Menu


Educación financiera
Los hábitos financieros deben iniciar a temprana edad


Por: Veronica González | Fuente: Red de Comunicadores Católicos



En este inicio de año en el cual todos nos ponemos metas a cumplir como el ahorro y la estabilidad económica, es una buena época para enseñarles a nuestros hijos un poco sobre educación financiera.

Como padres siempre estamos preocupados por darles una buena educación a nuestros hijos, buscamos que obtengan los valores necesarios para tener un futuro exitoso. Sin embargo, en muy pocas ocasiones nos detenemos a enseñarles el manejo de las finanzas y la administración de su dinero.

Los hábitos financieros deben iniciar a temprana edad para que se acostumbren a manejar de manera adecuada sus ahorros. Es necesario generar en ellos el sentido de la responsabilidad del buen uso de sus ingresos, para que cuando sean adultos tengan la capacidad de manejar sus ingresos y aprecien el valor de su patrimonio.

Esta formación nos da la oportunidad de que ellos conozcan de dónde viene el dinero, para qué se utiliza, cómo hacerlo crecer y cómo ser un consumidor inteligente. Aprender a ser un buen administrador está relacionado con la toma de decisiones, es importante que ellos decidan en qué gastaran su dinero y ayudarles a identificar las posibles consecuencias de esas compras.

Algunos expertos mencionan que la edad para iniciar esta educación financiera es a partir de que los pequeños empiezan a pedir que se les compre algo.



En Red Familia te damos algunas sugerencias para que puedas iniciar a inculcar buenos hábitos de ahorro a tus hijos.

    Primero puedes animarlos a realizar trabajos en casa por los cuales les otorgues una remuneración económica.
    Segundo que identifiquen la diferencia entre deseos y necesidades, que se cuestionen si lo necesitan o solo invertirán en algo que quieren pero a la larga no ocuparán.
    Deben conocer el valor de los productos y la cantidad con la que cuentan, es necesario que el chico sepa que no puede gastar más de lo que tiene.
    En caso de que requieran un préstamo para completar, recomendamos que se le fijen plazos para pagarlo y ser muy estricto en el cumplimiento de los mismos, esto lo preparará para el buen uso de las tarjetas de crédito.
    El hábito del ahorro también debe estar presente, ellos deben fijarse metas para guardar cierta cantidad periódicamente, con un objetivo fijo de esta manera será más fácil que no lo gasten antes.

Ten presente que los niños aprenden más del ejemplo, por lo tanto es muy recomendable que cuando hagamos la organización de los gastos de la casa, ellos participen para que aprendan a administrar el dinero que les dan sus padres como su domingo.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!