Menu


Consagración al Espíritu Santo
Click para más información
Melodía del Corazón de Dios


Por: Margarita Gonzalez | Fuente: Catholic.Net



La iglesia toma la fuerza de esa acción creadora que toma el Espíritu que trasciende barreras de materia inerte en fruto ´precioso que da vida al ser especial que merece frecuentar la Comunión con Dios.

El hecho de decir “Este es mi cuerpo y esta es mi Sangre” representa para el hombre una acción directa de Dios en beneficio de la humanidad que lucha por alcanzar un ideal; de dar vida al cuerpo glorioso de Dios en sus hijos, que se congregan para celebrar la dimensión sacerdotal y escatológica de la Vida después de la vida, ausente ya de toda muerte y lucha espiritual.  

 

 

El Espíritu Santo, el Espíritu de Dios impregna todas las obras creadas por el Corazón y el querer de Dios.



Es una Melodía que constantemente le rinde la Creación a Dios, canto de alabanza y de gratitud por haber sido llamados a la existencia, de acuerdo a Su Corazón, de acuerdo a Su Amor.

Y esa melodía que infundió vida a las obras de la creación, continúa resonando hoy y siempre y nos permite comprender el gran amor que Dios puso en cada una de sus obras, especialmente en el corazón humano para, con sus notas de amor, alegrase el Corazón de Dios y armonizase todas las cosas que Dios dispuso para su felicidad y bienestar.

 

Esa armonía que impregna la creación el amor, resuena en el corazón y en los oídos de Dios, pero entre sus notas armoniosas, resuenan notas discordantes que alteran el Plan de Dios de comunión con Él y el resto de la creación.

Es el corazón del hombre que ha permitido que el enemigo apague la armonía que Dios dispuso para cada corazón, y es necesario recuperar esa armonía, ese respeto, ese amor, esas notas musicales que cada ser humano posee para, alabando a Dios, ser felices en la plena realización de la felicidad que Dios dispuso para el hombre, y que cada vez se aleja más de la humanidad. 



 

Dios lucha por devolver la melodía original  propia a cada corazón.  Es necesario defenderla y protegerla del enemigo que quiere destruir nuestra armonía, nuestra paz interior .Es necesario que el hombre recupere la Fe y el Conocimiento de su propia valía que Dios le concedió  que se acrecentó hasta estatura Divina con nuestra redención y la gracia que Jesús nos alcanzó al darnos la Filiación Divina. 

Es necesario volver al Amor y la Santidad en los que fuimos creados y a la que nos llama Dios.   

                     

     

 

 

 

Estando rezando mis oraciones de la noche, le digo al Espíritu Santo, que por qué no me ha dictado El algo más como Dios Padre y Jesús, pensando en estas estampas que la Virgen me pide le envíe al Papa.  A mí me gustaría que también Tú dictaras otra vez, algún mensaje, y me dice, sonriendo:

 

Yo estoy presente en cada escrito, en cada pensamiento que brota de tu corazón.

Estoy presente en la Brisa.

Soy el Amor con el que te ama Dios.

Yo te digo cuando tú escuchas lo que te dice el corazón. 

En cada caricia, en cada suspiro que brota del corazón.

Estoy en la Melodía con la que una Madre acuna a sus niños, y les habla de Dios.

Yo estoy en la risa y en el sosiego que experimentas, como bálsamo amoroso, en tu corazón.

Cuando te dictan, cuando te hablan, los grandes amigos de Dios.

En los Amaneceres y Atardeceres Luminosos con los que les ama Dios.

Soy el Espíritu de Vida que brota del corazón.

Soy la caricia que se posa en tu cabeza, estoy en la Luz que irradia tu corazón.

El Amor Infinito con el que te Ama Dios, resplandece como brillo que da contento a Dios.

Esa Luz Radiante y Bella que es el Amor que sientes por Jesús es repuesta Limpia y Noble del Gran Amor de Su Corazón.

Siempre que el Amor sea el motivo de cada acción, recuerda, en él, estoy Presente  Yo, Bendiciendo de vuestra parte, al Gran Dios que os ama tanto y que les da Su Bendición.

El amor de vuestro Corazón, es el reflejo purísimo del amor con el que ama Dios

Artículo patrocinado.

Gracias a nuestro bienhechor Arturo Penelas de Perú por su donativo, que hizo posible la publicación de este artículo.

¡Dona Aquí!






Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!