Menu



Una elección inhumana: Mons. José Gomez
EEUU: Arzobispo advierte consecuencias de eliminar TPS para inmigrantes salvadoreños


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa



La eliminación del Estatus de Protección Temporal (TPS) para los inmigrantes salvadoreños en Estados Unidos, ha puesto a estas personas ante una “elección inhumana que nadie debería tener que hacer”, afirmó el Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gomez.

En una declaración del 8 de enero, el Prelado de origen mexicano expresó su sorpresa por la decisión de la administración de Donald Trump de eliminar el programa que protegía a unos 200 mil salvadoreños desde el año 2001.

La decisión del gobierno da un plazo de año y medio a estos salvadoreños para salir del país.

Luego de recordar que del 7 al 13 de enero se celebra en Estados Unidos la Semana Nacional de la Migración, el Arzobispo dijo que, en términos prácticos, la decisión gubernamental hará que estas 200 mil personas se vean obligadas a “regresar a su país de origen, que aún no cuenta con los recursos adecuados” para recibirlos.

El Prelado recordó que “muchos de estos 200 mil beneficiarios de TPS salvadoreños son padres de familia, y alrededor de 190 mil de sus hijos nacieron en este país y son ciudadanos de los Estados Unidos”.



“Este es el único país que estos niños han conocido. Ahora estas familias enfrentan una decisión difícil sobre su futuro: ya sea permanecer juntos y regresar a El Salvador para enfrentar la posible violencia y explotación o separarse posiblemente de manera permanente para que los niños puedan permanecer seguros, con todos los beneficios de la ciudadanía estadounidense”.

Para Mons. Gomez “esta es una elección inhumana que nadie debería tener que hacer”.

Estados Unidos, resaltó el Arzobispo, “siempre ha sido un faro de esperanza para el resto del mundo. Oro para que el gobierno reconsidere esta decisión y encuentre maneras de permitir que estas familias se queden y encuentren formas de darles un camino permanente hacia la residencia y la ciudadanía”.

Mientras tanto, concluye el Prelado, “la comunidad católica continuará caminando con nuestros hermanos y hermanas de El Salvador, abriendo nuestros corazones a sus familias en amor y caridad y recibiendo los regalos que traen a esta gran nación”.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |