Menu


Dictaduras ideológicas e historia
¿Qué es la dictadura ideológica?


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Uno de los esfuerzos típicos de las dictaduras ideológicas consiste en redactar e imponer relatos de historia que se convierten en norma y regla obligatorias.

Ello ocurre cuando alguien piensa que la historia debería avalar ciertos planteamientos y oponerse a otros. Desde luego, el ideólogo totalitario establecerá qué planteamientos serían correctos según su mentalidad.

Cuando se actúa así, el oficio del historiador queda reducido al de un servidor de los gobernantes totalitarios, algunos de ellos vestidos de demócratas porque a través de los votos dominan parlamentos y órganos de poder.

En realidad, la historia es una disciplina que busca comprender el pasado desde documentos y con métodos serios. Como es natural, un historiador tendrá una perspectiva y otro tendrá una perspectiva diferente, pero si son honestos no cerrarán la puerta a nuevas investigaciones.

Lo que resulta claramente incorrecto es imponer la perspectiva de unos contra la de otros, incluso con planteamientos que impiden cualquier esfuerzo por reconocer los aciertos y los errores que puedan encontrarse en tendencias diferentes.



Por eso, la gente necesita reconocer el gran daño que los dictadores ideológicos provocan si llegan a silenciar historias contrarias a sus presupuestos y si buscan imponer con el apoyo de leyes represivas sus propios puntos de vista.

Porque actúan así quienes han caído en un grave error, común no solo a terribles dictadores del pasado y del presente, sino a muchos que se declaran demócratas cuando deberían ser vistos como demagogos: el error de olvidar la justicia como criterio básico de la vida social.

Solo con personas amantes de la justicia será posible no solo denunciar a los dictadores ideológicos en sus proyectos impositivos y antihistóricos, sino promover un sano pluralismo a la hora de estudiar y comprender el pasado, con sus luces y sus sombras, con sus grandezas y sus miserias.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!