Menu


La realidad del mundo
Click para más información
Crecer, conocer, no dormir, reir: tomar lo que el mundo nos da hoy, como una oportunidad


Por: Mitzy Espinosa de los Monteros Álvarez | Fuente: catholic.net



Es cierto que en la actualidad, la mayoría podemos decir que el mundo va de mal en peor, que no estamos avanzando: las relaciones personales cada vez son menos personales, la ecología y el medio ambiente, la educación, la política, en fin pareciera que no hay mucho que esperar.

Los jóvenes, esos que son futuro y presente del mundo,  están inmersos en sí mismos, que al único lugar que les interesa pertenecer es al de la inmediatez: las tendencias de ropa, las marcas, las selfies, las redes sociales... y después de ahí nada.
Una exposición al mundo tan falsa, que nos deja  un vacío.

Esta visión es muy pesimista, pero es de lo que a diario en el metro, en el bus, en el trabajo, en el radio, la televisión  o en la escuela hablamos, sin embargo el día de hoy vengo a decirte que no es así con todos.

Y es que yo estoy segura que en algún rincón del mundo hay un grupo de jóvenes alegres, entusiastas que quieren y están haciendo algo por su comunidad, por su país y algunos por su continente.

Estoy segura que estos jóvenes no duermen, están día a día buscando que hacer para crecer, para conocer, para reír, por que las risas le dan vida a los espacios; son jóvenes que ocupan lo que el mundo de hoy les da como una oportunidad, que buscan acortar distancias para ser cercanos en el corazón, que no se preocupan por modas, por que su única tendencia es ser feliz, son jóvenes que desde sus realidades dan la buena nueva al mundo entero, al mundo que ellos conocen, su mundo.



Y cuando estos jóvenes se juntan, se logran cosas maravillosas; por que se convierten en el regalo más grande que el ser humano puede tener: amigos.

Amigos con una misma meta, esos que se convierten en hermanos.

Esto no es utopía, ni es un cuento que me he inventado, hablo de la realidad, de mi experiencia,  estos jóvenes son mis amigos, pero también puedes ser tú y los tuyos. Cada casa en el mundo con un joven, tiene este potencial.

Se trata de no quedarnos sentados, de no dormirnos temprano,  y trabajar por mostrarle al mundo su realidad: su alegría y su fuerza para ser mejores.

 



Artículo patrocinado.

Gracias a nuestro bienhechor Luis Chávez Vázquez de México por su donativo, que hizo posible la publicación de este artículo

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!