Menu


Aborto en Uruguay
Abortistas presionan nuevamente para quitar de la ley practicamente todo requisito para abortar


Por: Carlos Alvarez Cozzi | Fuente: Catholic.net



Según un estudio realizado que cita la nota de prensa que surge del link (http://www.espectador.com/sociedad/359413/mujer-y-salud-advierte-persistencia-de-aborto-clandestino-pese-a-la-via-legal), se constató algo que para nosotros no es novedad ninguna. Que pese a la legalización del aborto por ley de 2012, continúan existiendo abortos clandestinos. Y esto ha sido así en todos los países donde se ha legalizado la eliminación de seres humanos indefensos del vientre de sus madres!. Llama la atención que un supuesto estudio serio ignore este dato de la realidad. Lo cierto que el fundamento que los abortistas alegaban para que se aprobara  la ley ahora reconocen que ha caído: la legalización que se hizo para terminar con la clandestinidad, no se ha producido.

Entre las razones que invoca el estudio es que muchas mujeres no quieren quedar registradas antes el Estado como que eliminaron a sus hijos. Y esto es así por la sencilla razón que lo legal no borra de la mente y del corazón de una mujer que es madre, el grave hecho de solicitar dar muerte a su propio hijo. La conciencia tiene su voz y la naturaleza hace su trabajo. Por eso en muchos paises se prohibe mostrar a la madre la ecografía de su hijo porque está demostrado que escuchar el corazón latir y ver los movimientos, desestimula en alto porcentaje la decisión de abortar. Esta es la principal causa de la clandestinidad a nuestro modo de ver. Y no las otras que menciona el estudio.
 

Es conocida la técnica. Argumentan que el procedimiento para abortar es engorroso o burocrático y entonces terminan pidiendo al Parlamento que quite todo requisito, cuando es claro que fuera de las condiciones previstas en la ley el aborto sigue siendo delito en Uruguay.


Y vuelvan a atacar con lo que más les molesta por más que el Tribunal de lo Contencioso Administrativo ya ha fallado a favor de los médicos que tienen derecho a la objeción de conciencia, afirmando: “Por otro lado, la objeción de conciencia en los especialistas, el no compartir ideológicamente la intervención del embarazo y negarse a realizarlo, es una de las razones posibles, según el investigador, para que las mujeres "decidan abortar por fuera del sistema".

Y agregran : “Estas acciones deberían ser acompañadas, según el documento, por una revisión de la ley, la que tiene "supuestos que no se corresponden con la realidad" dada la desestimación de la práctica por un trámite "engorroso" que genera dificultades para las "mujeres en situación de mayor vulnerabilidad".




Lo que venimos de decir. Por un lado ignoran el papel de la voz de la conciencia de la mujer que habla al corazón de toda madre para dar marcha atrás en su propósito y asumir su maternidad, y por otro magnifican el problema, como antes lo hicieron con el numero de abortos clandestinos que decían que existían en el Uruguay, para obtener la sanción de ley; ahora lo hacen contra los requisitos que prevé la norma, para pedir su eliminación total.


De paso vuelven a cuestionar en forma inverosímil al derecho de objeción de conciencia que prácticamente todos los Derechos prevén tienen los médicos para no practicar el aborto, en tanto, no es un acto médico, porque la mujer embarazada no está enferma, y el ginecólogo tiene en realidad dos pacientes: la madre y el niño y se debe a los dos para proteger sus vidas, conforme al juramento hipocrático y a la ética médica.


Esperemos que el Parlamento, no ceda ante estas presiones de los grupos conocidos y no siga ampliando una ley que ya es muy permisiva contra la vida naciente y si se ha constatado algún atraso por parte de los equipos médicos que prevé la misma, sea el MSP por la vía reglamentaria, el que se encargue de normalizar la situación.

 







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |