Menu


La cosecha es mucha; los trabajadores, pocos
Reflexión del evangelio de la misa del Jueves 5 de Octubre de 2017

Nuestra tarea hoy en día: escuchar con atención la Palabra de Dios


Por: Mons. Enrique Diaz, Obispo de la Diócesis de Irapuato |



Nehemías 8,1-4. 5-6. 7-12: “Esdras abrió el libro de la Ley y bendijo al Señor y el pueblo respondió: ¡Amén, amén!”
Salmo 18: “Tú tienes, Señor, palabras de vida eterna”
San Lucas 10,1-12: “La cosecha es mucha; los trabajadores, pocos”

 


Si en días pasados celebrábamos el día de la Biblia y recordábamos con alegría las fiestas y  conmemoración de la Palabra de Dios, hoy encontramos en la lectura del libro de Nehemías una celebración llena de devoción, entusiasmo y alegría en torno a la Palabra de Dios en el Antiguo Testamento.

Es la fiesta de los Tabernáculos o de las Tiendas, y sin duda una de las páginas más recordadas en la historia de Israel porque ofrece como una muestra de la espiritualidad del pueblo de Dios en el judaísmo, en su impresionante memoria de los acontecimientos pasados, de sus culpas, de sus sufrimientos y también de la esperanza viva en un futuro mejor. Encontramos al pueblo en torno al sacerdote Esdras, escuchando durante todo el día el libro de la Ley, asumiéndolo, aceptándolo y prometiendo ser fieles al Señor.

Es la renovación solemne de la Alianza hecha con Moisés. Concluye el pasaje de este día con una invitación de los levitas que consuelan a su pueblo: “No lloren porque este día es santo. No estén tristes. Y el pueblo entero se fue a comer y a beber, mandó comida a los que no tenían nada e hizo grandes festejos porque habían escuchado la palabra del Señor”.



Es también nuestra tarea hoy en día: escuchar con atención la Palabra de Dios, renovar cada día nuestra alianza bautismal y comprometernos con los que no tienen nada para compartir con ellos. En este día también escuchamos en San Lucas el mandato misionero a los setenta y dos discípulos a quienes con indicaciones muy concretas les pide ir a todos los lugares. Así escuchar la palabra y anunciarla se convierten en características del discípulo de Jesús. ¡Cuánto ha insistido el Papa Francisco en que debemos abandonar nuestras seguridades y salir a los caminos para anunciar la Palabra, el Evangelio! Una y otra vez insiste en que prefiere una Iglesia accidentada por ir al encuentro de quienes viven en las periferias, que una iglesia sofocada por el hedor de haberse quedado encerrada. Que también nosotros escuchemos fielmente la Palabra, la vivamos y la difundamos con entusiasmo según nuestras propias posibilidades.

Que al igual que los otros setenta y dos discípulos  también   nosotros sintamos ese compromiso de llevar la Palabra a todos los rincones, a todos los lugares, porque la Buena Nueva debe llegar a cada persona.

 





Compartir en Google+




Consultorios
P. Antonio Rivero L.C.
Formación y Espiritualidad del Sacerdote
Mons. Juan Esquerda Bifet
Espiritualidad Sacerdotal
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
P. Rafael Jácome L.C:
Pastoral presbiteral. Acompañamiento espiritual para sacerdotes
P. Mario Sabino González
Asesoría a Formadores en Seminarios
Alexei Estrella Morales
Diseño Económicos Contables y Financieros para Institutos de Vida Consagrada
P. Andrzej Zielinski SAC
Ayuda y acompañamiento vocacional
Erielto Iatski Cardoso
Acompañamieto en el proceso vocacional
Daniel Cáliz
Pastoral Hispana dentro de la parroquia
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |