Menu


A mi madre del Cielo
En homenaje a todas las madres que intentan parecerse a nuestra Madre del cielo.


Por: Maria Luisa Martinez Robles | Fuente: Catholic.Net



En homenaje a todas las madres que intentan parecerse a  nuestra Madre del cielo. A todas las madres que ya no están con nosotros, pero que nos enseñaron a ser buenas personas, honestas y desinteresadas. A aquellas que cada día se olvidan de sí mismas para dedicarse a la familia. A  ellas, que dedican su vida a sus hijos y dan sin esperar nada a cambio. Nos volvemos niños de nuevo y por todas ellas, elevamos nuestra oración a María.


 

A MI MADRE DEL CIELO

 

Todo esto te lo digo en nombre de estos niños y niñas del mundo.



María, tu eres mi madre del cielo. Me han dicho que ser madre es muy difícil y lo creo porque me fijo en mi mamá y siempre tiene cosas que hacer, incluso en nuestras vacaciones. Me escucha, me anima, me comprende. No sé cómo lo hace. Me parece muy difícil.

A veces, no creas, también la veo triste, pero enseguida se le pasa.  Estará hecha de forma diferente a otras personas, con otro material. Pregúntale a Jesús, Él tiene una madre estupenda. Es decir Tú.

Le diré a mamá que se fije en ti, y yo me fijaré en tu Hijo. La quiero mucho, aunque a  veces me olvido de decírselo. He tenido mucha suerte con la madre que tengo porque si la hubiese pedido a la medida, no sería de otra manera.

Tengo mucho que aprender para ser como ella el día de mañana. Mi abuela dice que su madre le enseñó muchas cosas. Que se acuerda mucho, mucho de ella. Díselo a mi bisabuela, está con vosotros en el cielo.  

Bueno no te entretengo más que eres madre de todos nosotros  y tienes muchas cosas que hacer. Sigue cuidándonos como hasta ahora lo has hecho, en especial a mamá.



Es una suerte tener dos madres, no nos olvides nunca, aunque nosotros nos portemos mal. Te queremos mucho.

 

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!