Menu


La importancia de la oración en el noviazgo
Click para más información
Te presentamos 3 beneficios de llevar una vida de oración en el noviazgo


Por: Jorge Vera | Fuente: Catholic.net



Hace un tiempo me escribió una joven pidiéndome ayuda con su novio. Ella tenía muchos problemas con él y discutían mucho. Después de una larga conversación por messenger le pregunté si tenía la costumbre de rezar con su novio, ella me dijo que no lo hacía. Por tal motivo, le recomendé hacer con su enamorado, una oración especial para novios, de frente al Santísimo durante una semana. Al pasar ese tiempo esta chica me volvió a contactar y me dijo que estaba muy feliz porque su relación había mejorado bastante y ya no peleaba con su novio.

¿Pero qué fue lo que pasó? ¿Por qué de pronto terminaron las peleas entre ellos? Por un motivo muy sencillo… ellos al introducir la oración en su relación, abrieron las puertas de su corazón y Dios pudo actuar de mejor manera en sus vidas. Es interesante. Porque en el momento en que dejaron obrar a Dios en su noviazgo, ellos fueron más fuertes. Como dice el libro Eclesiastés 4, 12 “Uno solo puede ser vencido, pero dos podrán resistir. Y, además, la cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente”. Consiguieron ser más resistentes y por eso lograron resolver su dificultad. A esto también se le conoce como la relación tres. En la que está Dios, ella y él. ¡Este vínculo de hecho es inquebrantable!

¿Qué pasa con muchos novios?

Me parece que un buen número de novios católicos no practican ningún tipo de espiritualidad en su relación. Puede que lleven una vida de oración y piedad por separado, pero hacen poco o no hacen lo suficiente durante el noviazgo. ¡Lo que puede llevar a que cometan muchos errores! No hacer oración durante el noviazgo puede llevar a que algo bueno termine. ¿Por qué? Porque una relación sin oración no puede sostenerse.  Así de sencillo. Las tentaciones son muchas y sin oración, no tienes nada seguro. Por tanto, la oración se convierte en una necesidad. Pues la oración sostiene en los momentos de prueba.

¿Por qué no oran los novios?  



El mayor problema es que no se asocia la oración con el noviazgo. Como si fueran cosas totalmente opuestas. Pero esto no debe ser así.  Por ejemplo, cuando un joven dice que va ingresar al seminario le invitan a discernir su vocación haciendo oración. Pero cuando una chica dice que quiere tener novio… ¿Qué le dicen? Le dan todo tipo de consejos y poco se habla sobre la importancia de la oración.  ¿Imagina un matrimonio sin oración? Es algo muy difícil. Es como ir a la batalla sin armas. Podrás confiar en tus propias fuerzas, pero ante una emergencia. ¿Qué vas hacer? Seguro necesitarás de un apoyo mayor para poder afrontar el peligro. Ese ayuda extra es la oración.

Discernimiento en el noviazgo

No olvidemos que el noviazgo es la preparación para el vivir la vocación al matrimonio, y como toda vocación requiere del discernimiento.  Ya que la oración es indispensable para conocer el plan de Dios en esa etapa.  Porque una cosa es buscar a la persona que más te agrade y otra colocar tus deseos en manos de Dios. Porque Él sabe que persona te conviene para tu vida. Por tanto, Dios puede ayudarte a elegir bien. Y de igual manera va a decirte cuando una relación te haga daño.

Testimonios de amor y oración

Un amigo me dijo que desde pequeño empezó a pedir por su futura esposa… ¿Y qué creen que pasó con él? Pues encontró a una buena mujer y ahora él está felizmente casado. De igual manera los mejores matrimonios que he conocido, tienen en común eso: mucha oración. De hecho, tiempo antes de unir sus vidas para siempre, ellos, rezaron mucho. También conozco una pareja de novios que son mis amigos, que rezan el Santo Rosario todos los días. Sin importar la distancia, porque viven en distintas ciudades. Además, ambos tienen muchas actividades durante el día, y sin embargo, eso no les impide rezar. Por eso creo firmemente que el amor se demuestra rezando. ¿Te imaginas un noviazgo donde puedas rezar el Santo Rosario todos los días?



La fórmula de la felicidad

Con estás experiencia les puedo compartir una pequeña fórmula para ser feliz: rezar durante el noviazgo es igual a tener un buen discernimiento y por tanto es poner la base para vivir un excelente matrimonio.
No hay duda. ¡La oración es la clave! Yo siempre que veo a una pareja de novios les recomiendo que oren juntos porque he visto como Dios actúa. El transforma completamente a los enamorados y  actúa con fuerza.

¿Qué pasa si tienes un novio ateo?

Lo ideal es iniciar un noviazgo con una persona que sea católica. Pero si se da el caso, hay que incentivar al otro a tener un encuentro profundo con Dios. Eso es importante. Porque es una forma de evangelizar y dar testimonio.  Lo cierto es que esto implica un gran reto. Hablar de Dios y hacer oración con una persona que no cree, no es para nada sencillo y requiere una formación sólida y madurez espiritual. No vaya ser que la actitud del ateo transforme al creyente y termine este confundiéndose.

Por otro lado, intentar meter a Dios en una relación puede llegar a ser un motivo de ruptura. Eso es también es una realidad. Si se quiere intentar una relación de este tipo hay que estar consciente de todo lo que implica. Tampoco digo que sea imposible de lograr. Hay matrimonios que así empezaron y les fue bien. Lo que quiero decir es que, si esa persona no cree, no es motivo suficiente para excluir a Dios de la relación.

Beneficios de hacer oración durante el noviazgo:

1.    Ayuda a vivir la castidad. La oración es fundamental para no caer en tentaciones en durante el noviazgo. Decía San Juan Pablo II “Si queremos guardar la castidad, en un mundo que considera locura amar con el Amor de Dios, es imprescindible la oración”. Por eso los novios que dejan la oración corren más riesgos y en cambio los que si lo hacen superan las dificultades. La oración siempre les sostiene.
2.    Fortalece la comunión con Cristo.  “La oración es cristiana en tanto en cuanto es comunión con Cristo”. CIC 2565. Es un hecho que la oración hace que nos encontremos con el Señor. Por tanto, si esa relación, no te hace crecer en el Amor a Dios y no te anima a ser más auténtico y cercano con los demás; mejor busca por otro lado. Porque no te está haciendo bien. La auténtica oración siempre te lleva a tener un encuentro con el Creador y con los hombres.
3.    Fomenta la paz, la confianza y la armonía en la relación. Quien desea un noviazgo, donde reine la paz, debe hacer oración. Pues es evidente que nuestro pecado y debilidad provoca muchos problemas. Hacer una pausa en el momento de crisis y guardar silencio para poder hacer oración, ayuda mucho. Como decía Santa Teresa de Calcuta “El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz”.  

Por último. ¿Imagina que los novios y esposos hicieran oración con mayor frecuencia? ¿Cómo estarían sus vidas? Sinceramente pienso que su amor estaría más lleno de Dios, y no tendrían la necesidad de divorciarse o separarse, tampoco tendrían peleas sin sentido. Lo que llevaría a que su amor se transforme en oración y su oración se convierta en Amor.

 

Artículo patrocinado.

Gracias a nuestro bienhechor Felipe López Manjarez de México por su donativo, que hizo posible la publicación de este artículo

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!