Menu



Carta de una catequista de niños pequeños

Carta de una Catequista
Hay que recordar a los niños Varios Puntos.


Por: Catequista Carolina | Fuente: Catholic.Net



Buenas noches escribí una carta que me gustaría hacerle llegar al  Santo Padre:

 Hola yo soy Catequista y siempre he tenido grupo de parvulitos. Les quería comentar que me parece que es fundamental enseñarle y recordarles a los niños de diferentes maneras y con juegos lo siguiente:

 1. Dios nos llama a amar y que el amor no se expresa con palabras sino con acciones. Que si no amamos a los demás no amamos a Dios. Yo el año pasado tenía un grupo de parvulitos de entre 5 y 6 años y tratábamos de recordarles cuando se daba la oportunidad durante el desarrollo del tema -Que Dios nos ama a todos aunque a veces nos portemos mal. -Que la iglesia somos todos. -Que tenemos que amar a todos inclusive los que nos caen mal y algunas veces les preguntábamos cómo ellos amaban a los demás y su familia.

2. También pienso que es necesario hacerles saber que como la Iglesia somos todos cada uno es parte importante de este cuerpo que es el de Cristo y ellos también son parte de los cambios, que no solamente es el sacerdote que se porta mal, o el papa que todos dicen no ayuda a los pobres, sino también él o ella, su familia y sus acciones.

3. También pienso que es necesario darle mucho enfoque y fomentar las obras de misericordia con actividades vivenciales como visitas a lugares o recorridos por la calle viendo las necesidades de los demás y así ir aprendiendo poco a poco que no solamente somos nosotros y nuestros problemas. Ya que en nuestro final estas obras son lo que Dios nos va a preguntar si hicimos o no y es la manera de expresar nuestro amor hacia el prójimo. Pienso que estas actividades les pueden ayudar a que cuando sean adultos no les de pena amar a todos aunque no los conozcan. (A mí que soy adulta muchas veces me da pena hacer una buena acción hacía los demás). Y sobre todo que nos ayude a no ser indiferentes.



Yo no sé si ellos lo vayan a recordar cuando sean adultos pero tengo la firme esperanza de que lo van a hacer y pienso que si todos creciéramos con esa idea el mundo sería diferente.

Como nunca he dado otros niveles de catecismo no sé si esto ya esté siendo enseñado pero de igual manera se los quería expresar. De igual manera es importante que todo lo bueno se fomente a los chicos y grandes.

También pienso que en la Misa el Credo y el Padre Nuestro lo decimos tan rápido y de memoria que ni siquiera lo reflexionamos o sabemos lo que estamos diciendo, sería importante decirle a los sacerdotes que lo hagan con nosotros lento y pausado para entender que en el primero estamos expresando en lo que creemos y en el segundo estamos platicando con Papá Dios como Cristo nos lo enseñó.

 

Saludos y que la luz del Espíritu de Dios nos ayude a ser mejores cada día.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!