Menu


Sean misericordiosos como su Padre es misericordioso
¡Necesitamos vivir en el verdadero amor!


Por: Mons. Enrique Diaz, Obispo de la Diócesis de Irapuato |




Colosenses 3, 12-17: “Tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión”
Salmo 150: “Alabemos al Señor con alegría”
San Lucas 6, 27-38: “Sean misericordiosos como su Padre es misericordioso”

 


Cuando alguien ha recibido una ofensa, cuando se siente herido en su interior, cuando ha sido traicionado, instintivamente busca la revancha y quiere el desquite, creyendo que esto le proporcionará paz, pero sucede todo lo contrario. San Pablo recuerda este Evangelio, conoce bien sus comunidades y sufre cuando descubre las limitaciones y las divisiones que hay dentro de ellas. En el breve pasaje que hoy nos ofrece, presenta una razón para buscar la verdadera paz: “Dios los ha elegido a ustedes, los ha consagrado a él y les ha dado su amor”. Quien se sabe amado por Dios, quien se sabe elegido por Dios, quien experimenta cuánto amor le ha tenido Dios, puede encontrar una gran paz interior. De ahí brotan las consecuencias para nuestro actuar diario: “Sean compasivos, magnánimos, humildes, afables y pacientes”. Suenan a música estas palabras de Pablo. Son una invitación a ser personas que miran a los demás desde el amor que han recibido de Dios. Sólo alguien que se sabe amado puede tener estas cualidades.

 

Pero San Pablo va mucho más allá y nos propone: “Sopórtense mutuamente y perdónense cuando tengan quejas contra otro, como el Señor los ha perdonado a ustedes”. La escalada de violencia sólo se vence con el perdón y el amor. La violencia intrafamiliar es uno de los graves problemas que estamos enfrentando, la agresividad de los hijos tiene su fuente en las actitudes de los padres. Si no hay cordialidad en el hogar, el niño crecerá siempre tenso y agresivo, siempre a la defensiva y buscando a quien herir.



 

¡Necesitamos vivir en el verdadero amor! Por eso San Pablo nos dice que sobre todas las virtudes tengamos el amor que es vínculo de perfecta unión. Y nos expresa su deseo: “Que en sus corazones reine la paz de Cristo, esa paz a la que han sido llamados como miembros de un solo cuerpo”. Son consejos muy prácticos, ojalá en este día los escuchemos y vivimos esa paz, y ese amor en nuestro en torno. Así podremos generar un ambiente mucho más sano y cristiano en nuestros hogares, en el trabajo y en las comunidades.





Compartir en Google+




Consultorios
P. Antonio Rivero L.C.
Formación y Espiritualidad del Sacerdote
Mons. Juan Esquerda Bifet
Espiritualidad Sacerdotal
P. Carlos Skertchly L.C.
Formaciòn y Espiritualidad del Sacerdote
P. Rafael Jácome L.C:
Pastoral presbiteral. Acompañamiento espiritual para sacerdotes
P. Mario Sabino González
Asesoría a Formadores en Seminarios
Alexei Estrella Morales
Diseño Económicos Contables y Financieros para Institutos de Vida Consagrada
P. Andrzej Zielinski SAC
Ayuda y acompañamiento vocacional
Erielto Iatski Cardoso
Acompañamieto en el proceso vocacional
Daniel Cáliz
Pastoral Hispana dentro de la parroquia
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |