Menu


Presencia afectiva
Click para más información
Los hijos necesitan sentirse queridos, no solo saber que se les quiere


Por: Francisco Mario Morales | Fuente: Catholic.net



Cuando la persona (hombre o mujer), en cualquier etapa de su vida, se siente y vive rechazada por los demás, comenzando por la propia familia (padres, hermanos, esposo, esposa, amigos) sociedad en general. Esa persona se vuelve agresiva, solitaria, resentida; vive a la defensiva y sobre todo en su corazón anida y cada día crece en su interior el sentimiento de venganza. “Si yo no soy feliz, nadie será feliz”

“Surge la defensa del propio yo, que se siente amenazado, no tomado en cuenta. Aparece la tentación de defenderse, de encerrarse en sí mismo, de empezar a desconfiar de la verdadera personalidad del otro, de temer abrirse por miedo a una acogida y al sufrimiento” (Guadalupe Pimentel | La familia hoy)

Surge la deserción escolar, drogadicción, alcoholismo, prostitución, bullying, etc. Como una manera de llamar la atención, una forma de que volteemos a verle y ayudarle.
Hay muchas personas rebeldes con causa.

Rebeldes, no por sí mismas, sino por el rechazo y la represión. Y lo que menos se les da a esas personas es confianza, apoyo, estimulo, y eso les llena de frustración, ira e impotencia. No se les considera que, con todos sus defectos y reacciones negativas e impulsivas, siempre serán seres humanos, personas con del derecho de ser parte de una familia, de una sociedad y de un mundo positivo.

Por el contrario se les aísla, se les aleja y se les llega a rechazar porque se les señala como personas negativas, insoportables. Las decisiones egoístas de unos lastiman mucho a los demás.



Cuando lo que necesitan es confianza, reconocimiento de sus cualidades, estímulo, cariño y amor como todo ser humano.

Muchas personas necesitan, no solo saber que se les quiere, sino sentir que se les quiere de verdad. Necesitan sentir que, se confía en ellas, porque tienen verdadera necesidad de ser no solo oídas…sino escuchadas.

Es importante darles la oportunidad de ser escuchadas no solo por morbo, sino por verdadero interés de ayudarles a superar el vacío existencial

Si los padres hicieran lo que tienen que hacer en un 50%, la violencia en la sociedad no existiría.

¿Y que es ese 50% que tienen que hacer los padres?



Acompañar a cada uno de sus hijos, abrir espacios de comunicación y dialogo. Dar un verdadero ejemplo de congruencia, estímulo y reconocimiento. Tener presente que la mejor formación es el ejemplo. Dar a cada uno de sus hijos tiempo de calidad.

Corregir, enseñar el bien y el mal, con sus respectivas bondades o consecuencias negativas. No todo es permitido porque no todo es bueno simplemente, y lo que nos es bueno es dañino para el cuerpo y el alma.

Los hijos necesitan en forma especial del amor de cada uno sus padres para lograr un sano desarrollo físico y emocional. Aunque el amor con palabras es importante, cada uno debe sentirlo y vivirlo toda la vida, pero es vital en la niñez, adolescencia y juventud,  necesitan que sus padres sobre todo les den un buen ejemplo. Papás que No impongan, sino convenzan. También es necesario e imprescindible, los hijos necesitan aprender y vivir principios por los cuales guiaran toda su vida: Respeto, responsabilidad, buenos hábitos, verdadera libertad, orden, y los necesitan desde los primeros meses y años de vida.

Cuando sus necesidades primordiales de formación nunca llegan o  llegan demasiado tarde, pueden producirse, y de hecho se producen, situaciones muy lamentables. La formación, los valores y principios nunca pasan de moda, y además son para formar seres que busquen siempre el bien para ellos mismos y para quienes les rodeen

Y cuando haya necesidad de corrección sepan que todo es por su bien y formación como seres humanos y como personas, y no como agresión o resentimiento. En los conflictos y correcciones, por graves que sean, deberá prevalecer siempre el respeto mutuo.

La niñez, la adolescencia y la juventud están mal, y… ¿los padres donde están?

Por la falta verdadera presencia afectiva, ejemplo y congruencia existen infinidad de personas resentidas con el mundo, que buscan desquitarse con quien sea.

 

Artículo patrocinado.

Gracias a nuestra bienhechora Ana Ziga Jimenez de Costa Rica por su donativo, que hizo posible la publicación de este artículo

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!