Menu


Michal Giedrojc, Beato
Laico, 4 de mayo


Por: n/a | Fuente: Wikipedia



Laico

En Cracovia, Polonia, Beato Michal Giedrojc, laico profeso de la Orden de San Agustín († 1485)

Fecha de beatificación: Beatificación equivalente el 7 de noviembre de 2018 [1]

Breve Biografía


Michal Giedrojc (Giedrojce, 1420 - Cracovia, 4 de mayo de 1485) fue un religioso lituano de la congregación de los canónigos regulares de San Agustín.

Procedentes de una familia noble lituana, no se conocen con certeza ni el lugar ni la fecha de nacimiento, pero puede ubicarse entre 1420 y 1425 . En la biografía latina de 1544 , John de Trzciany afirma que los padres de Michal poseían una aldea cerca de Vilnius , llamada Giedrojce, donde probablemente nació. A pesar de esto, W. Bogacki declara que nació en la ciudad de Widziniszki en 1425 .

Se lo describe como un hombre de baja estatura y mala salud y que sufrió discapacidades durante su infancia. Además, a partir del análisis de sus reliquias y la posterior investigación se supo que tenía una pierna más corta que la otra.



En su juventud ya se sentía conmovido por una profunda fe cristiana y se comprometió en llevar la Eucaristía a los enfermos.

Gran parte de su tiempo lo dedicó a la oración, expresando particular devoción a Cristo crucificado, de quien a menudo llevaba una imagen en su pecho.

En 1460 se convirtió en parte de los canónigos regulares de San Agustín de Bystrzyca, en Lituania, siendo admitido como novicio. Después de unos meses, fue enviado a un convento en Cracovia, donde hizo su profesión religiosa en manos del padre general de la Orden.

En 1461 comenzó a estudiar artes liberales en la Akademia Krakowska, ahora llamada Universidad Jaguelónica, logrando en 1465 el bachillerato en teología.

Era amigo de varios religiosos polacos de ese tiempo, entre ellos: San Juan de K?ty , San Simón de Lipnica, San Estanislao Soltys (Kazimierczyk), el Beato Ladislao de Gielniow, el padre Swietoslaw Milczacy y el padre Izajasz Boner.



A pesar de su vocación religiosa, renunció a ser ordenado sacerdote y prefirió mantener su estatus de laico dentro de la congregación.

Condujo su vida en Cracovia, en el monasterio anexo a la iglesia de San Marco, dedicando su tiempo a contemplar la Pasión de Cristo.

A menudo rezaba ante la imagen de la Virgen, más tarde llamada Nuestra Señora Giedroyc, y ante un gran Crucifijo ubicado en un arco del coro de la iglesia, que en el siglo XVIII fue reemplazado por una copia y colocado en el altar central. Al finalizar la oración y contemplación cumplía los deberes del sacristán. Un día le dijo a su confesor, Juan de Zmigród, que Cristo le habló desde la cruz y le dijo: "Sé paciente hasta la muerte y te daré la corona de la vida".

Condujo su vida en profunda penitencia y mortificación, comiendo solo pan con un poco de sal, siendo vegetariano y con fuertes penitencias físicas -incluyendo la autoflagelación-. También fue probado físicamente por los constantes ataques del demonio y fue capaz de predecir acontecimientos futuros. Un estilo de vida tan rígido debilitó su cuerpo y agravó su salud.

Murió el 4 de mayo de 1485 mientras oraba de rodillas junto con sus hermanos.

[1] El 7 de noviembre de 2018, el Papa Francisco reconoció formalmente el título de beato sobre la base de la existencia de un culto desde tiempos inmemoriales (beatificación equivalente).

Traducido para Catholic.net por Xavier Villalta A.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!