Menu


Ante la contingencia actuemos con respeto
Seamos moderados en nuestras respuestas y trato con los demás


Por: Mónica Muñoz Jiménez | Fuente: Catholic.net



Estamos iniciando la tercera semana de enero, y, como era de esperarse, hemos recibido noticias de todo tipo, sin embargo, también hemos comenzado el año con muchas sorpresas, como la que nos afecta desde hace casi quince días a quienes vivimos en el centro del país debido al desabasto de gasolina, lo que está derivando en una escasez de trabajo y servicios para mucha gente.  Si intentamos ver el lado positivo, podría decir que el cielo se ha despejado, hay pocos vehículos en la calle y tenemos la oportunidad de hacer ejercicio, porque nos vemos obligados a caminar, incluso se comenta que los índices delictivos han disminuido, sin embargo, las pérdidas económicas ya se están resintiendo.

Esta situación, en apariencia, no afecta a todo el país pero de continuar así, pronto veremos las consecuencias del paro de actividades en los once estados donde no hay combustible, por lo pronto podría haber incremento en el precio de los víveres, que en muchas partes ya se están echando a perder, y los servicios de transporte como los taxis, si no hay solución a corto plazo.  Por eso es muy positivo enterarnos de las medidas que los gobernadores están tomando para salvar la contingencia porque nos da esperanzas de que pronto se normalizará todo.  Es aquí donde quiero hacer una sencilla reflexión.

Primero, creo que nos hemos dado cuenta del apego que tenemos a nuestros vehículos debido a la comodidad que implica movernos en ellos, al tiempo que ahorramos al transportarnos a donde sea y a cualquier hora.  El tener que disminuir su uso nos hace apreciarlos más y buscar otros medios para trasladarnos y cumplir con nuestros compromisos de trabajo.  Es verdad que eso no hace daño a nadie pero ante la inseguridad que vivimos actualmente resulta difícil decidirse a salir caminando a las 6 de la mañana para tomar el transporte público.

Otro punto a tomar en cuenta es que las personas que tienen necesidad de cargar gasolina hacen fila y esperan por horas, lo que les ha permitido practicar la paciencia y hasta platicar con desconocidos que están en la misma situación.  Claro que ha habido casos en los que los vivales aprovechan un descuido y se cuelan en cualquier hueco que deja la columna de coches, lo que ha despertado la molestia de quienes hasta han dormido en sus vehículos, pero en la mayoría de los casos todo ha transcurrido sin novedad.  No falto a la verdad asegurando que nunca nos habíamos enfrentado a un caso semejante.  Por ello es más extraño.

Ahora bien, ¿cuánto tiempo más podremos sostener esta situación?, no mucho, por cierto, así que será muy sano que nos reorganicemos y pensemos en quienes tienen más necesidad que nosotros para para cargar combustible, sobre todo aquellos que transportan comida y personal.  En el Estado de Guanajuato se ha optado por que los vehículos oficiales, de emergencia, transporte público, de limpieza y de seguridad sean atendidos sin hacer cola, debido a que desempeñan un importante servicio a la sociedad.  Creo que también se le debería considerar a todos los que dependen de su vehículo para trabajar y llevar el sustento a su casa.  Un buen intento es el de cargar de acuerdo a la numeración de las placas, podría agilizar el tiempo de espera en las gasolineras evitando la aglomeración desordenada de tantos vehículos.

Sin embargo, lo ideal sería que todos hiciéramos conciencia, racionalizando el uso de nuestro vehículo. Y por encima de todo, que fuéramos pacientes con los demás, todos tenemos prisa y necesidades, cada quien tiene actividades importantes que realizar pero si nos desesperamos no llegaremos a ningún lado.  Por supuesto, estamos en nuestro derecho de exigir resultados, los gobernantes están para procurar el bien de los ciudadanos, aunque no los hayan elegido pero no actuemos con ira ni violencia, la civilidad y el  respeto es lo primero que debe aparecer ante las molestias que nos causan estos inconvenientes, así que seamos moderados en nuestras respuestas y trato con los demás.  Ese puede ser el mejor granito de arena con que podamos contribuir mientras se resuelve esta problemática.  Que Dios nos ayude para que así sea.

Que tengan una excelente semana.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!