Menu



Obispos en Estados Unidos
Obispos de EEUU lamentan cierre de programa que favorecía a jóvenes centroamericanos


Por: Redacción | Fuente: ACI Prensa



El Presidente de la Comisión de Migraciones de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), Mons. Joe S. Vásquez, expresó su oposición a la decisión del gobierno de poner fin a un programa que permitía que niños y adolescentes de Guatemala, El Salvador y Honduras encuentren refugio en el país norteamericano.

“La secretaría interina de Seguridad Nacional ha cancelado el programa de Permisos Humanitarios Menores en Honduras, El Salvador y Guatemala (CAM)  a partir del 16 de agosto de 2017. Por consiguiente, ya no se considerarán automáticamente las solicitudes presentadas por personas a quienes que se les ha denegado el estatus de refugiado en El Salvador, Guatemala y Honduras bajo el programa de Permisos Humanitarios”, informó el 15 de agosto el sitio web del Servicio de Inmigración y Ciudadanía del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense.

Mons. Vásquez, Obispo de Austin que actualmente se encuentra en El Salvador, señala que la eliminación de este programa pone en riesgo la vida de niños vulnerables y los coloca en riesgo de recibir daños aún más graves.

“Mis hermanos obispos y yo estamos profundamente decepcionados por la decisión de la administración de poner fin a la opción de admisión condicional del programa CAM”.

“Al acabar con la opción de admisión condicional, la administración ha optado innecesariamente por cortar alternativas probadas y seguras a la migración irregular y peligrosa de los niños de Centroamérica”, indicó el Prelado en un comunicado emitido el 21 de agosto.



A través de CAM, desde el 2014 eran examinados miles de casos de niños y jóvenes con parientes con estatus legal en los Estados Unidos y que solicitaban la condición de refugiados.

Aquellos que no calificaban eran tomados en cuenta para recibir un permiso de admisión condicional que no superaba los 2 años.

El Papa Francisco nos ha pedido que protejamos a los niños migrantes, señalando que ‘entre los migrantes, los niños constituyen el grupo más vulnerable’”, recordó Mons. Vásquez.

Luego, aseguró que los obispos de su país apoyan el programa de CAM porque “proporcionó una forma legal y organizada para que los niños emigraran a los Estados Unidos y se reunifiquen con las familias”.

En ese sentido, el Prelado aseguró que “eliminar el programa de admisión condicional no promoverá la seguridad de estos niños ni ayudará a nuestro gobierno a regular la migración”.



“En El Salvador, hemos visto de primera mano los verdaderos problemas que enfrentan estos niños. La Iglesia, con su presencia global, se da cuenta de esta violencia y persecución todos los días, en refugios de migrantes y en centros de repatriación”, aseguró.

Finalmente, el Obispo de Austin afirmó que los niños “deben tener la capacidad de permanecer en sus países de origen y encontrar oportunidades, pero también deben poder salir y migrar con seguridad para encontrar protección cuando no hay alternativas”.

“El programa de libertad condicional de CAM ofreció parte de esa solución, una forma legal de emigrar para los niños más vulnerables”, concluyó.





Compartir en Google+




Reportar anuncio inapropiado |