Menu


Amor y Amar
2º dia del Seminario: "El destino del Eros: El lugar de la sexualidad en la plenitud humana"


Por: Redacción | Fuente: Catholic.net



 

Nuestro cuerpo nos habla de la propia experiencia, si el cuerpo tiene algo que decir  nos habla de la propia plenitud.
La relación sexual es un modo de expresarse, y ahí se acepta la verdad revelada.
La experiencia amorosa sexual  entonces nos habla necesariamente de fecundidad, el sexo primeramente es equivalente a relación y fecundidad (no solo fertilidad) es intrínseca. En el caso especifico de la homosexualidad, la relación sexual es una experiencia experiencia solo erótica, que surge de un amor real, pero falso, es decir se siente el amor, pero no lleva al hombre a la plenitud.  Se sabe que es pleno cuando el acto acoge los significados que comporta.

 

Amor propio no es igual al amor de si mismo.

El deseo natural es  la felicidad, esta es  la estructura de todos los deseos humanos.
Mi bien es  nuestro bien, entonces  amar el otro como así mismo  es amar la misma plenitud para los dos. Poner mi plenitud por encima de la tuya es egoísmo, amor de si mismo



Identidad de la persona humana

La identidad de la persona humana es narrativa, es decir biográfica, esto nos permite reconocernos en  el otro. El ser humano necesita acoger la historia.

¿Qué es la felicidad?

La felicidad es la plenitud de acción. Para descubrir la felicidad necesito interpretar las experiencias de mi vida incluyendo la experiencia amorosa; entonces se sabe que siendo hijo se me ofrece la oportunidad de ser esposo, por poner un ejemplo.

Ser pleno me hace decirle al otro "también tú." Es decir plantearle  al que se presenta la siguiente pregunta ¿La experiencia amorosa te ha revelado a ti lo mismo que a mi? El saber es parte del amor, la tensión erotica radica entonces de la sabiduría: tiendo a Dios



El amor es un circulo  empieza siempre  fuera de mi, este circulo esta construido en tres momentos

1. Unión afectiva : Donde solo esta la presencia del otro, la idea que de su existencia
2.- El deseo
3.- Unión real : Esta es recíproca,  el ser amado y el amante estan en actuación.

La unión afectiva genera una unión del  corazón , que a su vez tiene tres momentos

1.- in mutatio: Un cambio dentro del corazón
2.- Co-aptatio: Cambio  que nos adapta al otro, que nos asemeja.
3.- Complacencia: La bondad del cambio.

El amor  entonces es el don de una presencia, el amor es un evento que sucede. La persona es un ser relaciónal. El hombre ha sido creado para el amor pero tiene que abrirse a él.

El amor empieza en la unión afectiva, es decir en la presencia, y esta última tiene  3 niveles


1.Intus (Dentro en Látin)

2.-Interior

3.-Intimus (Intimo en Látin)

El amor se diferencia en estas tres niveles, según el cambio que produce.


Estos grados de presencia son decisivos, a veces se experimentan con mucha intensidad, o con poca, sin embargo lo que importa son los bienes (El amor es el principio de la acción)

El amar

Seún Aristoteles, podemos definir  el Amar como el querer un bien para la persona amada
En el amor lleva las riendas el amado, en el amar soy yo el actor, yo quiero  un BIEN para el otro.
El querer se dirige al bien en concreto y a la persona amada, no de forma directa, si no a través del bien, ese bien se traduce en acciones; Amar entonces es la voluntad de promoción, quien ama promueve al amado.

A través de los bienes concretos, ambos llegamos a la plenitud. Estas acciones van dirigidas entonces a la plenitud.
Si no hay reciprocidad, van dirigidas a suscitar la reciprocidad

Las acciones son relativas, yo no amo la acción, amo a ti en tu felicidad. El amor se confronta con la objetividad de los bienes.
Las acciones no son solo un paso que nos acerca a la plenitud, son una actualización de la plenitud.

El amor precisa la inteligencia

Para amar hay que ser inteligencias; hay que amar con mucha generosidad y con inteligencia.
La inteligencia del amor es  conocimiento de la persona y de su plenitud, que nos mueve a buscar con que accion podemos promuevo a la persona amada según las circunstancias de la vida

¿Por qué amo?
Por que el otro esta presente en mi, así el amor se convierte en el manantial de la libertad,  en el manantial de nuestras acciones. La libertad humana es siempre respuesta a un don, nunca es primera.

La libertad es segunda, nace en un abrazo, cuando soy amado, el origen de la libertad es el amor, y este orienta a la libertad, le da una finalidad


Los actos del amor no son un tipo de acciones, son mas bien todas las acciones que hago por la plenitud de la persona amada
El amor es el principio de la acción . La fuente de la actuación humana nace de una presencia que recibe

 

El amor antes de manifestarlo debes verificarlo

Podemos definir entonces Plenitud como un modo excelente de actuar/amar

Se trata de buscar cual es la verdad del amor. Con la pregunta  ¿Qué bien  quieres para mi?, podemos entender la plenitud.

 

Da click en  los siguiente link, para  acceder al 3º Dia del Seminario

http://www.es.catholic.net/op/articulos/68247/3-dia-del-seminario-el-arte-de-amar

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!