Menu


La libertad
Seamos sinceros para ser libres.


Por: Maria Luisa Martinez Robles | Fuente: Catholic.Net



Es la facultad y derecho de las personas para elegir de manera responsable su propia forma de actuar dentro de una sociedad.

No lo digo yo, lo dice el diccionario. Me gusta poner las definiciones de la RAE, pues de tanto escribir y decir algunas palabras damos por añadidura que las utilizamos bien. Por lo tanto es una facultad y un derecho intrínseco en el ser humano. Puedes elegir y decidir lo que quieras, dentro de una sociedad y ello conlleva también unas obligaciones, necesarias para  una convivencia responsable.

En muchas ocasiones confundimos las palabras, libertad, derecho, responsabilidad o elegir, con otras como libertinaje, obligación e insensatez.

Nuestra libertad acaba cuando transgredimos la de otro.

Se habla mucho de libertad pero cada vez entendemos peor lo que   significa. Hay dos slogan que siempre me han llamado la atención uno es



“ Prohibido prohibir” pues se supone que si eres responsable no hace falta que te impongan nada. Desgraciadamente no es así, al  final,  es cuestión de educación. Y otro slogan de TV de cuando era niña” Piense en los demás” se refería  a no tirar papeles al suelo, no gritar en espacios públicos, ceder el asiento en el transporte  público a quién lo necesita. Todo aquello tan desfasado que llamábamos urbanidad. Pero también somos libres para respetar las ideas que no coinciden con las nuestras, para ayudar y enseñar lo que sabemos a quién no pueden pero quieren aprender, para agradecer lo que hacen por nosotros y responder con buenas palabras.

Parece ser que ser libre es hacer lo que te dé la gana, no contar con nadie, no tener ataduras ni retos. A eso yo  lo llamo  egoísmo, inmadurez y pasotismo.

Siempre me han gustado las películas que se desarrollan en la cárcel, ver cómo se pueden adaptar a vivir en una celda y un patio. La falta de libertad, o no poder tomar decisiones creo que es lo peor que te puede pasar.

Seamos libres, pero siempre pensando en los demás, eduquemos a nuestros hijos en la libertad pero también en los valores para que decidan con generosidad.

“ La verdad os hará libres” Dice el Evangelio de Juan, seamos sinceros para ser libres, aunque a  muchos les resultará difícil, quieren ser libres para mentir, para decir una cosa y hacer otra.



Dios creó al hombre libre, no le condiciona para hacer el bien o el mal. Él decide con su libre albedrío.

Hoy festividad de Ntra Sra de la Merced, patrona de los encarcelados, pidamos por todos los que han sido privados de libertad.  Ella nos enseña el camino de la verdadera libertad que nos conduce a tomar  las decisiones que nos conducen a la Verdad.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!