Menu


«Los Increíbles II»
La familia de “súpers” vuelve para reafirmar que la familia es madre y padre.


Por: Ignacio Romero Carranza | Fuente: catholic-link



Casi 14 años esperando esta película. Se rumoreaba que el lobby LGBTQ se había metido a fondo y que iba a haber atentados en contra de la familia. Me mantuve escéptico y fui al cine listo para decepcionarme. Cuando terminó, no podía creer lo que había visto.

Si no fuiste a ver «Los Increíbles II», no sé qué estás esperando. La familia de “súpers” vuelve para reafirmar que la familia es madre y padre. Que la unidad entre los integrantes del grupo familiar se logra solo cuando cada uno cumple su rol. En los tiempos que corren, una película como esta es una bocanada de aire fresco.

Eso sí. No se puede ver con ojos inocentes. Claramente uno de los personajes (no voy a decir nombres ni súperpoderes para no spoilear la película) dice una frase típica del lobby de la ideología de género. Pero es tan sutil, tan superficial, que seguro pasa desapercibido entre los más chicos.

Lo aclaramos para que no queden dudas. En Catholic Link no recomendamos que se vea «Los Increíbles II» como una película 100% cristiana con todos los valores. Pero, como dijimos, hoy en día, un film con la producción y el público masivo como este, es realmente algo para aplaudir.

1. El rol de cada uno en la familia



Es increíble como cada uno sabe que le toca aportar en la familia. Ni de más ni de menos. Violeta en plena adolescencia, Dash entrando en ella y el bebé que acapara la atención del padre, o por lo menos así se sienten los hermanos. Cuando Helen, la mamá, se va a trabajar (detalle revelado en el tráiler), ella misma se da cuenta de que su lugar realmente está en casa con los chicos.
2. La familia es mamá y papá, unidos en matrimonio

Si bien el casamiento se retrata al principio de la primera película, la promesa que se hicieron Bob y Helen vuelve a dar el presente en esta segunda entrega de Brad Bird. En más de una “toma”, se puede apreciar en el dedo de ambos súperheroes el anillo de matrimonio dorado que resalta en sus dedos. Cabe destacar este detalle, ya que nos encontramos en un momento histórico en el que la familia es atacada por todos los ángulos posibles. En ningún momento de la película se hace referencia a una “familia” de dos papás o dos mamás. Las cosas como son. Bien por Pixar.
3. La familia primero

Hoy día, hay gente que no ve la hora de irse de su casa para escapar de esa realidad familiar que le tocó vivir. Se rebelan contra la vida porque no les dio lo que ellos querían. Pier Giorgio Frassati, el beato de la juventud, es un claro ejemplo de lo cristiano por hacer. A principios de sus 20, Frassati estaba enamorado de una joven de su grupo de amigos. A la par, en casa, sus padres estaban al borde de la separación y él eligió dejar de lado su propia felicidad para procurar mantener unidos a sus padres. No hubiera sido pecado que continúe su relación con la chica, pero la opción radical, magnánima de Pier Giorgio es una que vale la pena tener en cuenta. ¿Cuántas veces decidimos por comodidad nuestra y no por lo que conviene a la familia? En la película, Violeta da ese paso de madurez. Reconoce que sus problemas no son los más importantes, su familia la necesita más todavía y ella decide dar ese paso.
4. La paternidad es un acto heroico… hecho correctamente

En un momento, Bob se ve excedido y recurre a su amiga modista, Edna Moda, para que le dé una mano con Jack Jack. En su visita, Edna dice algo que pega en el clavo. «Hecho correctamente, la paternidad es un acto heroico. Hecho correctamente». ¿Qué más cierto? Toda la renuncia, entrega, toda la incomodidad que supone ser padres requiere de un esfuerzo de héroe para poder darlo todo.

5. Las pantallas y el día a día



En la película, la “cultura de las pantallitas” se pone en escena. Vivimos rodeados de pantallas. Celulares, tablets, televisión y hasta en algunos relojes. La tecnología se apoderó de nuestra rutina. ¿Hasta qué punto es cierto en nuestra vida? ¿Cuánto nos ciegan las “pantallitas” de nuestro día a día? ¿Damos prioridad a la persona que tenemos en frente o al celular en nuestro celular?

Aclaración para los padres: Como se dijo al principio del comentario, la aparición del lobby LGBTQ es muy, muy difusa. En un momento, una súperheroe no muy conocida se acerca a Helen/Elasticgirl y le dice «si no hubieras salido y hecho todo lo que hiciste, yo nunca me hubiera animado a ser lo que soy hoy». Si se tiene conocimiento del caso, por ejemplo, de Ellen De Generes, estas mismas palabras usaron algunos fans suyos para decirle que ella los inspiró para “salir del closet”. Es importante reconocer estos “huevos de pascua” que esconde esta cultura. Pero que esto no sea algo que nos impida de disfrutar de una excelente película animada con una historia inteligente, personajes con valores y acción para grandes y chicos.





Compartir en Google+




Consultorios
Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!