Menu


El padre ideal
Papá Sabe lo que Necesitamos


Por: Maria Luisa Martinez Robles | Fuente: Catholic.Net



Para mí, fue el mío. Aprendí mucho de él. Me enseñaba con su ejemplo, no con sus disertaciones. Era honesto con sus responsabilidades. Confiaba plenamente en en mí. Hablaba conmigo y se interesaba por mis inquietudes. Me daba libertad para decidir, pero yo  tenía que asumir mis decisiones. Me infundía respeto, no temor. Siempre decía una palabra amable, elogia lo bueno que hacían los demás. Le importaba la constancia y la superación más que los resultados. Evidentemente eso deja huella.

No era perfecto, quizás con el tiempo haya idealizado su proceder, pero poseía  una gran virtud: su afán de superación y su carencia de egoísmo.                                                                  

 

Ahora ser padre es muy difícil. La sociedad ha cambiado. Los roles se dispersan. La permisividad se confunde con la libertad. La responsabilidad se asume con  dificultad. A los padres de hoy, os ha tocado vivir unos tiempos poco gratificantes, no os desaniméis, seguid aunque vayáis en contra de la corriente. Yo conozco muchos padres que se desviven por sus hijos, pero no salen en la prensa. No son noticia.

Todas las profesiones necesitan una preparación, años de estudio. Para ser padres se necesita toda una vida y nunca sabes demasiado. No es algo pasajero, para divertirte una temporada y si me canso lo dejo.



 

Es mi criterio personal, pienso  que para ser un buen padre se necesita:

 

Afán de superación en todos los órdenes de la vida, hacer las cosas lo mejor que sepas, no lo que sea más fácil. Aceptar a cada hijo como es, no como a mí me gustaría que fuese. No ridiculizar, ni compararle con nadie.

 



Potenciar sus virtudes y que perseveren en mejorar sus carencias. Confiar en ellos. Darles  responsabilidades para que aprendan a equivocarse. Ayudarles siempre, pero no solucionarles las dificultades porque entonces no sabrán afrontarlas cuando se presenten. No mentirles ni aceptar que te mientan. Ser comprensivos, nadie escarmienta en cabeza ajena, inculcarles valores, enseñarles que o  la ética y la moral no están obsoletas Es una buena inversión, te devuelve con creces todo el esfuerzo, el tiempo y las renuncias que has hecho por tus hijos.

 

Es importante el trabajo pero siempre encontraréis la forma de sacar tiempo para  los hijos. Hablarles, sin tapujos, de cualquier tema y ESCUCHAR, con mayúsculas. Pedirles perdón, no importa que sepan que su padre no es perfecto. La mejor enseñanza es el ejemplo. No os desaniméis sí a veces os pesa tanta responsabilidad y tenéis miedo a equivocaros, es normal vuestro temor pero ya sabéis que Dios escribe derecho sobre renglones torcidos.

 

Ser padre es difícil pero es la mejor "profesión"que puede elegir un hombre. Así algún día os recordarán con admiración y cariño, habréis dejado la mejor herencia que existe, una buena educación, unos valores morales y éticos que ayudarán a vuestros hijos a ser felices y si ellos lo son vosotros, también lo seréis.

 

Del Santo Evangelio

Mateo 16-18

 

"José, hijo de David, no temas recibir a María, tu esposa, pues lo que en ella ha sido concebido es obra del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados."

 

"Al despertarse José hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su esposa. Y, sin que la hubiera conocido, dio ella a luz un hijo; y le puso por nombre Jesús."

 

 

 

He escrito esta oración para que  recen vuestros hijos, para que les ayude el mejor  Padre.

 

Jesús, nos has enseñado a hablar con nuestro Padre del cielo. Es el mejor Padre, ¿podrías pedirle por mi papá? Yo también lo haré. Pídele  que no se canse mucho trabajando para nosotros, que sepamos hacerle feliz, que no enferme ni esté triste y que siempre le cuide cuando vaya en el coche. A todos los padres que están ya en el cielo contigo,  cuídales mucho. Protege a todos los padres del mundo para que se parezcan, aunque sea sólo un poquito, a San José.

 

Te doy las gracias porque mi papá es muy bueno y nos quiere mucho.  Siempre está pendiente de lo que necesitamos y de todo lo que nos gusta.

 

De ahora en adelante  pediré yo por él porque ya sé rezar el Padrenuestro.

 

Gracias Jesús y no te olvides de ayudarme a ser un buen hijo, com tú lo fuiste.

 

Una bonita historia para pensar.

 

PAPÁ SABE LO QUE NECESITAMOS

Un padre y sus hijos salieron un domingo temprano de excursión. Querían escalar el monte más alto de su región. Para ello el padre, experto alpinista, les indicó todo el material necesario que debían llevar para alcanzar la cumbre con éxito y sin accidentes. Eso sí, con esfuerzo.

Iban preparados con sus mochilas, dispuestos a comenzar la ascensión, entonces el padre les advirtió que llevasen a mano todos los instrumentos recomendados por él e imprescindibles para la escalada.

Cuando estaban al pie de la montaña se sintió indispuesto. Decidió esperarlos abajo. Ellos estaban preparados y subirían sin problemas. Aguardaría hasta que ellos regresaran.

El mayor confesó a sus hermanos que había dejado en casa algún pico, algún arnés que no consideraba necesario y demasiado pesado.

El mediano aprovechó para asegurar que su padre había exagerado en el material que les aconsejó meter en su mochila y llevaba menos herramientas.

El pequeño asombrado de los comentarios de sus hermanos observó que su padre sabía lo que necesitaban para obtener el éxito de la aventura. Necesitarían todas esas herramientas cuando su padre lo decía.

Efectivamente, el mayor no consiguió subir más que unos metros. Una fuerte borrasca le impidió continuar. El segundo desistió cuando le quedaba poco para llegar a la cima.

El pequeño, con dificultades, con esfuerzo, consiguió coronar la cumbre. Se dio cuenta que su padre no le había cargado de herramientas para fastidiarle, todo lo contrario. Si no hubiese sido por su preparación, su constancia y los medios que llevaba, no hubiese subido la montaña. Se sintió satisfecho

 

CONCLUSIÓN A veces Dios, nuestro Padre, nos hace llevar pesadas cargas, caminar por caminos largos y dificultosos pero nosotros podemos superarlos con constancia, con esfuerzo  y confiando  en Él. No podemos pedirle a Dios que nos ayude y nosotros no esforzarnos.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!