Menu


Cristianos en Política
El Matrimonio es de un Hombre y una Mujer.


Por: Javier Ordovàs | Fuente: Catholic.Net



En muchos países se ha realizado y se está llevando a cabo la batalla por presentar la aprobación de la unión homosexual como matrimonio. Con ese motivo distintos grupos de cristianos, en ejercicio de la democracia, se han mostrado contundentemente en contra.

En los medios de comunicación es muy frecuente el comentario en contra de que los cristianos intervengan en política por mostrarse en contra del llamado matrimonio homosexual.

Los cristianos hemos contribuido al nacimiento de la democracia y la reconocemos como la forma más civilizada de gobernar descubierta hasta el presente.

En consecuencia hemos aceptado las reglas  democráticas y en ese juego democrático hemos perdido y ganado batallas. Cuando hemos perdido, que no han sido pocas veces, hemos aceptado el resultado y seguimos conviviendo  con  algunas leyes que no aceptamos.

Internamente los cristianos no somos un grupo o partido monolítico,  hay multitud de aspectos socioeconómicos en los que  vivimos el principio de respeto a la propia conciencia y opinión personal.  Solamente en los primarios temas morales seguimos las directrices de la doctrina de Cristo.



El matrimonio y la familia, no son simplemente un tema de conversación, son la base de la persona y la sociedad y por ello, exponemos, defendemos y empleamos todos los recursos mediáticos, que la democracia nos permite, para exponer nuestra opinión, no para imponerla.

Y no solamente porque la Biblia lo diga, sino porque mucho antes que la Biblia lo declarara por escrito, la ley natural y, por tanto la razón,  nos dicen que  el matrimonio es de  un hombre y una mujer.

 

La unión homosexual  que la realice quien quiera, no podemos impedírselo, pero no es matrimonio. Afirmar eso no es ofender a los homosexuales, ni discriminarles.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!