Menu


Quiero encontrar a Dios ¿Por dónde debo comenzar?
5 lugares perfectos para encontrarte con Dios.


Por: Carlos García Gutiérrez | Fuente: ConMasGracia.org



En algún momento de la vida, tarde que temprano, buscamos encontrarnos con Dios. Muchos buscamos a Dios en la oración, en la Iglesia, en algún retiro espiritual, etc. En cada uno de estos lugares o experiencias podremos encontrarnos con Dios, pero es importante que este encuentro con nuestro Padre, no sea un encuentro de un rato o de un fin de semana, sino que sea un encuentro constante, íntimo y personal, para que esta comunicación de Padre a hijo se fortalezca día con día.

Es por eso que hoy te quiero compartir 5 lugares donde puedes encontrarte con Dios:

En la familia

Podemos encontrar a Dios en todas partes, pero un lugar primordial para su encuentro es en nuestro entorno cercano y, uno de nuestros círculos más cercanos, es nuestra familia. En ella podemos encontrar a Dios presente siempre, por ejemplo, en el amor que nos tenemos entre todos, ya que se supone que toda familia tiene como base el amor. No pierdas esta oportunidad de encontrarte con Dios a través de tu familia.

Contigo mismo

El silencio y la soledad son dos momentos a los cuales muchas personas le huyen, ya que no es fácil guardar silencio en un mundo lleno de ruido y tampoco es fácil aprender a convivir y a estar con uno mismo. Pero es ahí, en el silencio y en la soledad, donde podemos encontrarnos de una manera muy íntima y privada con Dios, ya que en ese momento especial de oración podrás entrar en una comunicación personal con nuestro Padre.

Con tus verdaderos amigos

Las relaciones interpersonales y, en especial, las que desarrollamos en nuestra vida y nos hacen crecer como personas son las amistades que valen mucho la pena, las cuales siempre nos llevarán a acercarnos a Dios, ya que viviendo un momento de comunidad y compartiendo una sonrisa podrá ser un buen momento para encontrarnos con Dios.



Con el más necesitado

Cada vez que pensamos en el más necesitado, pudiéramos caer en el error de pensar en alguien lejano a nuestra realidad, alguien que está lejos de nosotros. Pero, en realidad, este mundo está lleno de necesitados, necesitados de muchas cosas, unos de alimento, otros de hogar, pero muchos son los necesitados de amor, de compresión o de una simple sonrisa. Lo más hermoso que puedes hacer para encontrarte con Dios es buscarlo en la cara del necesitado y que, en la ayuda sincera y generosa que puedas brindar, ellos vean en ti, el rostro de Dios.

En nuestros errores

¿Cómo que me puedo encontrar a Dios en mis errores? Parece difícil de creer, pero es toda una realidad, podemos encontrarnos con Dios en los momentos más vulnerables de nuestra vida o en los momentos de derrota, ya que, en estos momentos, Dios nunca nos abandona y es en estos instantes, donde tenemos de cerca de un Padre amoroso y misericordioso que está con los brazos abiertos.

Ahora que ya sabes dónde te puedes encontrar con Dios, no pierdas esta gran oportunidad de acercarte a ese Padre amoroso que sólo nos quiere amar y tenernos siempre a su lado.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos: Con+Gracia.org

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!