Menu


Policia Mártir
Salvo a 5 mil judíos y hoy tocan música en Roma en su honor


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa



El siglo XX proporcionó a la Iglesia innumerables mártires que dieron su vida por la fe en el contexto de las grandes persecuciones religiosas emprendidas por los totalitarismos ateos fascistas y comunistas.

Uno de esos mártires fue el policía italiano Giovanni Palatucci, que salvó la vida a cinco mil judíos durante la Segunda Guerra Mundial. Proclamado Siervo de Dios en el año 2002, se encuentra en la actualidad en proceso de beatificación.

Para recordar su obra, la iglesia de San Ignacio de Loyola en Roma celebró una elevación espiritual, un concierto cuyo fin es ayudar a la oración, en su honor.

Con obras de grandes maestros universales de la música como Schubert, Mendelssohn, Rossini o Verdi, y piezas de canto gregoriano, el Coro de la Academia Filarmónica Romana interpretó un amplio repertorio dividido en tres partes: la primera centrada en los salmos, la segunda en la Caridad y la tercera en la Virgen María.

En declaraciones a ACI Prensa, el Maestro Emérito de la Capilla Giulia, Mons. Pablo Colino, señaló que el valor de este concierto “es, eminentemente, espiritual, por encima de lo cultural, por encima de lo histórico, por encima de la propaganda. Es sobre todo valor espiritual porque es el testimonio de un mártir”.



“No se trata de un concierto exhibición. Queríamos que el concierto llamara la atención y que despertara un interés de admiración y de imitación. Hay que admirar a un santo, y hay que imitarlo”.

También explicó que “el rector de esta iglesia de San Ignacio es jesuita, y los jesuitas están promoviendo la causa de beatificación. El postulador general de la Compañía de Jesús, que es un padre español, P. Pascual Cebollada, está investigando y recogiendo todos los datos que podrían llevar a buen término el proceso”.

Giovanni Palatucci “por ahora es Siervo de Dios, lo cual quiere decir que tiene buena acogida. El ejemplo de uno que salva la vida a cinco mil personas, es muy importante, y si a eso añades que en el momento en que podría retirarse, se ofrece”. “El saber que uno de la policía muere por los demás, es un ejemplo. Eso nos ha animado mucho”, aseguró.

Giovanni Palatucci era un joven de la provincia de Avellino (Italia), que dejó su carrera médica para convertirse en policía, por vocación. Durante la Segunda Guerra Mundial, mientras estaba a cargo de la Oficina de Asuntos Exteriores en Fiume (Italia), salvó la vida de miles de judíos, gitanos y perseguidos.

Se estima que falsificó unos cinco mil pasaportes antes del armisticio. Luego de la firma de éste, durante la ocupación alemana, se convirtió en jefe de policía de Fiume.



Un plan de acción que había escrito para los aliados cayó en manos de los alemanes, lo que le valió ser arrestado y condenado a muerte.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!