Menu



Diario de María, el musical
Obra de la Virgen María, contadada a través de las canciones de Martín Valverde


Por: Claudia Ortiz | Fuente: Como se Hace un Santo



Si tienes un sueño, si te esfuerzas para lograrlo, si perseveras y luchas, soportas puertas cerradas y sigues adelante, pero sobre todo, si te abandonas y confías en Dios, no importa la edad que tengas; puedes alcanzarlo, verlo cumplido. Ésta es la experiencia de Carlos García, autor, productor y director de “El Diario de María”, el musical.

Se trata de una obra basada en la vida de la Santísima Virgen María, contada a través de las canciones compuestas por el reconocido cantautor católico Martín Valverde. Es una composición que hace reír, pero que también hace llorar y por sobre todas las cosas toca corazones, crees en verdad estar comprendiendo el dolor de María y estar viendo a Jesús resucitar.

Te lleva a todos los estados y al final, feliz de esta experiencia, sales convencido de que si aún no lo has hecho, es momento de voltear tus ojos a María, de amar a María, de recurrir a Ella porque es Tu Madre Santísima.

Y toda esta creación, fue concebida por un joven con un sueño, que no se quedó en eso, que tuvo una idea, y al plasmarla se dejó conducir por el Espíritu Santo para terminar un producto que ha recorrido gran parte de la República Mexicana.

¿Quién es Carlos?



Es un joven tapatío, hijo de Carlos y María Magdalena, hermano mayor de Carla y Alejandro, que de niño jugaba a ser sacerdote y quería ser Papa, influido por las visitas de Su Santidad Juan Pablo II a México. Tuvo una vida con una amplia instrucción religiosa, tanto en su casa, como en la catequesis y en la escuela, que soñaba con hacer teatro y que tenía un gusto especial por la conducción radiofónica.

Nació el 13 de junio de 1988 y durante su vida escolar, se le imprimió la fe; recuerda especialmente su paso por secundaria y prepa en un colegio marista, en donde le cambió la vida porque “la manera en que los maristas te presentan a María es una manera diferente, creo que te presentan a una María amiga, a una María confidente, y a una María Madre, creo que esa es una escala, desde una amiga, confidente y madre, que creo que está impreso mucho de éso en ´El Diario de María´.”

Aunque sí pasó por el típico proceso de adolescente, hasta cierto punto apático a la fe, no de repelerla, pero sí de tomar distancia, pues –explicó– los maristas se basan en una primicia de Marcelino Champagnat, “para educar bien a los niños, hay que amarlos”, “nunca sentí que me impusieran la Misa en la escuela, más bien me imponían la religión en la casa”.

Sus sueños y los gustos que lo definieron

Desde niño soñaba con ser actor, “yo era de los que con mis primos organizábamos bailables, la pastorela”. En la escuela siempre se anotó para participar en todos los bailables y festivales. Pero siendo niño, su aspiración quedó definida luego de asistir a la obra de teatro “Peter Pan”, con la que quedó tan complacido que se dijo a sí mismo “Yo quiero hacer esto”, y desde entonces le quedó claro que no hablaba de actuar, sino de producir, aseguró.



De la mano a este gusto por el teatro, además se perfiló como locutor con el mejor regalo que recibió del Niño Dios: una grabadora con un micrófono. Y aunque no fue un gran deportista, agradece las clases de futbol y artes marciales porque gracias a esa disciplina, hoy cuenta con esta virtud necesaria para el teatro y los medios de comunicación.

Su incursión en el teatro

Incursionando en teatro en la UNIVA.

En la secundaria comenzó una formación teatral y la continuó en preparatoria, en donde tuvo la oportunidad de participar en el montaje de la obra –que no es católica aclaró– “Jesucristo Súper estrella”. “Esa obra me cambió la visión del teatro musical, soy fan del teatro musical, sale un DVD de una nueva versión y aunque me cueste y tenga que ahorrar lo compro, porque mostraron a un Jesús que la gente no estaba acostumbrado a ver, ver a un Jesús rockear, en la vida, lo pude haber imaginado, pero esa concepción de un Jesús cercano y amigo con los discípulos, creo que a un muchacho siempre le va a llamar la atención ver a Jesús así, a partir de ese momento empecé a querer hacer más musicales, pero nadie se atrevió a decirme ese no es tu talento, pero eso me llevó a quererme seguir formando”.

Ya en la universidad en donde estudió la carrera de Comunicación que cursó en la UNIVA, entró a la compañía de teatro y  participó en el montaje del musical “Notre Dame de París”, y después de esta experiencia propuso hacer un musical idéntico, pero con canciones de Martín Valverde, para los jóvenes,  pero su idea no tuvo eco, en aquél entonces tenía 18 años.

Y es que Carlos había quedado impresionado con Martín Valverde, luego de que asistió a un concierto en el colegio Anáhuac Chapalita, y después de su primer cassette de Cri-Cri, en su infancia, la “banda sonora de su vida” –dice– es la música de Martín Valverde.

Cuando comenzó a trabajar conoció a Luis Ramírez, quien es su mejor amigo y su socio, coincidió con él en gustos y sueños y fundaron LK Producciones, empresa con la que montaron su primer obra: “El Diluvio que viene”. “Es la obra más hermosa que uno puede ver y nuestra producción fue la obra más horrible que uno pudo haber visto. Creo que fue una experiencia, escénicamente fue un gran esfuerzo, pero no fue una obra bonita, tuvimos mucha dificultad”.

“El Diario de María”

Con su amigo y socio, ambos al centro, Luis Ramírez,

en el 2012, a un año apenas del lanzamiento de

"El Diario de María".

Pero Carlos “no quitaba el dedo del renglón”, seguía pensando en un musical con canciones de Martín Valverde, él lo concebía como un musical dirigido a los jóvenes que pudieran estar pasando por momentos difíciles y los ayudara a salir de su depresión, sin embargo Dios quería otra cosa.

La noche del 17 de Noviembre de 2010, preocupado porque desde hacía mucho tiempo no hacía teatro, Carlos fue dócil al Espíritu Santo y lo que plasmó, que creyó que era el conjunto de sus experiencias en la vida, se transformó en un regalo al corazón, creó una obra que relata las últimas horas de la vida de Jesús, vistas desde los ojos de su madre, la Virgen María, que se desarrolla con 15 números musicales de la autoría de Martín Valverde.

Fue un proceso de una noche que agarré mis discos de Martín, los empecé a poner, me di cuenta que Martín Valverde sin saberlo tiene música histriónica completamente teatral y en esa noche salió ´El Diario de María´”.

Al día siguiente buscó a Luis, su amigo y socio, para que diera su punto de vista sobre la obra recién concluida, y su primera reacción fue de asombro porque las canciones seleccionadas, escritas por Martín Valverde, parece que hubieran sido escritas para una obra, coincidió.

El encuentro con Martín Valverde

Días después Carlos se decidió a buscar a Martín Valverde, informó el motivo por el cual le interesaba verlo, “escribí una obra con canciones de Martín, quiero una cita con él para hacer el proceso legal de pedir la autorización para usar sus canciones”, le dijo a Adriana Valdez, gerente de Dinamys Producciones, quien le informó que el cantautor católico salía de gira, se iba de vacaciones decembrinas y no regresaba hasta entrando el 2011, “márcame entrando el año”, le dijo y le tomó sus datos.

Pero no pasaron ni cinco minutos cuando le devolvió la llamada:

-Oye, Martín en 15 minutos llega a la oficina, viene de entrada por salida, dice que si puedes estar aquí en 15 ó 20 minutos, te espera.

Luis no podía estar a tiempo, así que Carlos se trasladó solo al domicilio indicado y sumamente nervioso, por su inexperiencia, juventud y por estar frente a quien había sido y era aún, un ícono en su vida, así que con sumo nerviosismo le presentó el proyecto.

“Martin no hizo ninguna expresión, me dijo cierra los ojos vamos a orar… Y de repente me dice Martín que sí, que adelante con el proyecto, que nos echa porras, que nada más le digamos la fecha del estreno”.

Para montarlo Luis y yo vendimos todo lo que teníamos, que en esa edad qué puedes tener, pocas cosas, préstamos del banco, préstamos de nuestros papás, de amigos”, y el 29 de mayo de 2011 a sus 22 años de edad, estrenaron la obra por primera vez en el Teatro Galerías, bajo la dirección de Armando Bancalari.

 

Una obra anunciada

En el estreno se develó una gran sorpresa, Martín Valverde hizo una revelación sobre la canción Bella Dama, pieza con la que concluye la puesta en escena, así lo relata Carlos:

“Martín soñó la canción, dijo que estaba dormido, tuvo un sueño, que en el sueño escuchaba la tonadita  y no la letra, sólo la música y vio que había gente con ropa de otros países que estaban en una fiesta, de un momento a otro había un círculo y cuando se abrió el círculo, vio a la Virgen María. Se acercó a Ella y le dijo ¿bailamos? Y empezó a bailar con la Virgen y mientras él y la Virgen bailaban el vals, Ella le empezó a decir cosas que iban a pasar, y entre ellas, que iba a haber un musical con sus canciones… ya platicando en confianza me dice: cómo no te iba a decir que sí”.

 

La primera versión

“Creo que el primer milagro fue ver al final a la gente aplaudiendo de pie porque, claro, era la primera vez, el público era en su mayoría la familia, los amigos.” Esa señal, de ver a la gente aplaudiendo de pie, fue para Carlos el sí de María: “Acepto que cuenten mi historia”.

Económicamente hablando, esa experiencia fue desastrosa, Luis y Carlos no recuperaron su inversión y perdieron mucho dinero. Teatralmente hablando buscaron hacerle mejoras a la producción y a la historia, que en esa primera versión no tuvo coreografías.

Después de un tiempo buscando un nuevo director, tanto Martín como Luis animaron a Carlos para que él, que había escrito la historia, la dirigiera para que la produjera como había sido concebida. “Pero no confiaba en mí, y hasta el momento en el que decidí aceptar que había una inspiración divina en El Diario de María, acepté dirigirla”.

Una nueva versión de El Diario de María

Carlos García con sus personajes de María y Jesús.

Después de la primera función, el 29 de mayo de 2011, y bajo la dirección de su propio autor, la obra El Diario de María ya no es la misma, sus trazos, coreografías, y la inclusión de los momentos cómicos la hacen completamente diferente. “Si alguien la vio en el estreno, de verdad lo invito a que la vea otra vez, es otra obra”.

En Guadalajara, la obra se presenta con motivo de su aniversario, en el mes de mayo normalmente, mientras que el resto del año está de gira. Ya ha recorrido gran parte de la República Mexicana visitando Estados como: Colima, Michoacán, Estado de México, Tamaulipas, Durango, CDMX, Quintana Roo y Veracruz, entre otros.

“María nos sigue regalando la oportunidad de estar en Guadalajara, hemos dado 10 funciones, seis de aniversario y otras que nos han invitado a alguna Institución, hemos ido al mejor de los mejores teatros de México y a rancherías, una vez nos invitaron a Uruapan, una ranchería de Michoacán, ´El Diario de María´ va a donde María quiere ir, hemos estado en la ciudad de México, en el Centro Cultural, Teatro 2, que son los teatros que reciben a los musicales de Broadway, que fue otro sueño en el aspecto teatral, también nos hemos presentado aquí en el Teatro Degollado, que es algo que no puedo describir.”

 

De anécdotas y testimonios

Carlos no considera que la obra sea exclusivamente para católicos, porque la puesta en escena plasma el dolor de una madre al perder un hijo, lo cual es un reflejo de la sociedad. De hecho aclaró el punto con una anécdota:

“Una vez llegó una mujer, acababan de asesinar a su esposo días antes y ella fue a la función porque Martín Valverde iba a estar ahí; compró el boleto para entrar al teatro y ver a Martín, llegó y le dijo necesito que me digas unas palabras, me siento muy mal, hace unos días  asesinaron a mi esposo.

“Martín le dijo: –Por algo estás aquí, quédate a ver la obra, y al final la señora se acercó con nosotros y nos dijo, lo que acabo de ver me ha ayudado, no a superar mi duelo, pero sí a saber que es un proceso, y saber que Ella, que perdió a su hijo -y también se lo asesinaron-, se quitó las lágrimas y vio el futuro con esperanza, es el ejemplo. La señora dijo que encontraba en María el ejemplo para superar su duelo.”

Como el anterior, Carlos tiene varios relatos sobre el impacto de la obra, pero para él un testimonio muy importante es el que “El Diario de María” ha unido a sus actores y todos los que trabajan en su producción, en una familia. A pesar de su juventud y de no ser un padre de familia, lo ha transformado en alguien paternal con ellos, se preocupa por los suyos y los une, entre otras formas, con noches bohemias.

Y en esta relación de familia y amistad, LK Producciones cuenta con otra puesta en escena: “Coronados de Gloria”, una obra que presenta un punto de vista sobre la persecución religiosa y las vidas del Santo José Sánchez del Río y el Beato Anacleto González Flores. La obra fue escrita por Luis Ramírez, Nidia Ibaer, Fernando Saucedo, Miguel Ángel Rangel y Carlos García; con música inédita de Luis Ramírez Estrada.

Además de su incursión en el Teatro, Carlos cumple otro de sus sueños, es el Jefe de Arquiradio en la Arquidiócesis de Guadalajara, en donde desarrolla esa otra parte de su ser, pues es “teatrero de corazón, y comunicólogo por elección”, dijo. Su jefe, el Padre Antonio Gutiérrez Montaño, vocero del Arzobispado, le ha otorgado su apoyo para que cumpliendo con su trabajo, pueda salir de gira con “El Diario de María” y “Coronados de Gloria”.

También cumplió su sueño tras los micrófonos, es Jefe de Arquiradio. En la foto con sus compañeras Eva Ortiz y Magda Sánchez.

 “La obra me ha hecho mejor persona”

Carlos estuvo renuente a esta entrevista porque considera que no es alguien, cuyo testimonio de vida, sea digno de compartir, de hecho en entrevista dijo de sí mismo, “soy el peor católico”; sin embargo admitió que “El Diario de María” lo ha hecho mejor persona, su vida ahora ya no está basada en lo material, el rezo del Rosario es parte de su vida diaria y depositar su confianza en María es el reto de cada día, dejar en sus manos la obra, no ser obstáculo para ella en la elección del elenco, aceptar el destino donde se presentarán y aceptar que aún no es el momento de otros destinos que anhelan, así como decidir cuándo se deberá de poner fin a la puesta en escena, son algunos de los temas que cada día acepta dejar en sus manos.

De hecho está seguro de que la manera en que los jóvenes pueden lograrlo todo es depositando su confianza en María. “Si confías en Ella crees en ti, si crees en ti confías en Ella”, y es justo como –considera– los jóvenes deben hacer las cosas, abandonarse en su Madre Santísima para poder avanzar, porque “nunca nos enseñan a creer en nosotros mismos.”

“Yo no hubiera jamás creído que iba a escribir una obra de teatro, jamás hubiera creído en mí, el poder dirigir una obra de teatro, el poder hacer realidad una obra de teatro, pero si creí en mí fue porque confié en Ella y si confié en Ella, creí en mí”.

Las palabras que escuchó en su casa, cuando inició con el proyecto, fueron: “¿Que vas a qué, a montar qué?, ¡estás loco!, por supuesto, las puertas se me cerraron, no una, millones, en todos lados, yo creo que la única persona que creyó en el proyecto fueron los actores, fueron los que realmente creyeron en el proyecto”. Y Carlos confió en María, y la obra salió adelante.

Aunque considera, en cuestión religiosa, no ser un ejemplo a seguir, tiene puesta su confianza en esta garantía: “Ama tanto a María que cuando llegues al cielo Jesús diga: He oído a mi Madre hablar mucho de ti".





Compartir en Google+




Consultorios
Margarita González de Guzmán
Coordinación y formación del catequista
María Luisa Martínez Robles
Catequesis para niños
Marìa Teresa Peñaloza Sanchez
Especialista en pastoral penitenciaria, cursos prematrimoniales, y catequesis dentro de las parroquias
Ma. Elena Miranda
Catequesis dentro de la escuela
Claudia Silva Martínez
Especialista en catequesis parroquial de iniciaciòn cristiana para adulots y jòvenes
P. José Luis Quijano
Asesoría en temas de catequesis
Daniel Cáliz
Pastoral Hispana dentro de la parroquia
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |