Menu


Papa Francisco visita Centro Penitenciario
Papa a mujeres privadas de libertad: ”La dignidad se contagia”


Por: Redacción | Fuente: www.franciscoenchile.cl




Un encuentro emotivo y lleno de mensajes espontáneos de parte del Pontífice fue el que se vivió en el Centro Penitenciario Femenino en San Joaquín, donde les recalcó que toda condena tiene que tener el horizonte de reinserción en la sociedad.

“La dignidad se contagia. La dignidad genera dignidad” fue el mensaje directo y claro que el Papa Francisco entregó a las cerca de 400 mujeres que hoy lo saludaron en la Centro Penitenciario Femenino de la comuna de San Joaquín, llevando un soplo de esperanza y consuelo a cada una de ellas.

El escenario fue un gimnasio decorado con miles de cintas de colores colgadas del techo, cada una con una frase que el mismo Papa ha dicho en visitas a otras cárceles del mundo, y que luego serán enviadas a los distintos centros penitenciarios de Chile.

“Estas mujeres representan aquí, junto a usted, los casi 50 mil hombres y mujeres pobres y vulnerables, privados de libertad en Chile. Digo pobre, Santo Padre, porque lamentablemente en Chile se encarcela la pobreza”, expresó la hermana Nelly León, quien lleva adelante el trabajo de la Pastoral Carcelaria en el lugar.

La religiosa explicó que su visita fue esperada por todos y todas: católicos, evangélicos y de muchas otras religiones y también no creyentes; hombres y mujeres, ya que reconocen en él un hombre de bien, paz y de justicia.



Las internas se dirigieron al Santo Padre en la voz de Janeth, una de las internas del Centro, quien pidió perdón en nombre de sus compañeras y una nueva oportunidad de reinserción: “Pedimos perdón, a los que hemos herido con nuestros delitos, Sabemos que Dios nos perdona, pero también pedimos perdón a la sociedad”, expresó.

Visiblemente conmovido, el Pontífice las animó a no perder la esperanza y a testimoniar que la vida triunfa siempre sobre la muerte “Quisiera hoy apelar a esa capacidad de gestar futuro que vive en cada una de ustedes”, dijo y recalcó, "Una condena sin futuro no es una condena humana, es una tortura. Toda condena tiene que tener el horizonte de reinserción”.

En esa línea, hizo un llamado a que “la seguridad pública no hay que reducirla sólo a medidas de mayor control sino, y sobre todo, edificarlas con medidas de prevención, con trabajo, educación y mayor comunidad”, dijo, felicitando a las iniciativas como Espacio Mandela y la Fundación Mujer Levántate, que se realizan en el Centro Penitenciario.

Las internas le regalaron al Santo Padre un libro con historias de vida escritas del puño y letra de hombres y mujeres privados de libertad de todo Chile; y un CD, con el himno que ellas mismas compusieron preparando su visita.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |

Another one window

Hello!