Menu


Chateando con Dios sobre las Crisis
Los fieles católicos no estamos en crisis


Por: Javier Ordovàs | Fuente: Catholic.Net



Bueno, mi Padre Dios, hoy de nuevo, otra noticia de escándalos del clero.

 

Mira, los cristianos sabemos que tu Iglesia, desde el principio funciona con hombres y mujeres débiles, empezando por Judas, de los doce primeros que tú mismo  elegiste, hasta ahora, hemos pasado por siglos de santos, herejes y traidores. Con ese tipo de marineros tú has pilotado esta Barca a lo largo de los siglos y eso ha fortalecido nuestra fe en que la Iglesia es tuya, a pesar de nosotros, los hombres.

Mira, los que estamos en la calle sabemos que la homosexualidad y la pedofilia están en todos los lados, que el grupo de poder lobby gay, está de lleno en la sociedad civil y que en las últimas décadas se han hecho fuertes dentro de la jerarquía de tu Iglesia. Sabemos que el daño producido por personas que debían representarte es más doloroso y grave pero, no ignoramos que los enemigos de tu Iglesia están aprovechando para desacreditarla con todo el poder de los medios de comunicación.

Sabemos que la gran mayoría de tus sacerdotes luchan por ser santos y queremos apoyarles en unos momentos tan difíciles para ellos. Sabemos que el celibato, la castidad, es un gran regalo tuyo para la Iglesia y que hay mucha más homosexualidad y pedofilia en la sociedad civil, entre personas casadas, que entre tus sacerdotes,  aunque eso no justifica ni a unos ni a otros.



Tus hijos, dentro de la Iglesia, estamos dolidos y humillados por esta crisis interna de un grupo del clero católico pero, estamos tranquilos porque sabemos que tu mensaje y tu doctrina siguen vivos y activos.

No olvidamos lo que nos dijiste sobre el duro castigo que merecen quienes escandalicen a tus pequeños.

Tus católicos de la calle, de a pie, estamos expectantes, observando cómo el clero va a superar esta crisis y lo tenemos claro: hay que expulsar de la jerarquía de la  Iglesia a todo el ¨grupo gay¨. Tienes que ayudarles a cambiar la forma de gobierno que ha permitido esta situación, tienes que ayudarles a gobernar correctamente desde la alta jerarquía de Cardenales y Obispos hasta el último sacerdote. Tienes que ayudarles a gobernar y dirigir correctamente los seminarios y, no solamente a los seminaristas, sino a todos los directores y profesores de estos semilleros donde tú eliges a tus futuros sacerdotes.

Tu nos enseñaste  a respetar a todas las persona y, por eso, los católicos respetamos a los homosexuales y les ayudamos pero, no reúnen los requisitos para ser sacerdotes, como otros muchos hombres por otras causas.     

Sabemos que tu Iglesia, siendo santa y, a pesar de la asistencia del Espíritu Santo, está compuesta por hombres y, por tanto necesitó desde el inicio una reforma permanente, necesitaba reforma en el siglo XVI y necesita reforma actualmente.



El pueblo llano, los católicos de a pie, no estamos en crisis, nuestra fe en ti no vacila pero, estamos muy dolidos por el mal que se ha hecho a muchos de tus inocentes y por el daño a tu Iglesia. Si el clero no consigue superar esta crisis, tendrás que explicarnos a los católicos de a pie, cuándo y de qué forma debemos ponernos en acción. Tú nos conoces y sabes que tenemos una fe poco operativa.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!