Menu



Pecados contra el Sexto Mandamiento
Mandamientos de la Ley de Dios
No publicar es liga Sexto Mandamiento.


Por: Francisco Cardona | Fuente: Catholic.net




La sexualidad es un regalo que Dios nos dio y es algo maravilloso. Al vivirla con dignidad y de acuerdo con lo que Dios nos enseña, vamos a ser muy felices. Dios nos enseña cómo vivirla a través de sus mandamientos. En el Sexto Mandamiento se nos pide no cometer actos impuros.

Hoy en día los medios de comunicación, especialmente la televisión y el cine, presentan como “normal” o “natural” varios de los pecados contra este mandamiento.

Quizá nos vamos acostumbrando a ver esto como si nada, mientras que realmente la masturbación, las relaciones prematrimoniales, la fornicación, la pornografía, la prostitución y la homosexualidad son ofensas a Dios. Todos son actos que van en contra de lo que Él dispuso para nosotros. Son acciones que no nos llevan a ser felices, aunque en las películas nos hagan pensar lo contrario. Lo normal y lo natural es vivir la sexualidad de acuerdo a lo que Dios nos pide que es respetando la naturaleza de la persona que tiene no sólo cuerpo sino también y alma (inteligencia y voluntad).

Sólo así podremos ser felices y vivir plenamente el gran regalo de la sexualidad.

Recordemos que los mandamientos de Dios son un camino para encontrar la felicidad, no un obstáculo.

La lujuria es un pecado capital y es el origen de todos los demás pecados contra el Sexto Mandamiento que es: No cometerás actos impuros. La lujuria es un deseo o goce desordenado del placer sexual. Es el ansia desmedida de satisfacción sexual. El lujurioso es un hombre egoísta y alejado de Dios, sin voluntad y con la inteligencia cerrada a todo lo espiritual.

Los pecados contra este mandamiento se dan cuando se busca el placer sexual fuera de la naturaleza creada por Dios. Al no respetar las leyes de Dios, perdemos la oportunidad de ser felices y de llegar al Cielo.

Se puede pecar: de pensamiento, palabra y de obra.

De pensamiento: Son pecados de pensamiento todos los deseos, imaginaciones, recuerdos, emociones y afectos consentidos con el fin de procurarse un placer sexual. Consentidos significa que lo pensado ha sido querido y buscado por uno. Por ejemplo, averiguar donde venden una revista pornográfica, irla a comprar y verla.

De palabra: Son las conversaciones donde el tema central es el sexo tratado indignamente, sin el valor que tiene.

De obra: Es la acción misma que ofende a Dios:
 

  • Masturbación: Consiste en provocar el placer sexual por la auto estimulación, buscando el placer por el placer. Es una actividad indivual y egoísta.

    Es un acto inmoral ya que es un acto sexual imperfecto e insatisfactorio porque no está orientado a servir de lenguaje al amor y de medio para la procreación. Trae problemas psicológicos y de adaptación en el matrimonio. Para evitarla, lo mejor es encontrar otras cosas que hacer como: tareas culturales, deportivas, sociales y religiosas que den sentido a la vida.
     
  • Relaciones prematrimoniales: Las relaciones prematrimoniales son los encuentros sexuales entre novios o conocidos antes del matrimonio.

    Hoy en día, se habla mucho de las relaciones prematrimoniales, lo vemos en la televisión o en las películas y lo escuchamos en las canciones como algo “normal”. Y quizá, sin darnos cuenta, nos vamos familiarizando con la idea. Vayamos a la verdadera realidad de estas relaciones: Cuando un hombre pretende demostrar su “hombría” teniendo relaciones sexuales con su novia, justamente demuestra su falta de hombría, pues el hombre verdadero sabe respetar a la mujer que ama y sabe controlar sus impulsos.

    Cuando la mujer cede a esta “demostración” o prueba física de amor, generalmente se siente insatisfecha y vacía, abandonada, frustrada, sucia. Cuando la “relación de prueba” genera una nueva vida, este embarazo no deseado trae consecuencias psicológicas negativas que, en algunas ocasiones, lleva a la mujer a acciones terribles como el aborto. Esto es lo que no se alcanza a ver ni en las películas ni a escuchar en las canciones.

    Las relaciones prematrimoniales son un acto inmoral porque en lugar de ser un período de preparación para un compromiso de amor total, se pasa a la entrega completa.

    No deben tenerse relaciones prematrimoniales ya que éstas no llevan al amor a su plena realización, el cual únicamente se alcanza dentro de la estabilidad del matrimonio. En la mayor parte de las ocasiones, estas relaciones son inspiradas por el egoísmo de uno de los novios, o de los dos. Además, con estas relaciones se rompe la finalidad del encuentro corporal exclusivo de los esposos: el aumento del mutuo amor y la procreación. Las personas se convierten en un objeto de placer. Esto puede llevar al sufrimiento, a la baja autoestima, e incluso a la humillación. Los encuentros sexuales son propios del matrimonio.
     
  • La fornicación: Es la unión carnal entre un hombre y una mujer fuera del matrimonio. Es un acto inmoral porque es un acto contrario a la dignidad de las personas y de la sexualidad humana, porque no va de acuerdo con la finalidad de ésta. Los encuentros sexuales son propios del matrimonio. Además, es un escándalo grave cuando hay de por medio corrupción de menores.
     
  • La prostitución: Es el comercio del cuerpo. Es entregar el cuerpo a cambio de dinero como si fuera una cosa, olvidándose de la dignidad de la persona.

    Es un acto inmoral, porque la sexualidad queda convertida únicamente en el placer que proporciona. El que paga a una persona para que se prostituya con él, mancha su propio cuerpo, templo del Espíritu Santo.
     
  • La pornografía: Consiste en sacar de la intimidad de los protagonistas, actos sexuales, reales o simulados, para exhibirlos ante terceras personas de manera deliberada, o simplemente el vender a través de imágenes los cuerpos humanos para deleite y gozo de quienes los compren. La pornografía se dirige a promover el contacto sexual con prostitutas.
    Es un acto inmoral porque ofende gravemente la dignidad de las personas que venden las imágenes de sus cuerpos para crear placer en otros.

    Las consecuencias de la fornicación, la prostitución y la pornografía son:

    • a la persona humana se le transforma en un objeto de placer
    • se le manipula como cosa
    • no se le da su inmenso valor de ser persona
    • se convierte en objeto de lucro para ganar dinero.
    La pornografía crea adicción y se convierte en enfermedad.
     
  • La homosexualidad: Son los actos sexuales entre dos personas del mismo sexo. Son las relaciones entre hombres o mujeres que experimentan una atracción sexual, exclusiva o predominante, hacia las personas del mismo sexo.

    La homosexualidad puede ser ocasional, cuando una persona, sin perder la atracción hacia el sexo opuesto, tiene relaciones sexuales con una persona de su propio sexo.

    La homosexualidad, puede ser una enfermedad física, causada por falta o exceso de hormonas y que puede llegar a ser curada con tratamientos médicos. Puede ser, también, una enfermedad psicológica causada por falta de cariño, exceso de severidad o permisividad, malos ejemplos, desarrollo de malas costumbres y hábitos, alguna experiencia de abuso sexual durante la niñez o fracasos afectivos durante la adolescencia. En estos casos, el enfermo debe recibir toda la ayuda espiritual y psicológica que necesite.

    Los actos homosexuales son inmorales, porque no están de acuerdo con lo que la naturaleza pide de ellos. Son siempre desordenados y contrarios a la Ley Natural, sólo buscan el placer y no van de acuerdo con el fin de la sexualidad que es la entrega mutua y la procreación.

    La Iglesia no aprueba estas relaciones por ser actos desordenados que no van de acuerdo al Plan de Dios. Sin embargo, nos dice claramente que "los homosexuales deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza". Catesismo de la Iglesia Católica n.2357 y 2358
     
  • La violación: Es la unión sexual realizada por la fuerza o con intimidación. Es forzar o agredir con violencia la intimidad sexual de una persona. Produce un daño grave que puede marcar a la víctima para toda la vida, ya que lesiona el derecho al respeto, a la libertad, a la integridad física y moral de la persona.

    La violación cometida por parte de los padres, o parientes cercanos (incesto) o de educadores, con los niños que les están confiados. Es un acto muy grave. Es un acto inmoral porque es contrario a la naturaleza del hombre.
     
  • Onanismo o interrupción del coito: Interrupción de la unión sexual arrojando el semen fuera para evitar la fecundación.
     
  • Bestialidad: Actos sexuales realizados con animales.
     
  • Anticoncepción: El uso de cualquier medio antinatural para procurarse un placer sexual dentro o fuera del matrimonio y evitar el embarazo.
     
  • Incesto: La unión sexual realizada entre consanguíneos de los grados en que está prohibido el matrimonio.
     
  • Prácticas sexuales contra natura: Acciones orientadas a experimentar sensaciones sexuales de modo indigno y deshumanizada en contra de la naturaleza.
    Los actos sexuales dentro del matrimonio deben de ser acordes con los fines del matrimonio. Si un acto sexual es contrario a los fines del matrimonio es claramente inmoral.

    El acto conyugal debe ser humano, no simplemente animal. No podemos reducir la unión sexual de los esposos a una simple unión de cuerpos. Deben participar con su total condición humana y todas las implicaciones que trae la vida del ser humano: el afecto, la procreación, las energías psíquicas, la necesidad de respetar la opinión del otro, la vida ante Dios, etc. Cuando un acto sexual conyugal se priva de uno de estos aspectos ya no es humano, es una reducción y empobrecimiento.
     
  • Poligamia o poliandria: Es una ofensa a la ley moral porque contradice la comunión conyugal.
     
  • Unión libre: Se da cuando una pareja se niega a dar forma jurídica y pública a una unión que implica intimidad sexual. Es estas líneas están las uniones a prueba.

    En la sociedad de hoy en día, se ha perdido de vista la grandeza de la sexualidad convirtiéndola únicamente en fuente de placer.

    Recordemos que la sexualidad abarca a toda la persona humana: su alma (inteligencia y voluntad), su corazón (sentimientos), y su cuerpo (genitalidad). Cuando la sexualidad únicamente se centra en la genitalidad y en el placer que ésta produce, reduce a la persona. Se separa de todo el contexto maravilloso, rico y digno que Dios le dio.

    En estos pecados contra la castidad hay una responsablidad grave pues se ponen en juego valores muy altos:la transmisión de la vida, el amor.

    Si alguna vez se cae en algún pecado en este campo,se debe acudir al Sacramento de la Confesión y poner los remedios para salir.

    No dejar que pase el tiempo y la lujuria vaya dominando los pensamientos, deseos y recuerdos. Esto sólo destruye la vida, aleja de Dios y cierra en el corazón el cauce del amor auténtico.

     



     
Reportar anuncio inapropiado |


.

Publicar un comentario sobre este artículo

 Nombre
 Email (no será publicado)

 País


Comentario



* Gracias por su comentario. El número de mensajes que pueden estar en línea es limitado. La longitud de los comentarios no debe exceder los 500 caracteres. Catholic.net se reserva el derecho de publicación de los mensajes según su contenido y tenor. Catholic.net no se solidariza necesariamente con los comentarios ni las opiniones expresadas por sus usuarios. Catholic.net no publicará comentarios que contengan insultos o ataques y se reserva el derecho de publicar direcciones de correo o enlaces (links) a otras páginas.


Ver Comentarios


Consultorios
Mauricio I. Pérez
Liturgia, Sagrada Escritura, Teología y Mariología
Carlos Gustavo Mejía Medina
Filosofía, Teología, Cristología, Mariología y Sagrada Escritura
Luis García Pimentel
Apologética desde la ciencia y la economía
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
José Miguel Arráiz
Concilio Vaticano II y apologética
Xavier R. Villalta Andrade
Sagradas Escrituras, Apologética
P. Pedro Mendoza
Sagrada Escritura
Alberto Miguel Dib
El Fenómeno sectario y los jóvenes. Iglesia disidente y falsos sacerdotes.
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |