Menu



Manipulaciones Lingüísticas
El Uso Correcto de palabras con su Significado Genuino


Por: P. Fernando Pascual, LC. | Fuente: Catholic.net



Quizá algún día encontremos un conferencista que no use la palabra "pobres" por ser poco inclusiva, sino que invente los términos pobros y pobras...

Lo anterior puede parecer ridículo, pero ya hay quien ha empleado las palabras "miembros" y "miembras", y otras manipulaciones parecidas.

La gente usa una lengua según convenciones arbitrarias que pueden ser cambiadas con el paso del tiempo. Lo que resulta extraño es imponer cambios desde ideologías arbitrarias.

Porque es ideológico evitar la palabra "hijo" y sustituirla por "producto de la concepción" cuando se trata de un aborto.

Como también es ideológico, según una narración en la novela "Vida y destino", hablar de los cadáveres como si fuesen simples cuerpos a numerar.



Alguno dirá que distinguir entre miembras y miembros es enriquecedor e inclusivo, y no tiene semejanza con hablar de "producto de la concepción" en vez de "embrión humano".

En realidad, el cambio no es inclusivo simplemente porque quien dice pobres o dice miembros sabe tranquilamente que se refiere a hombres o mujeres, sin discriminación alguna.

Las manipulaciones lingüísticas existen, por lo tanto, cuando desde ideologías se quiere imponer un modo de pensar a la sociedad a través de nuevas palabras. Lo cual es típico de pensamientos totalitarios que tanto daño han hecho en el pasado y en el presente.

Por eso es necesario resistir serenamente, también desde una sana ironía, a manipulaciones lingüísticas que inventan discriminaciones donde no las hay, o que las crean al promover eufemismos con los que buscan que no veamos ciertas injusticias contra los más débiles e indefensos.

La mejor resistencia consistirá en usar las palabras con su significado genuino, ese que todos comprendemos cuando decimos "hombres" para aludir a la vez a mujeres y varones, o cuando decimos "hijos" para designar a todo ser humano en relación a sus padres, también cuando uno todavía sigue vivo en el seno de su madre.







Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |