Menu



Dios, ¿sufre desengaños?
Aquí radica la grandeza de Dios y la sorpresa maravillosa del mensaje cristiano...


Por: P.Fernando Pascual, L.C. | Fuente: Catholic.net



Dios, ¿sufre desengaños? ¿Llega el día en que “descubre” que sus hijos no somos tan buenos? ¿Se siente traicionado y desilusionado ante los comportamientos humanos?

Resulta extraño decir que Dios sufra desengaños, pues Él sabe todo “antes” de que ocurra. O, mejor, Dios está fuera del tiempo: lo que fuimos ayer, lo que hacemos hoy y lo que seremos mañana están simultáneamente bajo su mirada.

En la Escritura, sin embargo, se habla de los “sentimientos” de Dios de modo humano, y se llega a decir que Dios siente pesar y se arrepiente de haber creado a los hombres sobre la tierra (cf. Gn 6,6-7).

Pero también se dice que Dios tiene un corazón más grande y más amoroso que el de una madre: si ella dejase de amar al fruto de sus entrañas, Dios no puede dejar de amarnos (cf. Is 49,15).

El amor de Dios es eterno, es constante, es fiel (cf. Is 54,8 y Jer 31,3). Incluso después de nuestros pecados, después de las miles de veces que ofendimos su amor y le “desengañamos”, Él mantuvo su cariño hacia nosotros (cuando menos lo merecíamos) y entregó a su Hijo para salvar a los que estábamos sumergidos en el pecado (cf. Rm 5).



Aquí radica la grandeza de Dios y la sorpresa maravillosa del mensaje cristiano: Dios es siempre fiel en su Amor hacia nosotros, aunque no le demos ningún motivo para amarnos y sí muchos motivos para “desengañarle” y para provocarle hacia la ira (cf. 1Jn 4,9-10).

Por lo mismo, la manera cristiana de responder ante los desengaños que sufrimos de otros debe ser semejante a la divina: no con odio o rencor, sino con un amor que sabe esperar, perdonar y acoger. Si Dios ha sido tan bueno con nosotros, ¿no podemos empezar a ser un poco más buenos y misericordiosos con nuestros hermanos? (cf. Lc 6,35-37; 1Pe 3,8-9).

 





Compartir en Google+




Consultorios
Pedro Luis Llera Vázquez
Experto en Dirección y Gestión de Centros Educativos Privados. Consejería en Educación y Cultura
P. Llucià Pou Sabaté
Asesoría para la educación del Adolescente.
Salvador Casadevall
Espiritualidad conyugal, etapas del matrimonio, perdón, solidaridad y educación de los hijos
Estanislao Martín Rincón
Educadores católicos – Orientación Familiar – Apologética
P. Miguel Ángel Fuentes IVE
Orientación espiritual a matrimonios
[+] Ver más consultores
Reportar anuncio inapropiado |