Menu


Injusticias sin justicia terrena
Existe una justicia para todos más allá de este mundo.


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Son muchas las situaciones de injusticia que hacen sufrir a millones de seres humanos y que no son castigadas por los tribunales de este mundo.

Injusticias que llevan a inocentes a la cárcel mientras culpables disfrutan de un dinero fraudulento.

Injusticias que determinan que un pedazo de terreno sea dado en uso a quien realmente no es su propietario.

Injusticias que dan parte de la herencia a un hermano mientras otros quedan privados de bienes que necesitan con urgencia.

Injusticias que premian a políticos corruptos mientras que políticos honestos son denigrados por periodistas sin escrúpulos.



Injusticias que llevan al despido de mujeres embarazadas mientras que grupos de presión promueven el aborto de miles de inocentes.

Injusticias que roban el salario a obreros y campesinos que trabajan día a día mientras se enriquecen otros gracias a los beneficios de una cosecha mal pagada.

Injusticias que también llegan a las parroquias, cuando se expulsa a un buen católico por calumnias mientras "sube" el calumniador a puestos de gobierno.

La lista es enorme y desconsoladora, hasta el punto de que uno se pregunta cómo sea posible tanto dolor y tanta impunidad.

Más allá de los miles de fracasos de jueces que no condenan a quienes han causado daño, y más allá de cientos de leyes injustas que permiten la persistencia de delitos graves, Existe una justicia para todos más allá de este mundo.



Porque solo en la otra vida, ante la mirada de un Dios justo e insobornable, los seres humanos que no encontraron defensores durante su existencia terrena serán acogidos plenamente.

No basta el así llamado "juicio de la historia" para consolar a quien murió en un campo de exterminio en medio de angustias indescriptibles, o para aliviar los sufrimientos de una mujer traicionada por su marido.

Solo la decisión del tribunal eterno de los cielos "pagará a cada uno según su conducta" (Mt 16,27) y dará consuelo a quienes no lo tuvieron aquí en la tierra, cuando sean recibidos por Dios, que es al mismo tiempo justo y misericordioso.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!