Menu


La Belleza Desarmada
La belleza, como dice Santo Tomás, es el resplandor de la verdad.


Por: GaudiummPress | Fuente: GaudiumPress



El informativo del Arzobispado de la Santísima Asunción, Paraguay, destacó el lanzamiento de un libro publicado por el Responsable internacional del Movimiento Católico Comunión y Liberación, el sacerdote español Julián Carrón. El texto lleva por título "La Belleza Desarmada" y realiza un elogio de la belleza, exponiendo cómo se relaciona esta característica con la naturaleza de Dios.

 

"La belleza, como dice Santo Tomás, es el resplandor de la verdad y nada hay más atractivo para una persona que la belleza para poder suscitar el deseo, el interés, la curiosidad, el gusto del vivir", expuso el P. Carrón, quién eligió el apelativo de "desarmada" para explicar cómo "la belleza no necesita armas para atraer, cuanto más bella, cuanto más fascinante, cuanto más resplandeciente, menos armas necesita". El sacerdote comentó que la belleza de un paisaje no necesita ayudas externas para motivar el gusto de quien lo contempla y este atractivo natural es una herramienta de gran importancia para comunicar el cristianismo.

 

El autor hizo una distinción entre una belleza superficial, que puede estar desvinculada de la totalidad, con la auténtica belleza que es la que tiene el poder de transformar. "Hace falta, como siempre decían los antiguos, que la belleza esté unida al bien", explicó. " Si la belleza, el bien y la verdad no están unidos, la belleza es superficial y no tiene la capacidad de fascinar". La belleza se plantea como un camino que puede emplear la fe para derribar obstáculos de otra manera insalvables.



 

"No basta una repetición de la verdad en abstracto, hace falta empezar a poner delante un tipo de vida que pueda atraer, si no, no se comunicará", expuso el P. Carrón sobre la manera de emplear la belleza para superar los ambientes contrarios. "También en tiempos de Jesús los mismos discípulos decían, cuando le oyeron hablar de la indisolubilidad del matrimonio, que era mejor no casarse, y eran los discípulos, no los ateos (...). Por eso, Jesús ha hecho la promesa más grande a una persona que ama, que si le deja entrar, Él puede llevar la vida a una plenitud tal que nosotros no podemos ni siquiera soñar".

 

Las presentaciones de su libro han resultado una ocasión para comprobar él mismo las teorías expuestas al tener contacto con numerosos no creyentes. "Me ha sorprendido mucho cómo una belleza desarmada, cuando se plantea el cristianismo como tal, (haga que) tantas personas alejadas del cristianismo, puedan sentirse atraídas" refirió el sacerdote. "He presentado con comunistas, con nacionalistas catalanes, con agnósticos, con profesores, periodistas y me sorprende que cuando encuentran una cosa así tengan interés (...). Esto es el inicio de un diálogo que tantas veces continúa con las personas que encuentro, aunque tengan puntos de partida distantes desde el punto de vista cultural o ideológico".







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!