Menu



San Pío X: El protestantismo es el compendio de todas las herejías para ruina de las almas
Recordemos lo que las enseñanzas que nos dejó el Papa San Pío X


Por: n/a | Fuente: InfoVaticana.com



La tesis oficial es que el 31 de octubre de 1517 un joven religioso agustino llamado Martín Lutero clavó en la puerta de la iglesia del castillo de Wittenberg «Noventa y cinco tesis sobre las indulgencias». Sin embargo, hay dudas razonables de que no ocurrió así. En todo caso, ese es el evento que se señala como inicio de la reforma protestante. 

Sobre la misma, escribe el papa San Pío X en el artículo 129 de su Catecismo mayor:

El Protestantismo o religión reformada, como orgullosamente la llaman sus fundadores, es el compendio de todas las herejías que hubo antes de él, que ha habido después y que pueden aún nacer para ruina de las almas.

En el artículo anterior, había escrito:

... y finalmente la gran herejía del Protestantismo (siglo XVI), forjada y propagada principalmente por Lutero y Calvino. Estos novadores, con rechazar la Tradición divina, reduciendo toda la revelación a la Sagrada Escritura, y con sustraer la misma Sagrada Escritura al legítimo magisterio de la Iglesia para entregarla insensatamente á la libre interpretación del espíritu privado, demolieron todos los fundamentos de la fe, expusieron los Libros Santos a las profanaciones de la presunción y de la ignorancia y abrieron la puerta a todos los errores.



Entre los grandes principios de la reforma protestante figuran el Sola Fide (justificación sólo por la fe), el  Sola Scriptura (solo la Biblia es parte de la Revelación) y el «Libre examen» (interpretación privada y libre de las Escrituras).

El Sola Fide es negado expresamente por la Escritura en el único versículo donde aparecen precisamente las palabas sola y fe juntas:

Ya veis cómo el hombre es justificado por las obras y no solo por la fe.
Stg 2,24

El Sola Scriptura es una doctrina que no aparece en la Escritura. Sin embargo, sí aparece el concepto de Tradición apostólica transmitida no solo por escrito sino oralmente:

Os alabo porque os acordáis en todo de mí y mantenéis las tradiciones como os las transmití. 
1 Cor 11,2



Así, pues, hermanos, manteneos firmes y conservad las tradiciones que habéis aprendido de nosotros, de viva voz o por carta.
2 Tes 2,15

Y el libre examen, como la historia se ha encargado de demostrar, solo conduce a la propagación de la división dentro del propio protestantismo, que no es capaz de matener una postura común sobre temas tan importantes como el bautismo, la eucaristía (Santa Cena), la posibilidad de caer de la gracia que nos salva, etc.

Este artículo fue publicado originalmente por nuestros aliados y amigos: InfoCatolica.com

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |