Menu



Nuestra vida está en manos del Señor
Reflexión del evangelio de la misa del Viernes 15 Septiembre de 2017

Madre de los Dolores, queremos estar junto a ti en dinámica espera de la Resurrección


Por: Mons. Enrique Diaz, Obispo de la Diócesis de Irapuato |



Nuestra Señora de los Dolores

I Timoteo: 1, 1-2. 12-14: “Yo Pablo, apóstol de Jesucristo, te deseo a ti, Timoteo, mi verdadero hijo en la fe, la gracia, la misericordia y la paz”

Salmo 15: “Nuestra vida está en manos del Señor”

San Juan 19, 25-27: “¿Y cuál hombre no llorara si a la Madre contemplara de Cristo en tanto dolor?”

 



 

María, Madre del dolor, hoy nos acercamos hasta ti para acompañarte, para compartir contigo, y también para platicarte nuestras penas y dolores y que nos enseñes a transformar en vida lo que nosotros juzgamos muerte. Te contemplamos muy cercana a la cruz, no has rehuido ninguno de los dolores, paso a paso, has subido hasta el Calvario y junto con Jesús has entregado tu vida. ¿Cómo has podido soportar estos sufrimientos? A nosotros nos parecen absurdos. Al caminar junto al dolor de los hermanos que han terminado sacrificados, gritamos al cielo, renegamos contra la vida, pero no hacemos nada contra las injusticias y continuamos sembrando las semillas que producen el egoísmo y la violencia.

 

Madre de dolor que has vivido acogiendo la Palabra y sembrando el servicio, enséñanos a descubrir también nosotros la Palabra que hecha carne viene a darle sentido a nuestras penas, que se haga vida en todos nuestros actos. Madre Peregrina y Caminante que el cuidado de la vida te llevo por tierras extrañas, en medio de otros pueblos y otras lenguas, ponemos en tus manos todos los hermanos y hermanas que por buscar una vida más digna se aventuran en medio de los peligros hacia otras tierras. Que encuentren manos amigas que los sostengan, techos que los abriguen y caminos de justicia.

 



Madre del Servicio que adelantas la hora de tu Hijo para los que han agotado el vino de la esperanza y del amor, da nuevos impulsos y nuevo vigor a quienes desfallecen en la senda de las incomprensiones y le han perdido el sentido a su existencia. Que puedan llenar sus vasijas del  vino nuevo del amor que los sostenga y les de sabor a su vivir.

 

Madre del Camino del Calvario que a cada golpe de Jesús sientes destrozado el corazón, acompaña y sostén a las madres, hermanas y familias de todos lo que han sufrido la violencia, en especial a aquellos inocentes que han tenido que soportar en silencio tantas injusticias.

 

Madre de la Cruz y de la Muerte, que has visto a morir ajusticiado a tu Hijo inocente, ayúdanos a comprender, como tú lo has hecho, que en cada hermano veremos a Cristo sufriente y en cada muerte tendremos que esperar la resurrección. Ahora, Madre de los Dolores, queremos estar junto a ti en dinámica espera de la Resurrección. Entendemos que sólo en comunidad, en oración y en la Palabra vivida en el servicio la podremos encontrar. Madre del Dolor aviva nuestra esperanza.

 

 

 





Compartir en Google+




Consultorios
P. Antonio Rivero L.C.
Formación y Espiritualidad del Sacerdote
Mons. Juan Esquerda Bifet
Espiritualidad Sacerdotal
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
P. Rafael Jácome L.C:
Pastoral presbiteral. Acompañamiento espiritual para sacerdotes
P. Mario Sabino González
Asesoría a Formadores en Seminarios
Alexei Estrella Morales
Diseño Económicos Contables y Financieros para Institutos de Vida Consagrada
P. Andrzej Zielinski SAC
Ayuda y acompañamiento vocacional
Erielto Iatski Cardoso
Acompañamieto en el proceso vocacional
Daniel Cáliz
Pastoral Hispana dentro de la parroquia
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |