Menu


Católicos de pecado y Católicos de Misericordia
Click para más información
La Iglesia, un lugar para amar más a Dios, a pesar de mi mismo


Por: Mitzy Espinosa de los Monteros Álvarez | Fuente: Catholic.net



No es novedad que  cada uno de nosotros en nuestro grupo de amigos, el colegio o en el trabajo, a la hora de intentar hablar de nuestra fe, el tema se torne complicado porque la gente que piensa diferente muchas veces empiezan a, sin razón, atacar.

Para ser honesta, comúnmente evito el tema o de plano refuto, pero en el último mes me he dado a la tarea de escuchar, con toda la atención y todo mi corazón, las criticas de aquellos que "sí creen en dios, pero no en la Iglesia".

Ante este ejercicio, me he visto sorprendida, mucha gente se siente ante la Iglesia: excluida y limitada;  y me ha sorprendido porque, siendo la religión católica,  no solo con la que nací si no la que profeso y amo con todo mi corazón en la actualidad,  me hablan de algo completamente diferente  a lo que yo, a lo largo de los años, he experimentado.

Una Iglesia que ha recibido el don de Cristo eucaristía, presente, real, y vivo;  una Iglesia que suministra los sacramentos, que nos hacen mejores personas, nos dan gracias invaluables;  una Iglesia que propone como la conversión como el camino, y te habla de un Dios que ha pesar de todo te ama:  no la veo yo como una Iglesia que limite.

Hasta que hace poco caí en razón: cada que hablo con un "no creyente de la Iglesia", siempre va de frente, en cada uno de sus argumentos la palabra Pecado: “en la Iglesia no puedes hacer esto por que es pecado” , “te limitan, si no cumples los 10 mandamientos es pecado”,  etc.



Pecado ven por todas partes, y entonces es claro de donde surge la idea que la Iglesia, limita, domina, exige y excluye.

Y claro mi visión, es diferente, yo cuando escucho Iglesia, pienso en Misericordia, en camino para amar más a Dios a pesar de mí misma; pienso en  comunidad de personas,  si con muchos pecados, pero  levantándose día a día con la esperanza de la santidad.

Veo Misericordia: en esas reglas o mandamientos, que te llevan a ser libre, a ser lo que Dios a soñado de ti y que en ellas esta el camino  para adorar a Dios tal como se merece.

Una Iglesia que te invita a orar, no para que cumplas, sino para que tengas la gracia de poder hablar con el Creador del Universo cara a cara.

Donde ellos ven represión, yo veo libertad, donde los demás ven intolerancia, yo veo Amor , donde todos ven pecado yo veo Misericordia…



¿Por qué lo ven así?  Porque quizá, quieren creer en dios, y ese dios no tiene Iglesia: Sí, quieren creer en un dios permisivo, libertino, sin carácter, un dios que solo en las necesidades, un dios con el cual no hay comunicación, al que no hay que ir a ver, el dios del compromiso: porque así  nos educaron o porque necesitamos en qué creer; un dios que esta más lejos aún que el cielo, y que no se involucra con lo que pasa en la tierra.

Ese no es el dios  de nuestra fe, de nuestra Iglesia. Cada uno de nosotros somos la Iglesia, y debemos proclamar la Verdad, el Camino y la Vida,  por eso el día de hoy, yo te invito a ti, católico de la misericordia, que cada que escuches un católico del pecado, le enseñes con tus actos, al verdadero Dios, y pueda entender la grandeza de la Iglesia.

 

 

 

Artículo patrocinado.

Gracias a nuestro bienhechor Juan Elías Gutierrez por su donativo, que hizo posible la publicación de este artículo

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!