Menu



La Cruz de la paz
Instalan cruz en pueblo cristiano que se salvó de caer en manos del Estado Islámico


Por: María Ximena Rondón | Fuente: ACI Prensa



El pasado 6 de agosto, día en que se celebró la Fiesta de la Transfiguración, se instaló una cruz en uno de los pueblos de la Llanura del Nínive que se salvó de la invasión de los terroristas del Estado Islámico (ISIS).

Los medios locales señalaron que después de la celebración de la Misa en la tarde del domingo, todos los habitantes se dirigieron a la entrada de la ciudad donde fue colocada una estructura de hierro, similar a un arco, en cuya parte superior está la cruz.

A través de un video, la página de Facebook Amigos de Irak destacó que en la ceremonia de inauguración un sacerdote rezó el Ave María en arameo, el idioma que habló Jesús.

Luego el presbítero y la nueva alcaldesa de Alqosh, Zara Yussif Lara, que se declara católica caldea, cortaron la cinta que estaba ante el monumento. Después se iluminó la cruz.

Esta celebración coincidió con la conmemoración del tercer aniversario de la invasión del Estado Islámico a la Llanura de Nínive que provocó la masacre y el éxodo de miles de cristianos.



La ciudad de Alqosh, en la que viven alrededor de seis mil cristianos, es la que ha estado más cerca del territorio ocupado en la región durante tres años por el ISIS.

Según contó a ACI Prensa, el P. Luis Montes, misionero en Irak del Instituto del Verbo Encarnado (IVE), muchos de los cristianos que vivían en Alqosh huyeron de la ciudad por miedo a que fuera tomada por el ISIS, pero después regresaron porque las milicias kurdas lograron defender la zona. Indicó que incluso los habitantes recibieron a muchos refugiados.

Desde octubre de 2016, el ejército iraquí ha logrado expulsar al Estado Islámico de varias aldeas en la Llanura de Nínive.

El pasado 9 de julio, la ciudad de Mosul fue declarada libre del control de los terroristas, luego de haber sido su bastión de guerra en los últimos tres años.

En declaraciones a ACI Prensa, Tanneguy Roblin, jefe de la misión de la organización de ayuda francesa SOS Chrétiens d’Orient en Irak, explicó que la liberación de esta ciudad es importante porque era clave para el regreso de los cristianos a la zona.



Sin embargo, señaló que por ahora todavía estos no piensan regresar a la ciudad porque la urbe ha quedado muy dañada por los combates.

Por su parte, la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) está reconstruyendo cerca de 13 mil casas cristianas que fueron destruidas por los yihadistas.

 





Compartir en Google+




Consultorios
Reportar anuncio inapropiado |