Menu



Comentario al texto Biblico de Génesis 9, 1-17

La alianza unilateral de Dios con el hombre
Dios que desea hacer una alianza con su pueblo.


Por: Tais Gea | Fuente: Catholic.net



El primer texto bíblico en el que aparece el concepto de alianza es en el relato del final del diluvio. Antes, con Adán (cf Gn 1, 26), Dios realiza una alianza pero de manera implícita. La primera alianza explícita se encuentra en el relato de Noe en Gn 9, 8-29. Se puede decir que esta es una alianza unilateral en la que hombre no ha hecho nada para merecerla. Al contrario, nos dice el texto que la tierra estaba llena de la maldad  (cf Gn 6, 11-22). Es la iniciativa de Dios que desea hacer una alianza con su pueblo. Para acercarse al concepto de alianza unilateral se analizarán algunos elementos que se encuentran en el texto bíblico sobre la alianza entre Noe y el Señor.

Para contextualizar esta alianza hay que analizar el episodio previo a la berit. El relato anterior es el diluvio y el texto indica que la causa del mismo es la corrupción y la violencia que llena la tierra (cf Gn 6, 12-13). Por lo que, el hombre no solo no se merece la alianza por haber actuado bien sino que ha actuado con maldad y aún así Dios, realiza una alianza con él. Este es el primer elemento de la unilateralidad de la alianza.

Esta alianza no se realiza solo con un hombre sino que con todos los seres vivos (vv. 8-10). Después del diluvio y de la destrucción de todo lo creado (menos del arca y lo que contenía), Dios se vuelve a comprometer y ofrece a todos los seres vivos una alianza. El efecto que contiene esta alianza es la vida. «Nunca más volverá a ser aniquilada la vida» (v. 11). Dios mismo se compromete para dar al hombre y a todos los seres vida, una vida que había estado en riesgo con el diluvio.

Finalmente la fidelidad a la alianza que hace Dios con el hombre se muestra en un símbolo: el arcoíris. La imagen utilizada por el teólogo se manifiesta con belleza poética. El texto indica que Dios deja su arco, es decir, su arma de guerra de donde salieron las flechas (la lluvia). Esto muestra que el Señor ha dejado su arma de guerra ya que no volverá a hacer daño al hombre. Al contrario, su arco de guerra es ahora su arco de salvación; el arcoíris (vv.13-16).

El texto de Gn 9, 1-17 muestra la primera alianza explícita y se presenta como una alianza unilateral. En el mismo libro de Génesis en el capítulo 15 se ejemplifica una vez más este tipo de alianza. Esta vez la alianza es con Abraham. Se pueden rastrear los mismos elementos elencados anteriormente y así comprender mejor esta alianza. Lo primero es analizar el episodio previo a la alianza. Este es la elección de Abran (Gn 12, 1-3). Otra vez se muestra la elección de Dios sin mérito previo del que recibe la alianza.



Esta alianza no se realiza con los hombres y los seres vivos como una entidad colectiva sino que con un ser humano, es decir con la individualidad. Abran es quien recibe la alianza de Dios. En el caso de la alianza con Noe el efecto de la misma era la vida. Ahora, el efecto de la alianza es el cumplimiento de la promesa que Abran había recibido en el capítulo 12, la herencia de la tierra y la descendencia. “Y saca?ndole afuera, le dijo: «Mira al cielo; cuenta las estrellas, si puedes.» Despue?s le dijo: «Asi? sera? tu descendencia.»… Aquel di?a hizo Yahve? una alianza con Abra?n en estos te?rminos: «Voy a dar a tu descendencia esta tierra, desde el ri?o de Egipto hasta el Ri?o Grande, el ri?o E?ufrates»” (Gn 15, 5.18).

La señal que se da en esta ocasión es el gesto de cortar a los animales por la mitad. El sujeto de la berit tenía que pasar a través de las dos partes colocadas una frente a otra de un animal despedazado. El significado es la automaldición del que realiza el rito como acción simbólica. Él tendrá el mismo destino que el animal si no guarda la alianza (Gn 15, 9-11). Con este gesto se muestra la fidelidad de Dios a la alianza. El texto indica que pasa una antorcha de fuego entre los animales partidos (Gn 15, 17). Es así como el autor manifiesta que es Dios el que se compromete; elemento clave para comprender la alianza unilateral. Y él es el que es fiel a la alianza. “El Señor nunca olvida sus promesas” (Sal 104).

Con estos elementos se puede ilustrar lo que para el pueblo de Israel significaba la alianza unilateral con Dios. No es el único tipo de alianza, ya que, se puede encontrar una alianza bilateral en los textos de Gn 17, 1-10 y Ex 19, 1-8. Sin embargo, para analizar este tipo de alianza requiere un estudio ulterior.

 









Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!