Menu


Nuestra Señora del Martirio
Es la Patrona de La Alpujarra y Ugíjar, Andalucía (España)


Por: Cristina Huete García | Fuente: hagiopedia.blogspot.com



HISTORIA:

Es sabido y conocido como cierto que durante la rebelión de los moriscos de La Alpujarra, en 1568 los moriscos proferían terribles martirios a los cristianos y asaltaban y quemaban las iglesias, así ocurrió también en Ugíjar.

Una imagen de la Virgen del Rosario que se veneraba en la “Colegiata de UXIXAR” y cuyo culto mantenían el Abad y los seis Canónigos asesinados fue maltratada con un hacha, arrastrada por el suelo atada a un caballo, echada al fuego, utilizada como puente para cruzar una acequia y tras fracasar en todos los intentos para destruirla finalmente fue arrojada a un pozo en la que años después fue hallada.

Según la tradición, tras la limpieza de un pozo del antiguo barrio del Barbal, próximo a la Fuente del Arca, en 1604, se encontró la imagen y tras iluminarse el pozo de él surgieron estas palabras: “Martirio es mi nombre, Martirio me llamo“, por eso desde entonces se la conoce como la Virgen del Martirio. La imagen aún conserva las huellas producidas por su “martirio”.

LOS “MÁRTIRES DE LA ALPUJARRA”:



En palabras del escritor Pedro Antonio de Alarcón, nacido en Guadix (1833 - 1891), "cuando estalló la rebelión de los Moriscos, había en Ugíjar una Alcaldía Mayor con jurisdicción en toda la tierra alpujarreña. Era entonces Alcalde el licenciado León y Abad mayor el Maestro D. Diego Pérez. Fueron monfies capitaneados aquella vez por Aben-Aboo, que tenía agravios que vengar de las autoridades civil y eclesiástica. Aben-Humeya que lo supo, y como gran amigo del abad y de otros cristianos de Ugíjar, viendo el peligro en que se hallaban montó a caballo en Válor y corrió aceleradamente a su defensa... Pero cuando llegó todo era tarde, el Abad, seis Canónigos, el Alcalde Mayor y doscientos treinta y dos cristianos más habían muerto degollados (…) Aben - Humeya lloraba piadosamente”.

Aquellos cristianos que sufrieron el odio de los sublevados, no sólo en Ugíjar, y que Francisco Zapata Pimentel (siglo XVII), citado por el padre Francisco Hitos en su libro de 1934 "Mártires de La Alpujarra", cifra en más de 3.000, fueron llamados “Mártires de la rebelión" o "Mártires de la Alpujarra", por lo que la Virgen del Martirio, con su nombre, les recuerda. En el pueblo aun se conserva una pequeña ermita llamada el Pozo de la Virgen en cuyo interior se encuentra el pozo en el que se recuperó la talla de la Virgen. Atribuyéndole la piedad popular propiedades milagrosas a su agua.

IMAGEN:

La imagen tallada en madera, con rasgos muy parecidos a Nuestra Señora de las Maravillas, a la del Buen Suceso, incluso a la Virgen del Mar… muestra una Virgen con Niño, de pie, sosteniéndolo con gesto grave, y de color moreno, tono que viene dado seguramente por el efecto de su frustrada quema, a pesar de su restauración en el año 2006 con motivo de su coronación canónica en el IV Centenario de su veneración con el nombre de Virgen del Martirio.

DEVOCIÓN Y RECONOCIMIENTOS:



No puede olvidarse el hecho que la Virgen del Martirio de Ugíjar, era y aún sigue siendo, objeto de culto para los pescadores de la Costa, casi tanto como en el interior de La Alpujarra. En las tormentas invocan su nombre tan frecuentemente como el de la Virgen del Mar en Almería, Adra, y alrededores.

Su festividad es el 14 de octubre.

El Papa Benedicto XVI en el año 2006, concedió al Santuario de la Virgen del Martirio de Ugíjar un Año Jubilar con motivo del IV Centenario del hallazgo en el pozo de la imagen de la Virgen, también se procedió a una restauración de la talla.

Asimismo se ha concedido la coronación canónica de la imagen de la Virgen, esto es, que la Iglesia asume como algo propio la devoción a la Virgen del Martirio y todo ello lo expresa con esa coronación, que como gesto concreto tuvo lugar en una celebración solemne en agosto de 2007.

 





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |