Menu


II. 9 Los daños más frecuentes por carencia paterna.
Ausencia, abandono, inseguridad...


Por: Pia Hirmas | Fuente: Catholic.net



II.9 Los daños más frecuentes por carencia paterna.

1.    Un padre ausente en hijos madres solteras genera un fuerte sentido de abandono.

2.    Genera una deficiencia en la imitación o contraste según el caso en el modo de expresar la identidad sexualidad.

3.    Genera un doble abandono porque la madre tiene que salir a trabajar.

4.    Hay una confusión sobre la autoridad de la madre y los abuelos o parientes que cuidan con estilos y criterios distintos y a veces incluso opuestos.



5.    La exposición a nuevas parejas de la madre y ser relegado afectivamente, además del peligro que conlleva traer un extraño a la intimidad familiar.

6.    La necesidad de tener la contención educativa y normativa que muchas veces la autoridad  materna se encuentra insuficiente y desgastada.

7.    No tener un modelo responsable y admirable de proveedor que introduzca al hijo en el mundo laboral.

8.    Se exponen a buscar modelos falsos de seguridad y proveduría que les exponen a grupos y sectas violentas y criminales, a abuso sexual, abuso de sustancias tóxicas,  a transgredir el orden social, etc.

9.    La impunidad y corrupción social, la falta de veracidad son efectos que muchas veces reflejan una carencia de ejercicio de autoridad moral y legal en quien la debería custodiar  y enseñar en casa: el padre.



10.    La falta de religiosidad masculina, haciendo que la religión sea cosa de mujeres. En el pueblo de Israel la religiosidad era fuertemente enseñada y custodiada por el padre, es en el Nuevo Testamento que Jesús muestra una especial redignificación de la mujer y serán precisamente ellas las que le acompañen más hacia el final de su vida terrena. La Iglesia es la gran equilibradora del papel y aporte particular de cada uno como vemos en los Hechos. Sin embargo, el flagelo ilustrado ha generado que los hombres ufanados de su racionalidad se han alejado de la vida religiosa y del encuentro afectivo con Dios, dando como última consecuencia la herejía del modernismo.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!