Menu


Acepta a Jesús como tu Salvador
Una Relación Personal con Dios


Por: Margarita Gonzalez | Fuente: Catholic.Net



1.  FE  es una relación personal con Dios.

Una relación con una Persona Viva, que se inicia con un momento de Encuentro y de Aceptación. (Kerigma).

Es distinto conocer a alguna Persona que conocer sobre alguna Persona.

 

2.  Una vez dado el  primer paso, hay que continuar avanzando en la profundización de la Fe.



Asistir a cursos,

Creemos tener Fe, y así puede ser, pero hasta los Apóstoles la pedían a Jesús: Aumenta Mi Fe.

La Biblia, tesoro que casi todos tenemos en casa, es Historia de la Salvación que es Jesús. 

 

3.  Modelos de Fe: 



Esa Fe de Abraham (Padre de la Fe)

La Sma. Virgen María

Y a nosotros también, por la Fe nos pide que creamos y vivamos las Leyes de Dios para nuestra felicidad.

 

4.  Nuestras respuestas a esa Fe que nos pide Dios son:

De acuerdo a sus enseñanzas o de acuerdo a como quiero yo, sin compromisos y obligaciones.

Él se hizo Camino, Verdad y Vida:

Verdad y congruencia entre lo que decimos que creemos y hacemos.

Vida para vivirla en la Alegría de ser Hijos de Dios.

 

5.  Es verdad que el mundo nos arrastra, que los medios masivos trastornan nuestro mundo, cambiando los Valores del Reino de Dios como son la Paz, Armonía, Fidelidad, etc. 

¿En qué ambiente de valores queremos vivir?

¿Qué opción de vida elegimos para nosotros y los nuestros?  

 

6.  Y Jesús, como a un discípulo, nos pregunta a cada uno de nosotros:

¿Para ti, quién Soy?...

¿Cuál es nuestra respuesta personal?

El granito de mostaza.

La Sma. Virgen María: “Hagan lo que Él les dice”, y nos lo dice a nosotros también…

Juán Bautista: Preparen los Caminos del Señor….

 

7.  Ejemplo del Hijo del jefe, a quien deseamos servir, con quien queremos quedar bien…

--Un joven se detiene frente a nuestra casa, pues se le ha descompuesto su carro, al pasar por allí.  Nosotros sabemos que Su Padre es el dueño de la fábrica donde trabajamos, y tratamos de quedar bien con él, sabiendo que él le contará a su papa lo que le ayudamos…

Lo invitamos a pasar a nuestra casa mientras nosotros tratamos de arreglarle el coche, para que continúe su viaje y llegue a casa.  Nos conviene ayudarle, tal vez el Jefe, nos aumente el sueldo, nos suba de escaño de autoridad, etc.  ¡Está lloviendo!  Le ofrecemos una chaqueta y un paraguas para que no tenga frio, etc., etc., etc., cada quien ponga lo que haría si el hijo del Jefe necesitara de nuestra ayuda, recordando que nos conviene, ….

Reflexionemos, ese hijo del Jefe puede ser ese mendigo que nos pide ayuda, ese vecino fue sabemos que está sin trabajo y necesita de nuestra solidaridad y ayuda para los suyos, en la medida en que podamos, etc.  Y podemos estar SEGUROS, que Su Padre lo sabrá y nos recompensará abundantemente, como solo Él lo sabe hacer.   Es solo cuestión de ayudar a esa persona que nos necesita, que nos pide, que necesita tal vez un poco de compañía, de paz. 

Manos a la Obra….

 

 

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!