Menu



Un diálogo fecundo
El Papa Francisco destaca la cooperación y la fraternidad entre católicos y judíos


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa



El Papa Francisco destacó la buena salud de la que gozan en la actualidad las relaciones interreligiosas entre católicos y judíos: “estamos atravesando un momento de diálogo fecundo”, aseguró.

El Santo Padre recibió en el Palacio Apostólico del Vaticano a representantes del mundo judío que le hicieron entrega del documento ‘Entre Jerusalén y Roma’, resultado del diálogo existente con la Comisión para las Relaciones con el Judaísmo, de la Santa Sede.

Las instituciones judías presentes fueron la Conferencia de Rabinos Europeos, el Consejo Rabínico de América y la Comisión del Gran Rabinato de Israel.

El Pontífice valoró positivamente el que el documento ofrezca “un particular reconocimiento a la Declaración Conciliar ‘Nostra aetate’, cuyo primer capítulo constituye para nosotros la ‘carta magna’ del diálogo con el mundo hebreo”.

En este sentido, recordó que gracias a la Declaración Conciliar “nuestras relaciones son cada vez más amigables y fraternas. ‘Nostra aetate’ ha puesto el foco en que los inicios de la fe cristiana se encuentran, según el misterio divino de la salvación, en los patriarcas, en Moisés y en los profetas”.



De esa manera, debido al gran patrimonio espiritual que comparten católicos y cristianos “se promueve entre nosotros el conocimiento y la estima mutuas, sobre todo por medio de estudios bíblicos y coloquios fraternos. En el transcurso de los últimos decenios nos hemos podido acercar, dialogando de forma eficaz y fructífera, habiendo profundizado en nuestro conocimiento recíproco e intensificando nuestros vínculos de amistad”.

Por otro lado, el Pontífice tampoco oculto que entre católicos y judíos existen evidentes diferencias teológicas, una realidad que la declaración ‘Entre Jerusalén y Roma’ no esconde. “De hecho, expresa la firme voluntad de que se establezca una colaboración más estrecha en el momento actual y en el futuro”, indicó.

“Vuestro documento –continuó– se dirige a los católicos llamándolos ‘compañeros, estrechos aliados, amigos y hermanos en la búsqueda común de un mundo mejor que pueda disfrutar de paz, justicia social y seguridad’. Otro pasaje reconoce que ‘pese a las profundas diferencias teológicas, católicos y judíos comparte creencias comunes’ y ‘la afirmación de que las religiones deben utilizar el comportamiento moral y la educación religiosa –no la guerra, la coacción o la presión social– para ejercitar su propia capacidad de influir e inspirar’”.

Francisco destacó la importancia de esa necesaria colaboración y entendimiento entre católicos y judíos: “pueda el Eterno bendecir e iluminar nuestra colaboración para que juntos podamos acoger y llevar a cabo del mejor modo sus proyectos”.

Por último, el Papa felicitó a los miembros de las comunidades judías por la celebración del año nuevo judío: “Quisiera expresaros a vosotros y a vuestra comunidad mis mejores deseos para el nuevo año judío que comenzará dentro de pocas semanas: ‘Shanah towah!’. ¡Feliz año!”.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |