Menu


Radio María España cumple 20 años
Entrevista al P. Luis Fernando de Prada


Por: Luis Javier Moxó Soto | Fuente: Catholic.net



P. Luis Fernando, ¿cómo surgió Radio María y quién fue su fundador?

Radio María (RM) nació en Italia. Sus antecedentes se remontan a una radio parroquial surgida en 1983 en Arcellasco d'Erba (diócesis de Milán). En 1987 RM se independiza de la parroquia y se forma la "Asociación Radio María", compuesta por seglares y sacerdotes, con el fin de desarrollar una obra de evangelización a mayor escala. Un laico, Emanuele Ferrario, impulsó decididamente esta iniciativa, y es realmente su fundador. La intuición fundamental fue una emisora que anunciase el Evangelio y llamase a la conversión a través de una programación explícitamente religiosa, gestionada por voluntarios y sin publicidad. RM no es patrimonio de ninguna congregación o movimiento particular, sino una iniciativa de católicos, potencialmente abierta a toda realidad eclesial en comunión con su Jerarquía.

El Presidente de la Familia Mundial de RM ha sido su fundador, Emanuele Ferrario, hasta octubre de 2015, en que fue elegido para sucederle Vittorio Viccardi; y el Director Adviser, que orienta a todos los directores del mundo, es el P. Livio Fanzaga, director de RM Italia. La Familia Mundial mantiene relaciones informativas regulares con el Pontificio Consejo de las Comunicaciones Sociales de la Santa Sede, así como con numerosos obispos de los países en que está presente.

 

Y aquí en España, ¿cómo fueron los inicios? ¿dónde y cómo comenzó todo?

El 24 de enero de 1999, en el sótano de la parroquia castrense de Santa María de la Dehesa, en el madrileño barrio de Cuatro Vientos, se enciende una luz roja. En lo que hasta ahora entonces era el estudio de una radio parroquial, comienza la primera emisión de Radio María España.

El primer director fue el párroco, el P. Ángel Cordero; le sucedió el P. José Antonio Fuentesaúco; el tercero, nombrado por el cardenal Rouco en 2001, fue el sacerdote claretiano P. Julio Sainz Torres, que la dirigió hasta 2005, en que le sucedió el P. Esteban Munilla.


¿Con cuántos voluntarios y qué medios había por entonces?

No sabría decir exactamente. Más bien pocos, pero muy entregados; y con pocos medios materiales. La radio empezó pobrecita, como es natural.


¿Con cuántos voluntarios y cobertura cuenta ahora en España después de 20 años?

Los voluntarios son ahora unos 1.200. La cobertura es muy grande, y sigue creciendo en un porcentaje alto.


P. Luis Fernando, ¿cuándo y en qué circunstancias comenzó su conocimiento y vinculación con Radio María?

Cuando yo era viceconsiliario nacional de la Asociación Católica de Propagandistas y capellán de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicación de la Universidad San Pablo CEU me fui metiendo en el mundo de los Medios. Cuando llegó el P. Esteban Munilla como director, estuve presente en algunas reuniones entre él y profesores de radio del CEU (Chema Legorburu, Mario Alcudia…) que sugirieron algunas orientaciones para la programación. Posteriormente, el paso decisivo para mí fue comenzar a hacer programas para RM con profesores y alumnos del CEU, que les servían de prácticas a estos últimos.  Me hago, por tanto, voluntario, y luego socio. Llega el momento en que dejo el CEU y justo coincide con que Mons. José Ignacio Munilla le está pidiendo a su hermano que se vuelva a su diócesis de San Sebastián. Se dieron así una serie de circunstancias que llevaron al cardenal Rouco a nombrarme director de RM en sustitución de Esteban Munilla.


En estos seis años y medio que lleva como Director Editorial, ¿cuáles han sido, a su juicio, los hitos más importantes de la emisora de la Virgen?

No sabría decir con certeza, han sido bastantes avances sobre lo mucho bueno recibido, siempre dentro de la continuidad esencial del proyecto. Podríamos recordar la reforma de la sede que, después de los pequeñísimos locales parroquiales del principio, pasó a otros locales alquilados al lado de la parroquia, en un centro comercial. Hace algo más de tres años, el entonces gerente Alex Navajas (ahora responsable de la hospedería externa del Valle de los Caídos), con una muy buena visión de aprovechamiento del espacio, dirigió una reforma que mejoró notablemente la calidad e imagen de las instalaciones.

También se reformaron los sistemas técnicos: cambiamos el software de la parrilla de programación, pasamos de las mesas analógicas de mezclas a las digitales, adquirimos la licencia para emitir en el sistema DAB plus, etc., todo lo cual ha elevado mucho la calidad del sonido. Además, se han desarrollado las app para los móviles, se está potenciando el vídeo como apoyo a las emisiones, el uso de las redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram -esta última presencia lleva sólo unos meses-)… Por otra parte, gracias a la paciente labor de un voluntario informático, pasamos de una web muy básica a otra mucho más moderna y completa (radiomaria.es), así como hemos cambiado también el programa que gestiona la base de datos de nuestros suscriptores. Igualmente, se ha modernizado mucho todo el material de promoción, boletines, cartelería, folletos...

En cuanto a la programación, se ha seguido ampliando la red de voluntarios, con los cuales hemos potenciado los cursillos de formación radiofónica. Como eventos más importantes que hemos retransmitido durante estos años recuerdo obviamente la renuncia del papa Benedicto XVI y la elección del papa Francisco, todas las JMJ y Encuentros Mundiales de las Familias, las canonizaciones de Papas y otros santos, los viajes pontificios…

Respecto a la estructura interna de RM es de señalar que en 2012 se produjo el relevo en la presidencia de RM, al suceder José Manuel Díez Quintanilla a Alfredo Dagnino. Según nuestros principios carismáticos, RM se organiza en torno a dos ejes: el director, siempre sacerdote, que anima la vida espiritual de los colaboradores y voluntarios y dirige todo el campo editorial; y el presidente de la asociación, laico, responsable de los diversos ámbitos de gestión de la radio (administración, área técnica, jurídica, etc.).

Han sido hitos importantes también las reuniones mundiales de los representantes de las diversas RM, de las cuales destacaría la que tuvimos en 2015, durante la cual disfrutamos de una audiencia privada con el Papa Francisco, que nos dirigió un precioso discurso sobre el carisma y misión evangelizadora de Radio María en el mundo.

 

De todas las experiencias y testimonios que ha podido encontrar hasta la fecha en Radio María, sobre todo las que habéis recogido a través del correo testimonios@radiomaria.es ¿cuáles han sido los más impactantes e importantes? ¿Podría destacarnos alguno?

Recibimos testimonios provenientes de todo tipo de posicionamientos respecto de la fe: desde personas totalmente alejadas de la Iglesia, en cuya conversión y acercamiento a la Iglesia ha intervenido decisivamente RM, hasta religiosos que dicen que RM les ayuda mucho espiritualmente, así como de sacerdotes y hasta obispos, incluidos sus momentos finales, como nos comentó el cardenal Blázquez que ocurrió con el obispo emérito de Valladolid, Mons. Delicado Baeza, que falleció en la cama escuchando Radio María.

De entre tantos testimonios, podría destacar el de una persona que iba a cometer un suicidio en el coche, en cuya radio entró RM, se dio media vuelta y luego nos lo contó. Sabemos también de alguna mujer que tenía hora para que le realizaran un aborto y, tras oír un programa sobre el tema, empezó a pensárselo y anuló la cita. Son muchas también las personas que dicen sufrir depresión y otros trastornos y reconocen que Radio María les ha ayudado más que la medicina, por la esperanza y alegría que les ha transmitido.

Un caso que me impresionó especialmente fue a raíz de una entrevista que hice en 2017 a un franciscano italiano con motivo del centenario de la fundación de la Milicia de la Inmaculada por el padre Kolbe. Vino también un franciscano español que es el consiliario de la Milicia en España. Ese programa se grabó, y cuando se emitió, estaba la comunidad franciscana cenando y oyéndola. Al rato les llaman al teléfono y era un chico que había conseguido localizarles para hablar con el franciscano español y decirle que él había salido de su trabajo, que se había metido en el coche, que llevaba muchos años fuera de la Iglesia, y que al escuchar esa emisión por causalidad al encender la radio, empezó a sentir mucha paz, paró el coche, se echó a llorar, y que se quería confesar y consagrarse a la Virgen. Lo último que le dijo era precioso: “Yo he cometido muchos errores porque no conocía el verdadero amor y ahora me he dado cuenta de que el Amor es el amor de Dios y de la Inmaculada”.

Muy recientemente, una mujer nos ha escrito que, aunque de pequeña había tenido formación cristiana, luego se había alejado de la Iglesia, pero llegó el momento típico en que, ya casada, con hijos y trabajo, se preguntaba por el sentido de la vida y la muerte. Una vez, en el dial del coche le entró Radio María y comenzó a escucharla. Y otro día oyó que Cristo ha muerto por la salvación de todos. En ese momento sintió en su corazón algo muy grande, un dolor fuerte de sus pecados, hizo una confesión general y se incorporó a la vida de la Iglesia. Dice que su marido no entiende nada (lo típico, que uno se convierte y sus relaciones no), pero ella está mucho más feliz… Hoy la he llamado invitándola a  acercarse un día por la emisora.




¿Cómo se plasma la acción social de Radio María, es decir, cuáles son sus principales o preferentes destinatarios?

Hay muchos programas en Radio María con especial dimensión social, realizados por Cáritas, Manos Unidas, Ayuda a la Iglesia Necesitada, OMP, Hermandades del Trabajo, Pastoral Penitenciaria (un programa -“Libertad a los cautivos”- que lleva el P. Carod, mercedario y que oyen muchos presos y sus familias); por supuesto, la Pastoral de enfermos, discapacitados (dirigido por una periodista invidente), ancianos, marinos (Stella Maris), gitanos (Majarí Calí – “Virgen gitana”, dirigido por una gitana consagrada de los Identes), emigrantes (dirigido por Angel Misut con la fiel colaboración de Mons. Juan A. Menéndez); programas de Medicina (“Para que tengan vida”) y Psicología, Ecología (“Custodios de la creación”)… En fin, una serie de programas de implicación social y promoción humana y cultural (música, arte, literatura, etc.) que incluso a los no creyentes les gustan, y que hacen mucho bien a las personas más heridas, solas, deprimidas, “en las periferias”, que diría el Papa.

Nos dirigimos a todo el mundo, y por supuesto, a los alejados de la fe. Radio María nació con un carisma de llamada a la conversión. San Francisco de Sales es patrono de los periodistas, porque escribía unas hojitas sencillas, pensando que podrían leerlas muchos que no iban a la iglesia, pues él las dejaba por ahí y las leían incluso los calvinistas; algo así nos está pasando con el coche, que es un aliado increíble: mucha gente ha sintonizado Radio María cuando no se lo esperaba, porque le ha salido así en el coche…

Me estoy acordando de otro testimonio relacionado con el coche. La típica mujer secularizada de nuestra época, profesora universitaria, divorciada, contraria a la doctrina de la Iglesia; en un momento de crisis vital empieza a meterse en temas de Nueva Era, ángeles y cosas así. Un día va en el coche por una carretera y oye una charla sobre los ángeles, le llama la atención; es gracioso, porque pierde la cobertura, para el coche, se vuelve para atrás para seguir escuchando la charla. Era del P. José María Iraburu (que de Nueva Era no tiene nada). El caso es que acabó yéndose al Centro de Espiritualidad de Valladolid a hacer Ejercicios Espirituales, se hizo voluntaria de Radio María, y hoy en día está en un grupo de mujeres católicas separadas. ¡El viaje de su coche la llevó bastante lejos!

Ayer me contaba uno de nuestro personal que él trabajaba antes en una empresa en la que tenía un jefe super ateo. Y resulta que le ha llamado hace un rato, me dice, y le comenta que le había oído hablar en la radio… Y es que mucha gente que  en principio no nos imaginaríamos, oye Radio María.

 

Acerca de alguna de las campañas actuales, ¿de qué se trata la de "Vuelve a casa", con sus tres ejes o fases: vuelve, pide y celebra?

La campaña “Vuelve” fue una llamada especial a los alejados: por un lado, insistiendo en programas de tipo testimonial, como la impresionante historia de una prostituta italiana que hace ya bastantes años se convirtió oyendo Radio María Italia; una mujer abusada que murió con el consuelo del amor misericordioso de Dios. Por otra parte, los voluntarios, que siempre hacen una labor de difusión para dar a conocer Radio María, generalmente en las parroquias, ese año hicieron difusiones en lugares públicos como playas, plazas, la feria de san Isidro en Madrid, abordando en la calle (al estilo de diversos movimientos laicales),para  evangelizar a propósito de hablar de Radio María.

La campaña “Pide” ha querido insistir en la importancia de la oración, que también tiene una dimensión para alejados, porque tú bien sabes que el menos creyente, cuando le pasa algo grave, al final reza, o por lo menos te dice que reces tú. Hemos estado insistiendo en la oración de petición, potenciando los programas de oración y recogiendo miles de intenciones de oración a través de internet y de unos buzones que se han ido poniendo en diversos lugares.

Y la fase final, para este año 2019, “Celebra”, tiene el sentido de que el que ha vuelto a casa, la Iglesia, después de la oración de petición, ahora da gracias a Dios y celebra la fe. Eso, unido con el aniversario de Radio María, “celebra” que llevamos 20 años en que la Virgen nos está trayendo a casa. Se potencia así la dimensión de acción de gracias de la oración.

 

¿Cómo ha ido evolucionando la presencia en los Medios de Radio María España?

Se comenzó por algunas frecuencias de FM, bien por concesiones de las Comunidades Autónomas en los concursos (por desgracia, en pocas ocasiones), bien por compra de las mismas, labor en la que seguimos avanzando. Después se dio el paso para que RM se pudiera escuchar en la TDT, así como por internet, también a través de la aplicación en el móvil; después, por DAB (se nos puede escuchar de momento en Madrid y Barcelona), aunque lamentablemente este sistema, que en otras naciones europeas está plenamente desarrollado, en España va muy lento, según parece porque las grandes cadenas no quieren perder su posición de privilegio en FM.

Por otro lado, aunque Radio María es eso, una radio, es indudable que las nuevas generaciones van a la imagen. Por eso, estamos potenciando también la presencia en internet y el uso de los vídeos. Precisamente, en estos días del “cumpleaños” de RM, acabamos de subir a la web un vídeo conmemorativo.

 

Radio María es una cadena mundial. ¿Cómo se vive esa dimensión?

La dimensión mundial y misionera de RM, de la que nosotros mismos no somos muy conscientes, es de lo más hermoso de este proyecto. Dejando aparte Radio Vaticano, RM es la cadena radiofónica católica más extendida en el mundo: está ya en más de 70 naciones de los 5 continentes, y cada vez es más solicitada en países de misión. Así, los obispos de muchos países africanos y asiáticos la están pidiendo con inmenso interés, pues ayuda mucho a la evangelización que la falta de clero dificulta. Además, no les cuesta nada: las emisoras pertenecientes a conferencias episcopales las han de pagar los obispos, mientras que aquí la parte económica la ponen los laicos, que ofrecen los micros a los obispos y a sacerdotes: ¿qué más queremos?

Y nos ayudamos entre todos. Porque otro rasgo característico de su carisma es que no tiene publicidad ni patrocinadores, por lo que depende única y exclusivamente de los donativos de sus oyentes, los cuales, viendo el bien que hace, se sienten impulsados a colaborar con ella. Ahora bien, cuando RM comienza en una nación, como entonces todavía no es conocida, necesita la ayuda económica y técnica de la Familia Mundial. Así, RM comenzó en España gracias a los donantes italianos. Pero después, cuando una radio ya se autofinancia (generalmente, a los dos o tres años de sus inicios), ayuda a otras. Y así, RM España ha ayudado al nacimiento de RM en R.D. del Congo, Camerún, Irak, Nazaret (a punto de arrancar), Bielorrusia, etc. Concretamente, el pasado mes de mayo pedimos todo lo necesario para que RM comenzara en Angola; parecía imposible, pero en 4 días se consiguieron los 600.000 euros que necesitaban, y de hecho, han comenzado sus emisiones hace unas semanas. Y es que el católico español siempre ha respondido muy bien a las llamadas misioneras, como vemos con el Domund. En esos días misioneros en RM, que llamamos la Mariathon, nos hemos emocionado viendo esfuerzos heroicos de donantes en situaciones económicas muy ajustadas, que, como la viuda del Evangelio, han querido aportar su granito de arena a los hermanos de países más necesitados.

También hemos ayudado a Guinea Ecuatorial, donde están entrando mucho las sectas, y en el poco tiempo que lleva funcionando allí RM, nos dicen que la escucha todo el pueblo.

Nos ayudamos también con la programación. Cuando comenzó Radio María en España, no tenía la capacidad de una emisión propia durante 24 horas, y me cuentan que se usó bastante programación de Radios María hispanas. Ahora, en cambio, en varias naciones hispanas (y en Guinea Ecuatorial) emiten programas nuestros, como el del Catecismo del Obispo Munilla, que se ha emitido en muchos sitios, el mío de “El hombre de hoy y Dios”, otros sobre la Biblia, etc. También se conectan con frecuencia algunas naciones a las retransmisiones que realizamos de actos del Papa.

En fin, que se experimenta la alegría de ser una gran familia, lo cual se hace especialmente palpable cuando hacemos conexiones mundiales multilingües de todas las RM.



Por último, ¿desea comentarnos algo más?

Pues sí, aprovecho para invitaros a todos a una jornada especial de celebración de nuestro vigésimo aniversario, en un colegio de Madrid, el 27 de abril, sábado de la octava de Pascua; una celebración que empezará con una Misa que presidirá el cardenal Osoro, y seguirá con una mesa redonda en la que contaremos con Mons. Ginés García Beltrán -presidente de la Comisión de MCS de la Conferencia Episcopal- y otros obispos colaboradores habituales de RM. Por la tarde, Rosario con las familias, programa infantil, y finalmente, un gran festival especialmente dirigido a los jóvenes. Y el día siguiente, el domingo 28, peregrinaremos al Cerro de los Ángeles, en este Año Jubilar del centenario de la consagración de España al Corazón de Jesús.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!