Menu



Un recorrido por la vida de Luis Amigó y Ferrer
Fundador de las Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia y de los Terciarios Capuchinos de Ntra. Sra. de los Dolores


Por: n/a | Fuente: www.terciariascapuchinas.org



Fray Luis de Massamagrell es el nombre de religión del capuchino José María Amigó y Ferrer, fundador de las Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia y de los Hermanos Terciarios Capuchinos de Nuestra Madre de los Dolores, que nació en Massamagrell – Valencia (España) el 17 de octubre de 1854.


Infancia y juventud

Su infancia y juventud pasan en Valencia donde empieza sus estudios hacia el sacerdocio en el Seminario Conciliar de la ciudad. Era miembro de distintas asociaciones católicas que promovían un servicio de voluntariado hacia los más marginados.

En 1874, sintiendo la llamada del Señor a la vida consagrada en la familia religiosa de los Capuchinos y como en España habían sido expulsadas todas las ordenes religiosas, José Maria se marchó hacia el convento capuchino de Bayona, (Francia) y aquí vistió el habito franciscano el día 12 de abril del mismo año.


Capuchino y sacerdote

Tres años más tarde Fray Luis de Massamagrell (èste el nombre con que se le conocía en la Orden), pudo regresar a España.

El día 29 de marzo de 1879 recibió la ordenación sacerdotal y empezó a prestar su ministerio sobre todo en la cárcel de Dueso; aquí quedó muy impactado por el gran número de jóvenes encerrados en una cárcel tan mal atendida.

Quizá fue esta impresión, la que orientó parte de su apostolado llevándole a ser, con el tiempo y también por el trabajo de las dos congregaciones que fundó, un verdadero apóstol de la juventud en situación de riesgo y extraviada.

En la Orden capuchina, Padre Luis fue llamado a prestar servicios de grande responsabilidad como el de Guardián y Ministro Provincial.


Fundador

Fray Luis dio un gran empuje a la Tercera Orden Franciscana (hoy se le llama Orden Franciscana Seglar) y dentro de ella, del contacto con los jóvenes, nació en él la inspiración de la fundación de las Hermanas Terciarias Capuchinas de la Sagrada Familia que realizó en 1885.

En 1889, llevó a cabo también la fundación de un instituto masculino, los Hermanos Terciarios Capuchinos de Nuestra Señora de los Dolores, cuyo fin apostólico era educar cristianamente a los jóvenes extraviados del camino recto.


Obispo

En 1907 Fray Luis fue llamado a la guía pastoral de la diócesis de Solsona (Cataluña) y unos años más tarde, 1913, a la de Segorbe (Valencia).

El aceptó prestar este servicio que le pedía la Iglesia, permaneciendo fiel a su espíritu humilde y obediente y al lema episcopal que escogió: “Doy mi vida por mis ovejas” y lo hizo con amor y siguiendo el ejemplo del Buen Pastor que había siempre animado todo su apostolado.


Espiritualidad

Durante su servicio pastoral, bien sea como capuchino o como obispo, se distinguió por su profundo amor a Dios y por su confianza en la Divina Providencia: esto lo llevó a poner en sus manos todo proyecto, en la certeza que, si la obra respondía a la voluntad de Dios, llegaría a realizarse. Y de esto tuvo muchas pruebas sobre todo en el ámbito de sus dos congregaciones que, a pesar de tantas dificultades que tuvieron que enfrentar, lograron crecer y afirmarse.

Otra característica de la vida del Padre Luis que merece ser destacada es su amor para los pobres, la defensa de su dignidad humana como hijos de Dios y su preocupación en darles a conocer a Dios y su amor para con ellos.


Muerte y proceso de beatificación

El Padre Luis murió el día 1 de octubre de 1934 en Godella, (Valencia), en la casa madre de los Hermanos Terciarios Capuchinos: Lo rodeaban muchos de sus hijos e hijas y fue enterrado en Massamagrell, en la capilla de la casa madre de las Hermanas Terciarias Capuchinas. Su tumba es lugar de peregrinación y veneración por parte de muchos feligreses.

El día 13 de junio de 1992 marcó una etapa importante en el proceso canónico de beatificación: el santo Padre Juan Pablo II lo declaró Venerable y la Iglesia se pronunció sobre él definiéndole como “Gigante de la santidad, modelo y prototipo de religioso, sacerdote, fundador y obispo". En este momento está al estudio uno de los milagros atribuido a su intercesión.



 


 

Reportar anuncio inapropiado |



Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
P. Antonio
Asesor de personas que quieren salir de su homosexualidad
Luis Fernando Pacheco
Especialista en Desarrollo Personal y Familiar. / Asesor Familiar.
Adriana Servín Figueroa
Orientación psicológica a jóvenes, adultos y adultos mayores en problemas afectivos, familiares e interpersonales
D. Joaquín Caldevilla Bujalance
Asesoría para la educación del Joven Adolescente.
P. Mario Sabino González
Acompañamiento en el discernimiento vocacional
Guillermo Dellamary
Psicología y alma humana. Relaciones familiares disfuncionales.
Adriana Avendaño Muñoz
Ayuda en embarazos no deseados y post-aborto
Courage Latino
Atención a jóvenes con tendencias homosexuales
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |