Menu


La Sabiduría
El hombre busca razones de intelecto, y se olvida de las razones de fe.


Por: Margarita Gonzalez | Fuente: Catholic.Net



El hombre interpreta de acuerdo a razones de ciencia y no de fe.

El depósito sagrado que es la Biblia la manipulan y esgrimen razones científicas para hacer alarde de conocimientos humanos, más no de los de Dios, que os creó de tierra estéril, no propia para el cultivo, y de esa manera demostrar al hombre la Sabiduría y Potencia de Dios.

El hombre busca razones de intelecto, y se olvida de las razones de fe, de verdadero cariño y amor propios del corazón de Dios, dispuesto siempre a cumplir voluntades ajenas a mi propia voluntad, con tal que el hombre madure y aprenda lo concerniente a las razones y el amor Omnipotente de Dios.

Has cumplido una misión muy grande al abrir los ojos de la conciencia adormilada de la gente que ve pasar ante sus ojos la grandeza y sabiduría de Dios para disfrutar de la vida propia de los hijos de Dios.

Abrigo esperanzas de que el hombre recuerde de donde procede, y del bien superior que lo aguarda si camina los senderos de la ciencia Infusa que puse en sus conciencias y corazones, para que comprendieran la grandeza operante del respeto y amor a todo lo concerniente a Dios y su  hacer a favor de los hombres, de la Creación.



Comunica a mis hijos lo que has entendido y comprendido para que el hombre conozca otra razón y voluntad Superior incluso al más sabio de los hombres y que no conciben a un Dios Poderoso y Eterno, que los ama y les da testimonio de su amor, en la biblia, libro inspirado por Dios para conocimiento humano del poder Divino, que hace maravillas con un solo deseo de su corazón.

El corazón del hombre mutila mis enseñanzas y sabiduría y la pone, incluso, por debajo del más torpe de los hombres, y YO SOY DIOS.

Aumentad el Sistema

Jesús dice:

Es necesario ante una enfermedad peligrosa, antes que aumentar el sistema inmunológico del cuerpo, pensar en el sistema inmunológico del alma.



Invertís grandes sumas de dinero y esfuerzo personal en mejorar  el sistema inmunológico del cuerpo por medio de dietas que los sacan de su rutina y rompen la armonía que debe reinar en los hogares, en el matrimonio, y los lanza a emprender dietas que demandan mucho esfuerzo y dinero y también mucho tiempo que estaría mejor empleado dedicándolo a Dios, a los hijos, a la esposa (o),

Esos esfuerzos mejor oriéntenlos hacia los demás, el dinero que se pudiera invertir en esas dietas costosas, mejor dedíquenlo a ayudar a los necesitados, a hacer el bien.  En lugar de tristezas, llenar el hogar de alegría, de paz, de bien, teniendo a Dios siempre como el Centro de todas vuestras vidas.

Dediquen un tiempo a visitar enfermos que requieran de vuestra visita para alegrarse, a ancianos, a huérfanos.  Obren el bien, y sientan la satisfacción que el bien obrado nos da.  La satisfacción nos produce felicidad por el hecho mismo de hacer el bien, y esa felicidad aumenta el sistema inmunológico del alma.

Continuad vuestra vida diaria, su rutina, vivid alegres dando gracias a Dios por el Don de la Vida, que lo que tenga que ocurrir, ocurrirá, y ¿qué mejor estar en manos de  Dios para cualquier evento?

Recordemos siempre el gran Amor de  Dios que siempre está con los suyos y con la tranquilidad y confianza que un bebé está en los brazos de su Padre, así también pónganse en las Manos de Dios Misericordioso y Amoroso.

Que ésta enfermedad que os aflige sea motivo de santificación y esperanza en Dios  Confiad en Él que nada ocurre en que Él no obre sacando de un mal un Bien Mayor.

Poned a Dios siempre en vuestro corazón para llevarlo a través de vuestros actos y obras.

Dios nunca abandona a los suyos.  ¡CONFIAD!.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!