 de mayo de 1754 el Papa Benedicto XIV promulgó la bula Non est equidem con la cual declaró que la Virgen de Guadalupe era la patrona de la Nueva España y definió que el día de su festividad sería el 12 de diciembre.

Pío X la proclamó como "Patrona de toda la América Latina", Pio XI de todas las "Américas", Pío XII la llamó "Emperatriz de las Américas", Juan XXIII "La Misionera Celeste del Nuevo Mundo" y "la Madre de las Américas" y Juan Pablo II “Emperatriz del Continente americano”.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!