Menu



Nuevo Órgano Digital
El nuevo instrumento es capaz de llenar el espacio acústico.


Fuente: GaudiumPress



Una novedad introducida al final de 2017 por el Director de la Capilla Musical Pontificia Sixtina, Mons. Massimo Palombella, para uno de los coros más antiguos del mundo. Fue el órgano digital usado para celebraciones papales en la Plaza San Pedro que también llena el espacio acústico de la Basílica.

"Nuevas exigencias tienen necesidad de nuevas soluciones" afirmó Mons. Massimo Palombella, destacando que el nuevo instrumento es capaz de llenar con su "excelencia" todo el espacio acústico de uno de los mayores lugares de culto existentes.

Esta realidad se tornó posible por causa de la donación de la empresa norteamericana constructora de órganos Allen Organ Company.

El nuevo órgano fue inaugurado en la Basílica de San Pedro en la noche del 24 de diciembre y acompañó las celebraciones del Te Deum el domingo, día primero de enero y de la Misa de la Santa Madre de Dios el lunes, 02/01.

Él está al lado del órgano de tubos, posicionado próximo al Altar de la Cátedra, que continúa siendo insubstituible para cualquier evento que se realice en aquella área.



El Director de la Capilla Musical Pontificia Sixtina explicó que "Allí, realmente, es usufructuado en toda su amplitud, por el sonido real de los tubos, sin tener que ser amplificado".

Hasta hoy, de hecho, el sonido de los tubos era captado por micrófonos y distribuido con amplificación por toda la Basílica de San Pedro, en la Plaza y por medio de la señal internacional para todo el mundo, con inevitables distorsiones en las frecuencias y no pocos problemas ligados a los ruidos de fondo.

"Antes del Concilio Vaticano II - explica Mons. Palombella - las celebraciones papales se realizaban en la Capilla Sixtina y no existía la cuestión de la señal internacional o de la captación por micrófonos y sobre todo no había el órgano de tubos".

Ya las celebraciones de la Basílica de San Pedro eran y son realizadas en el Altar de la Cátedra y el órgano de tubos es perfecto para aquel espacio acústico.

Después de la Reforma Litúrgica del Concilio Vaticano II, toda la Basílica de San Pedro se tornó un lugar celebrativo, "imponiendo una continua búsqueda de soluciones" para propagar, también por medio de instrumentos, un sonido con una calidad siempre mayor".







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |