Menu


II.2 ¿En qué consiste la paternidad espiritual de Dios?
Click para más información
Dios es padre no solo porque crea, sino porque engendra espritualmente


Por: Pia Hirmas | Fuente: Catholic.net



II.2 ¿En qué consiste la paternidad espiritual de Dios?

Podemos ver con esto que Dios no sólo es padre porque crea la existencia humana, más o menos parecida a Él, sino porque lo engendra espiritualmente, haciéndole participe de su vida sobrenatural al regenerarlo como hijo en las aguas del bautismo. Y toda la vida sacramental busca sostener al hombre en la unión con Dios por medio de Jesucristo con la acción del Espíritu Santo.

En este contexto, nos dice el Concilio Vaticano II, siguiendo la tradición de la Iglesia, “En esta especie de Iglesia dome?stica, los padres deben ser para sus hijos los primeros predicadores de la fe” (GS 11). Así que el engendrar de la Iglesia, comienza con la semilla de la palabra  y el testimonio, y como es lógico eso lleva a introducirlos en la vida de los sacramentos. Así es que uno de los deberes paternos más nobles es sostener y acompañar la vida espiritual de los hijos.

Vemos el ejemplo que nos deja la vida de la Sagrada Familia, que cumplían siempre con lo prescrito por la ley tanto para circuncidarle y ponerle el nombre de Jesús, como correspondía legalmente al padre, en memoria de la tarea de Adán, y le llevaron a presentárselo y consagrarlo al Señor y pagar el rescate del primogénito (cfr. Lc 2, 22 ss), aún cuando Él venía a rescatarnos a nosotros, a la purificación de la madre, que era la Inmaculada. Más allá del cumplimiento del deber, la piedad les llevaba a subir cada año al Templo (Lc 2,41). En el corazón de esa familia estaba Dios para marcar sus tareas, su conducta y sus tiempos.

 



Artículo patrocinado.

Gracias a nuestro bienhechor Nelson Rene Torales de Argentina por su donativo, que hizo posible la publicación de este artículo

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!