Menu


Aborto y manipulación lingüística
Entre las definiciones "suavizadas" sobre el aborto, una recurre a la fórmula "interrupción del embarazo".


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



El antilenguaje es uno de los fenómenos que caracterizan la modernidad, como han señalado diversos analistas.

¿Cómo funciona? Se trata de disfrazar hechos de por sí poco aceptables con términos y expresiones que los dulcifiquen o incluso los escondan.

El modo de hablar sobre el aborto resulta paradigmático. Muchos omiten sistemáticamente la palabra "aborto". Otros lo presentan con giros que buscan esconder lo que ocurre realmente.

Cuando describimos los hechos tal y como acontecen, vemos cómo todo aborto provocado busca destruir una vida humana, la de un hijo, en el seno materno.

Decir lo anterior resulta, para muchos, políticamente incorrecto. Para otros, genera reacciones de condena. Entonces, el antilenguaje buscará expresiones donde la manipulación lingüística intente que la realidad no se conozca.



Ello ocurre incluso a niveles internacionales y desde instituciones autoproclamadas de "derechos humanos", de las que se esperaría claridad, franqueza, y un modo realista de decir las cosas.

Entre las definiciones "suavizadas" sobre el aborto, una recurre a la fórmula "interrupción del embarazo". Con ella la atención se fija en la mujer que había iniciado un embarazo, mientras queda en la oscuridad lo que ocurre en cada aborto: un hijo que ya existe es eliminado.

A pesar de que la expresión "interrupción del embarazo" (o parecidas) circula ampliamente, y aparece en documentos y leyes de varios Estados, la realidad de lo que ocurre en cada aborto sigue siendo dramática: provocar la muerte de un ser humano inocente.

Superar las manipulaciones lingüísticas en asuntos que atañen los derechos fundamentales de los seres humanos, como el derecho a la vida de los no nacidos, es una de las urgencias de nuestro tiempo.

Las manipulaciones lingüísticas, por desgracia, seguirán pujantes allá donde grupos de poder deseen ocultar injusticias con fórmulas edulcoradas.



Al revés, tales manipulaciones serán superadas cuando los defensores de la vida de los inocentes busquen caminos concretos para denunciar el aborto y para ayudar a las madres en dificultad.

Gracias a tales ayudas, esas mujeres podrán continuar su embarazo y así permitir el nacimiento, en condiciones lo más favorables posibles, de sus hijos, reconocidos en toda la dignidad que les pertenece como miembros de la familia humana.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!