Menu


Hogar de la Madre de la Juventud (HMJ).
La Misión de las Siervas: la defensa de la Eucaristía, la defensa del honor de Nuestra Madre y mucho más.


Por: Redacción | Fuente: Siervas del Hogar de la Madre



Fruto del trabajo apostólico de D. Rafael Alonso Reymundo, sacerdote diocesano de Toledo, el 29 de julio de 1982, junto a la tumba de San Pedro en Roma, como signo de fidelidad al Papa y a la Iglesia Católica, se comprometieron seis chicas a llevar una profunda vida cristiana, con una apertura total a la voluntad de Dios. Así nace el Hogar de la Madre de la Juventud (HMJ).

 

Así constituyeron en germen el grupo apostólico del “Hogar de la Madre de la juventud” teniendo como misiones: la defensa de la Eucaristía, la defensa del honor de Nuestra Madre, especialmente en el privilegio de su Virginidad y la conquista de los jóvenes para Jesucristo.conmamie

 

En diciembre de 1983 comenzó también la rama masculina de jóvenes. El Hogar de la Madre de la juventud, compuesto de chicos y chicas de distintas edades, fue madurando y creciendo.



 

Algunas de las chicas se sintieron llamadas a vivir con una total consagración el carisma y las misiones del Hogar.

 

El fruto se abrió: Comienzo de las Siervas - 1984

El 22 de septiembre de 1984, cuatro jóvenes comenzaron en el silencio esta nueva experiencia de vida consagrada: las “Siervas del Hogar de la Madre”. Durante cinco años vivieron en un piso en Madrid con otras jóvenes mientras realizaban estudios universitarios y maduraban en lo que deseaban vivir.



En julio de 1988 D. Rafael Alonso Reymundo, catedrático de Geografía e Historia, se trasladó a Santander con permiso por escrito de su Obispo para dar clases en un Instituto de la ciudad de Santander. Allí conoció providencialmente al P. Jeremías Rodríguez Pastrana, C.P., que entonces era el Delegado de Religiosas de Vida Activa de la diócesis de Santander. D. Rafael le habló de las jóvenes que estaban iniciando esta nueva forma de vida consagrada. El P. Jeremías le animó a presentar los Estatutos para su aprobación y también a que las jóvenes se trasladaran a la diócesis de Santander. Esto se realizó el 24 de enero de 1989.

Unos meses más tarde el Vicario General de la diócesis, D. Carlos Osoro Sierra, actual Arzobispo de Madrid, y el P. Jeremías celebraron la Misa y reservaron el Santísimo en el piso a donde se habían trasladado provisionalmente.

Un paso decisivo: Votos en casa de la Virgen - 1989

El 8 de septiembre de 1989 las tres primeras Siervas hicieron votos privados por tres años en Nazaret ante el Delegado de Religiosas de Vida Activa, el P. Jeremías Rodríguez Pastrana y con el permiso oral del entonces Obispo de Santander, el Exmo. y Rvmo. Sr. D. Juan Antonio del Val Gallo.

Poco a poco se les fueron uniendo otras jóvenes que querían compartir ese nuevo estilo de vida.

 

También surgió el deseo de una consagración total dentro de la rama masculina, de ahí que el 8 de septiembre de 1990 nacieran los Siervos del Hogar de la Madre.

 

La Iglesia nos respalda: Aprobación de las Siervas - 1994

Buscando el respaldo de la Iglesia los Siervos fueron acogidos en 1994 en la diócesis de Cuenca tras un encuentro con el Exmo. y Rvmo. Sr. D. José Guerra Campos, obispo de dicha diócesis. Establecieron su sede en Priego (Cuenca). Allí el párroco les preguntó si conocían a algunas religiosas que pudieran dirigir una vivienda tutelada para ancianos. Le hablaron de las Siervas y tras algunas conversaciones se establecieron en Priego en octubre de 1994. Presentaron los estatutos al Exmo. y Rvmo. Sr. D. José Guerra Campos quien dio la aprobación como Asociación Pública de fieles, Instituto religioso en formación, el 8 de diciembre de 1994; ya que en la diócesis de Santander, tras el traslado a Mieres (Asturias) del P. Jeremías, Vicario de Religiosas de vida activa, no se daban pasos hacia la aprobación.

 

Fundaciones

 

A partir de entonces han aumentado las vocaciones y se han abierto nuevas casas, de manera que actualmente las Siervas del Hogar de la Madre son más de un centenar de miembros de once nacionalidades distintas: E.E.U.U., España, Ecuador, Irlanda, Italia, Canadá, Nicaragua, Méjico, República Checa, Inglaterra y Singapur. Tenemos 15 comunidades: ocho en España, tres en Italia, una en Estados Unidos y tres en Ecuador.

En cada comunidad se desarrollan distintos apostolados y actividades.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!