Menu


Anna Kolesárová, Beata
Mártir Laica, 22 de noviembre


Por: n/a | Fuente: annakolesarova.sk



Mártir Laica

En Vysoká nad Uhom (Eslovaquia), Beata Anna Kolesárová, laica, asesinada por defender su castidad († 1944).

Fecha de beatificación: 1 de septiembre de 2018, durante el pontificado de S.S. Francisco.

Breve Biografía


Anna Kolesárová nació el 14 de julio de 1928 en la aldea de Vysoka nad Uhom, en las afueras de la ciudad de Michalovce, en la región eslovaca oriental de Zemplin, en lo que entonces era una parte de la recién formada Checoslovaquia. Fue hija de Ján Kolesár, conocido por sus amigos como "Hruska", y de Anna Kusnírová. Hicieron bautizar a Anna al día siguiente de su nacimiento. La familia fue descrita como una piadosa familia de agricultores que asistía regularmente a la iglesia y vivía su fe en su vida diaria.

Su madre murió cuando tenía diez años y tuvo que asumir las tareas domésticas de la casa, así como cuidar a su hermano mayor Michal. Su vida fue descrita como modesta y sencilla, yendo regularmente a la iglesia. Después de terminar sus quehaceres domésticos, solía ir a misa con sus amigos.

Durante el otoño de 1944, la Segunda Guerra Mundial se acercaba a su fase más sangrienta y final, el frente oriental pasaba por el distrito eslovaco del este de Michalovce, que entonces formaba parte de Hungría. Durante este violento período de transición, los habitantes de Vysoká y las aldeas circundantes se escondían en sus bodegas, esperando a que terminaran los bombardeos y las batallas.



El 22 de noviembre, la aldea fue ocupada por las tropas soviéticas del Ejército Rojo. Jan Kolesár se refugió con su familia y sus vecinos en el sótano debajo de la cocina. Durante un recorrido por la casa, un soldado soviético borracho descubrió el escondite y miró dentro. Por insistencia de su padre, Anna Kolesárová salió del escondite, se acercó a la cocina y sirvió al soldado con comida y agua.

Debido a la incertidumbre de la guerra, ella y las otras mujeres del pueblo llevaban vestidos negros para no llamar la indeseada atención y desalentar el comportamiento inapropiado de los soldados. A pesar de esto, el soldado comenzó a hacer insinuaciones sexuales hacia ella. Cuando ella lo rechazó, él la amenazó: se acostaba con él o la asesinaría. A pesar de esa amenaza ella se negó. Logró soltarse y corrió al sótano. El soldado la persiguió, le permitió despedirse de su padre, y luego le apuntó con su rifle automático PPSh-41 y la mató.

A pesar de los enfrentamientos masivos que se estaban produciendo alrededor de la aldea, Kolesárová fue enterrada al día siguiente por la noche. Debido a la situación incómoda, el funeral se llevó a cabo en secreto, sin la presencia de un sacerdote. Una semana más tarde, el 29 de noviembre, el padre Anton Lukac llevó a cabo los ritos funerarios católicos.

El P. Lucac, que era párroco en la aldea vecina de Pavlovce nad Uhom, más tarde investigó la muerte de Kolesárová. Entrevistó a los aldeanos y obtuvo declaraciones firmadas de cinco testigos. Luego registró el incidente en las crónicas parroquiales de Pavlovce. Michal Potocky, también dio testimonio sobre la vida de Kolesárová y las circunstancias que rodearon su muerte. A pesar de esto, después de la guerra, el nuevo gobierno socialista de Checoslovaquia prohibió la mención del incidente y aplicó estrictamente la prohibición de cualquier reunión abierta en el cementerio.

Kolesárová es considerada mártir en la defensa de la castidad, conocido en latín como In defensum castitatis.



La casa donde vivió Kolesárová todavía se conserva en el pueblo de Vysoka. Hoy es utilizada por una organización juvenil católica que fue fundada y dedicada a su memoria. Esa organización, hace labor de voluntariado, oración, talleres, juegos deportivos y eventos sociales. También hay frecuentes peregrinaciones a la tumba de Kolesárová. Tres veces al año, (en febrero, abril y agosto), en la cercana Pavlovce se realiza una gran reunión de jóvenes católicos, dedicada al legado de Kolesárová, misma que es cada vez más popular entre los jóvenes católicos de la región.

El 6 de marzo de 2018, el Santo Padre Francisco recibió en audiencia a Su Eminencia Reverendísima el cardenal Angelo Amato, S.D.B., Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Durante la audiencia, el Sumo Pontífice autorizó a la Congregación a promulgar el decreto relativo al martirio de la Venerable Sierva de Dios Anna Kolesárová.

Publicado originalmente en AnnaKolesarova.sk
Adaptado y traducido para Catholic.net por Xavier Villalta A.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!